EJES MAGNÉTICOS

 

AZ-1

En tiempos contemporáneos,
un hombre con dignidad
parece una gaviota extraviada en New York.

 

AZ-2

Los vanidosos y soberbios
fabrican cicatrices hasta en los espejos.

 

AZ-3

Una temblorosa melodía
atraviesa la noche
nutriéndonos de nostalgias,
para en otro momento
poder amarnos un poquito más.

 

AZ-4

Fácil resulta vivir o morir; más si te rindes ante tu destino, te embalsamará rápidamente la agonía.
De modo, que deberás sembrar árboles para que la muerte no te pille existiendo sin algún propósito.

 

AZ-5

Mira bien por tu ventana;
la vida y el pan
te llegarán día a día para iluminarte.

 

AZ-6

Toco tu vientre,
y paladeo intensamente
la profundidad de tus deseos.

 

AZ-7

Pienso en la dulzura de poseerte,
y emerge tu virginal desnudez
que me arrulla entre tus pechos.

 

AZ-8

Allí tú, sí; tú,
esperando que alguien toque tu corazón
para amar como tú piensas que se debe amar.

 

AZ-9

Quien comprende bien
los acentos y silencios
de su propia voz
puede poseerse a sí mismo.

 

AZ-10

Cada caricia y madrugada es nueva, cuando en las artes del amor la inocencia no queda secuestrada.

 

AZ-11

Soy un tierno animal
que quiere ejercer
el tierno ritual de amar
y de bautizarnos entre
el desamparado latido
de nuestros temores.

 

AZ-12

Pronto seré un alma
que intensamente dormirá
en mi vieja identidad de sal y agua.

 

AZ-13

Bendito aquel Ángel de la Guarda, en quien mi Madre me enseñó a confiar.

 

AZ-14

Día a día me despiertan los zumbidos de la mar,
que persiste y que a pesar de mi edad vive desbrozando mi propia maleza.

 

AZ-15

Frente a los espejos del Poder,
una humana rebelión que siempre se amotina.

 

AZ-16

A los pueblos latinoamericanos,
de tanto buscar identidad
solo les está quedando
el hollín triturado de su dignidad.

 

AZ-17

Esta es mi Patria tan ingenua,
como los niños que sueñan.

¡Viva la Patria!

 

AZ-18

¿Qué Patria es esta;
donde los ríos bajan cargando
riqueza y todos los días nos la consumimos?

¿Qué Patria es esta?

 

AZ-19

Cuidado con el mundo sin fondo.

Los sueños y expectativas;
enredan la realidad entre profundos tufos.

 

AZ-20

Frente a la furia ebria de los hombres con poder, solo se ve un Universo desbastado por no entender la importancia de las cosas minúsculas.

 

AZ-21

Zarpo como un peregrino en una canoa por los ríos.
En tanto, la Garza Roja me alberga con su cálido pecho y con sus hechizos.

 

 AZ-22

Que los Santos extiendan sus milagros sobre los pueblos olvidados y sobre el olvido.

 

AZ-23

En la silenciosa fiesta de la paz, que cada ser humano sepa renovar sus buenos hábitos y costumbres.

 

AZ-24

No te apures,
cuando la vida es juiciosa
se la va tomando lentamente
como a una buena copa de vino.

 

AZ-25

Cuando te enseñan a ser ciudadano de verdad,
te obligas a ser respetuoso por los deberes humanos:

Trabajar, ahorrar, pero, sobre todo; a rezar de verdad.

 

AZ-26

La poesía para muchos luce inútil, más te puede llenar de amor o de patriotismo, de vacío, o de clandestinidad,
que le va dando sentido a cada vida.

¡El poema! Sí, la poesía, le va dando intangible sentido a la vida.

 

AZ-27

Cada domingo
todo se vuelve un nido,
ya que toda la familia
con su inocencia y alegría
comparte frente a la mesa.

 

AZ-28

Canta y reza con fuerza
para ahuyentar los miedos
y los remordimientos al ritmo de una letanía.

 

AZ-29

Ciega busca la humanidad
entre sus agridulces efluvios,
sin entender el poder sideral.

