Colgar a tiempo

Todo debe llegar a su tiempo de ebullición, por subversión o revisión;
este fundamento es natural, en creciente cada cosa es obediente a algún deseo (igual que el amor)
y cuando se exhortan las cosas; ebullen, y el vacío entra otra vez en duda.

Los átomos y las galaxias se expanden, los estados comienzan a carecer de interior,
ellos solo tienen lugar en el tiempo de las entelequias.
Lo impresionante de la ebullición es que cada cosa fragmentada rompe el silencio,
y cada parte habla su propio idioma.

 

Berlín/2016

 

Papyrus:

0:00
0:00