¡AY, PATRIA!

No todo el amor del mundo
debe ser para las patrias.
Cada invocación de amor
debe ser para los que tienen sed.

Oigan el paso del amor
en los huesos de los tristes,
en el sacrificio de ser hombre
y no en las raíces inexistentes de la Patria.

0:00
0:00