AGUARDANDO POR UN NOMBRE

I
Registradas están tus huellas:
tu polvo se deshace en mi piel.

II
Otro eclipse danza su último vals;
las sombras son fauces olvidadas.

III
Cantan la piedra y el agua
como preludio de lo esencial.

IV
Un golpe de vida, otro de muerte.
Como saldo, una lágrima flotante.

V
Escalón tras escalón,
la vida nuestra avanza,
pulsando su propia aria.

VI
Eres siempre nueva,
inmóvil, espléndida, vaporosa.

0:00
0:00