Circunloquio de la decencia                  

a Alicia Consuelo Legarda Bruckman

 

Incorporada a la vida

la llamaron Alicia Consuelo.

Nacida entre la luz del deseo,

probó el amor en todas sus formas

y prologó su vida y su epitafio

con la escritura y el regocijo de la pasión.

 

Alicia Consuelo, incorporada a la plenitud de la vida,

redactó su existencia con una marcada y verosímil cristiandad.

 

Hoy que se van los días

y qué acto fúnebre se lleva su físico,

bajo este circunloquio decimos que Alicia nos impuso

la ética del amor,

a través del poder de la decencia.

 

0:00
0:00