 

AZ-30

Entre tus latidos
y el renovado silencio;
la memoria excitada,
como dicen los colombianos: “Por la Rumba”.

 

AZ-31

Taciturna la humanidad;
sigue olvidando el porqué fue expulsada del paraíso.

 

AZ-32

Tu secretísimo ritmo,
aflora cuando yo poso mis manos sobre tu extensa piel.

 

AZ-33

Nazco y muero buscando purificación, sin embargo;
en espiral vuelvo a caer sin haber encontrado nada.

 

AZ-34

Desanudo mis deseos;
me reencuentro con la rosa ardiente que hay en tu dulce vientre.

 

AZ-35

Frente al sueño
atropellado del deseo;
el vértigo del amor
que enciende el tambor
empecinado de tus latidos.

 

AZ-36

Quien evoluciona bien,
habrá comprendido el honor
de saber olvidar lo necesario.

 

AZ-37

Tengámoslo bien claro:
“Ninguna imagen es fiel a nada”.

 

AZ-38

Plantada en mi inconciencia;
mi lealtad al amor
cósmico por tu cosmos.

 

AZ-39

Cada noche de luna llena,
recupero para mis pupilas
la luminosidad entera de tu espalda.

 

AZ-40

Bogar en las honduras de tu deseo, es un deporte extremo.

 

AZ-41

El propio miedo se lo digiere masticándolo,
y asimilando la ración diaria que la vida te asigne.

 

AZ-42

Humanamente aseguramos los días matando el tiempo,
sin saber afirmarnos entre sus segundos y fracciones.

 

AZ-43

Cuando el dolor aletargue o acelere,
las palpitaciones de tu cuerpo
llegarán espiritualmente a una meditación inteligente.

 

AZ-44

Te olvidé, pero ahora que te vi,
volviste a ser la palpitación ansiosa que algún día se fue.

 

AZ-45

Almas inquietas;
noches estrelladas que nos siguen estrellando.

 

AZ-46

Esperando la noche,
me reencuentro con tus nostálgicos besos.

 

AZ-47

A la espera de atravesar el Universo… Me atrapó tu vientre.

 

AZ-48

A la hora del café,
tu sensual delirio me ahoga
entre tus besos cargados de cafeína.

 

AZ-49

En el mundo nocturno,
tu silueta es la mayor estrella.

 

AZ-50

Mi Maestra Lily, decía;
“que ella era nuestra Maestra
para sacarle punta a nuestro cerebro”.

 

AZ-51

Qué frágiles que fuimos,
somos y seremos.

Ahora, solo somos vida cibernética;
humanamente muy débiles.

 

AZ-52

Borrar el dolor,
es borrar la información
que te regala la experiencia.

 

AZ-53

A veces lloras tanto,
que me inundas con tus lágrimas peregrinas.

 

AZ-54

Quien seca bien sus lágrimas,
deshidrata eficientemente sus dolores.

 

AZ-55

Aunque eres una Rosa,
y por ende; tienes sutiles espinas,
quiero abrazarte en grande una y otra vez más.

 

AZ-56

Error craso:
No llorar por simplemente ser “grandote”.

 

AZ-57

Que nadie reconozca tu “yo” verdadero;
te puede estropear.

 

AZ-58

No hagas de tu día una diaria tormenta;
puedes amanecer infartado.

 

AZ-59

No estropees tu propio balance,
puedes volver impropia la armonía de tu florecer.

 

AZ-60

Es difícil balancear el latido del corazón con las neuronas… Muchas veces produce resacas.

 

AZ-61

No te derrumbes;
abraza los latidos de tu corazón.

 

AZ-62

A veces contemplo las piernas de las Damas,
y comprendo que lo que quiero es vibrar.

 

AZ-63

Sácate todas las máscaras
y bótalas en algún incinerador;
descubrirás que no eres lo que piensas que eres.

 

AZ-64

Todos hacen algo de daño,
pero no olvides que tú también.

 

AZ-65

Ahogados por nuestra propia sombra,
nos empapamos día a día de más narcicismos.

 

AZ-66

No pidas que te carguen;
alguien dominará tu Yo.

 

AZ-67

Quien quiere ser parte de un mundo ajeno,
quedará ahogado sin saber con propiedad, qué decir ni hacer.

