ASCENSOS ONÍRICOS

Hundido nuevamente en el sueño,
fabrico mi novedosa primavera.
trajino por un sinfín de universos.

No es ningún alarde:
sueño y sueño.
Todo vibra en un gran orden.

Mi sueño zumba como un tranvía.

Diría, “Sé que vivo profundamente.
Mi sueño es un exótico triunfo.”

Horas tras horas,
un, dos, tres…
Sueño.

Todo allí es una diapositiva a gran color.
No quiero otra cosa que soñar
bajo la luz azulada de todos los mares.

Yo seguiré jugando al sueño.

En mi regocijada alma,
todo huele a sueño.

0:00
0:00