AL ESTRIBO

¡Que Dios me defienda de mí!

Todo lo que he vivido
detrás de esa pequeña historia,
polvo será.

Sólo me quedará la impudicia
de querer seguir viviendo,
encubriendo mis propias desavenencias.

0:00
0:00