 

AZ-68

No pienses en demasía,
al final no sabrás nada nuevo,
podrías quedar, inclusive, más confundido.

 

AZ-69

“La literatura y la música,
son grandes calmantes del alma”.

 

AZ-70

“Tus palabras tan femeninas encienden todos mis fuegos”.

 

AZ-71

¿Quieres volver psicótica a una Dama?… ¡Hiérela!

 

AZ-72

Quien trabaja en su íntima energía;
obrará como un Dios.

 

AZ-73

“Leer es vivir con la fuerza del espíritu ajeno”.

 

AZ-74

Los seres humanos inteligentes valoran los Universos ajenos.

 

AZ-75

Quien sabe amarse a sí mismo, poda día a día su ego.

 

AZ-76

Es inteligente amarse a sí mismo,
para que crezca la más íntima Canción de Amor.

 

AZ-77

El chocolate y su íntima ricura,
me hace arder con su poderosa combustión.

 

AZ-78

En ti, el tiempo se vuelve nano-fraccional.

 

AZ-79

Quien aprende a amar sin cadenas,
conoce más íntimamente la cadencia de un abrazo.

 

AZ-80

Enamorarse; es saber abrir la puerta de otros mundos.

 

AZ-81

Un hombre enamorado,
vive buscando a su amor
a primera y última hora.

 

AZ-82

Agradezco a mi Dios que me regaló la mejor versión y visión de una Dama, por ello, he podido explorarla con más precisión.

 

AZ-83

Somos inagotables soñadores,
intentando eternizar nuestros besos.

 

AZ-84

Nuestro amor
es un sin sentido
de altísima sensibilidad.

 

AZ-85

“Entre tus latidos aprendo a leer tu corazón”.

 

AZ-86

Tus encantos llevan el sabor del dolor, sobre todo, cuando espero tu llamado y quedo días en stand-by.

 

AZ-87

El arte es tan poderoso, que Van Gogh olfateaba el color.

 

AZ-88

En un día gris,
hay que saber airear hasta el corazón.

 

Trigonometría de la Pasión

 

AZ-89

Aunque sea tangencialmente,
hazme soñar con el seno y coseno de tu ser.

 

AZ-90

Unas peritas dulces
no hay que solo comérselas,
sino saberlas disfrutar.

 

AZ-91

Es tal mi chifladura,
que serías una loca si me retienes.

 

AZ-92

Antes de que se haga un triángulo amoroso,
es mejor que cada quien se reencuentre con su pareja.

 

AZ-93

Mi historia la iniciaron mis Padres,
con tintes de amor muy claros y específicos.

 

AZ-94

Quienes exploramos las artes,
descubrimos universos maravillosos y polifacéticos.

 

AZ-95

Quien sabe quererse,
sabe también enamorarse.

 

AZ-96

Tu ser posee una silueta
que ilumina hasta lo más oscuro.

 

AZ-97

Ahorra energía,
zambúllete en la Naturaleza para recargarte.

 

AZ-98

Los amantes sabios saben hacer el corte final.

 

AZ-99

Un amor instantáneo es como un desayuno,
sabe a café instantáneo.

 

AZ-100

Amores que duelen;
aquellos que hacen soñar
con sueños que luego se desarraigan.

 

AZ-101

El amor es como una mecha,
que se enciende y comienza a consumirse.

 

AZ-102

¡Buenas Noches!

Comienza mi única relación duradera; la que tengo con el sueño.

¡Buenas Noches!

 

AZ-103

Quieres huir de la realidad;
llévame contigo,
ya que en tu locura radican todos los paraísos.

 

AZ-104

Quien administra bien
su vuelo nocturno,
no requiere de pastillas ni tranquilizantes.

 

AZ-105

Mi amada luna,
tú que vuelas en el cielo
y sobrevuelas todos los océanos
exhibiéndote día a día,
y que a todas las hembras alunas, dime:

¿Cuál es tu contacto con la divinidad?

 

AZ-106

El verano, para volver a ser verano, va mudando la piel para volver a renacer.

 

AZ-107

Bailemos bajo la lluvia,
nos diluirá hasta llevarnos al fondo del mar.

 

AZ-108

En forma salvaje y libre,
quiero volverme a encontrar contigo
en una noche de invierno tropical.

 

AZ-109

El domingo debe ser un cántico para renacer entre las sábanas.

 

AZ-110

Creer en la resurrección te proyecta a ir hacia tu primer amor: “La Madre”.

 

AZ-111

Tu ausencia, Madre,
domina todos los rincones de nuestra casa. ¡Madre!

 

AZ-112

Cada mañana
quiero inscribir sobre tu piel
una cascada de besos.

 

AZ-113

Frente a una mañana transparente,
los estuarios de tus efluvios envisten mi piel con pasión.

 

AZ-114

Devuélveme con urgencia mi energía,
el calor de mis besos te los llevaste tan distante.

 

AZ-115

Veo morir mi muerte,
cuando tus pulsiones pasionales no encienden nuestro lecho.

 

AZ-116

Las palabras arrastran silencios que permiten compartir sueños.

 

AZ-117

Los seres humanos
nacemos para ser asesinados
por la codicia y soberbia humana.

 

AZ-118

El vanguardismo de los más necios, añeja más populismo.

 

AZ-119

El socialismo chavista generó un bestiario que alteró la moral, el pensamiento, haciendo que todo se movilice por el hambre, la demencia, la denuncia y el miedo.

 

AZ-120

Solo los poetas saben decodificar el furor del amor.

 

AZ-121

El Metaverso es una tormenta tecnológica que apunta hacia el caos total, para que alguien reine solito.

 

AZ-122

Entre tus ojos se agazapa toda la luz de lo eterno.

 

AZ-123

Tus caderas son olas que me revuelcan.

 

AZ-124

Cuando desnudas tu cuerpo
libero todos los diablos
que ha engendrado mi vida.

 

 AZ-125

Las estrellas tiemblan
cuando tu cuerpo examina
la vitalidad de la luna.

 

AZ-126

Los calados poco profundos en el amor son solo aromas efímeros.

 

AZ-127

Si ya sabes vivir la vida
inscríbete en un curso
para aprender a vivir la muerte.

 

AZ-128

De propina, niña hermosa,
solo te puedo dejar este Poema.

 

AZ-129

A los muy pobres,
solo les queda la noche para capitalizarse.

 

AZ-130

“Atómico el odio; decapita lo humano”.

 

AZ-131

Algunos pobres
van por el mundo sin maleta,
queriendo ignorar donde llevar su presente.

 

AZ-132

Quien fluye por el cauce de su propio río,
gozará de buena vista y salud.

 

 AZ-133

Quienes van en contravía del sistema, por lo general, rápidamente se erosionan.

 

AZ-134

Los melancólicos nunca están solos, viven intensamente su melancolía.

 

AZ-135

Quien vive sin secretos,
seguramente es un bocón.

 

AZ-136

Abre un libro antiguo;
harás salir la inteligencia desde sus catatumbas.

 

AZ-137

Mis recuerdos infantiles siempre los acunará: El río, las iguanas y las garzas.

 

AZ-138

Decía un Gaucho:

“Nosotros, los argentinos,
hemos llegado a un gran acuerdo nacional:
Nunca estar de acuerdo, o mejor dicho, vivir en DESACUERDO”.

 

AZ-139

Quien comparte la alegría,
vive intensamente el doble.

 

AZ-140

Me encantas cuando te desbordas,
y arrullas todo lo que en mí se ha debilitado.

 

AZ-141

Frente al silencio de las ruinas; la fiebre fría de sus piedras.

 

AZ-142

La ciencia nos ha hecho pensar
que creer en los milagros
es cosa de idólatras o idiotas.

 

AZ-143

Todos, sí, todos,
quedaremos desahuciados
frente a los engranajes del tiempo.

 

AZ-144

Toda nación donde reinan
o hay aspirantes a “salvadores”,
pronto será un paisaje deshecho.

 

AZ-145

El tiempo siempre fallece
haciendo sus propias implosiones.

 

AZ-146

Mi Padre decía:

“Morir respetando los principios, es vivir desde el principio por principios”.

 

AZ-147

Con una cascada de desmesuras,
quiero cubrir tu cuerpo
con mis apasionadas azúcares.

 

AZ-148

Dame tu boca, para besarte como un pájaro carpintero.

 

AZ-149

Que nadie zurza miedos en tu alma;
vivirás una asfixia perpetua.

 

 AZ-150

El mañana viene para los cubanos con muy pocas migajas, las esperanzas se fueron, en Playa de Girón siguen creciendo las calaveras.

 

AZ-151

Las horas de la infancia se hacen siempre cenizas.

La vida siempre avanza,
aunque cada uno vaya perdiendo su ilusión.

 

AZ-152

Ella es siempre: luz nueva.

 

AZ-153

“No pretendas tapar el vacío;
agárrate bien como que si fueras una telaraña”.

 

AZ-154

Ya no quedan muchos hilos de agua clara, gobierno tras gobierno han dado permiso para devastar todo cauce y forma de agua.

 

AZ-155

Te aprendí amar a pesar de mis profundas fallas telúricas y lujuriosas.

 

AZ-156

Los cementerios son una sociedad de mármol que la iluminan un montón de datas, datos y epitafios.

 

AZ-157

Plutócratas y Burócratas,
siguen exprimiendo a la masa
sin ningún tipo de escrúpulo ni colador.

 

AZ-158

Soy un apasionado, enamorado de los balcones y áticos de Madrid.

 

AZ-159

Con dogal y látigo,
los Castro ya volvieron a dominar el escenario en Cuba.

 

AZ-160

Izquierda y Derecha,
aglomeran día a día más ovejas que van por la misma carretera.

¡Beee!

 

AZ-161

Con la fuerza de la ilusión,
ella me condenó a vivir intensamente su amor.

 

AZ-162

Cada vez que la contemplo desnuda,
mi poesía se vuelve más inconclusa.

 

AZ-163

Sin recato protocolario,
te amé como un Poeta lleno de fantasía
al verte frente a la luna que a solas te desnudaba.

 

AZ-164

Con caricias desmesuradas,
tu nocturno amor lleva la exquisitez
de tus espumantes mareas.

 

 AZ-165

A la hora de la ira no te pierdas en devaneos.
Haz como el búfalo; eleva tu memoria como un gran centinela.

 

AZ-166

Frente a la hecatombe humana de pueblos que no hallan orilla alguna,
los Poetas de arrabal encienden la espera entre vagones de terquedad.

 

AZ-167

Frente a las olas agitadas de la noche,
la luna que regula todo
se vuelve como una cápsula de Novalgina.

 

AZ-168

Cuando caiga la calma;
espero que no se aleje la música ni el silencio,
ni tu risa encendida, ni tus seducciones errantes,
sino que juntos entremos en la vía láctea
para explorar los ritmos y timbres del amor cósmico.

 

AZ-169

El amor a veces es tan sordo
que no escucha los síntomas del empacho.

 

AZ-170

Tu ausencia ha fusilado
hasta el encanto existencial
de tus potenciales abrazos.

 

AZ-171

Las aspas de la muerte nunca fallan cuando comienza el azar de la vida.

 

AZ-172

Cuando me cortaron el cordón umbilical,
me extravié fuera de la maternal Eternidad.

 

 AZ-173

Quien lleva migrañas en el alma,
deja esfumar el potencial de una libre navegación.

 

AZ-174

Por encima de los viejos recuerdos,
gravita el presente y sus posibilidades.

 

 AZ-175

Soy un loco inofensivo que usufructúa de las tentaciones femeninas, sus tensiones y distensiones.

 

AZ-176

Al borde de la soledad humana,
esta generación posmoderna quedará desabrigada,
a bordo del poderoso y novedoso Metaverso.

 

AZ-177

Frente a la muerte;
la religión tiene ritos y rituales,
más la ciencia pocas tretas.

 

AZ-178

Mi biblioteca,
mis libros y mis anotaciones,
forman un super “yomismo”.

 

AZ-179

El mar,
como el vientre femenino,
es siempre revolucionario.

 

AZ-180

Una tragicomedia sonámbula,
porta nuestros criollos políticos.

 

AZ-181

Cada vez que veo una estrella fugaz,
recuerdo cómo tus ojos coquetean.

 

AZ-182

Si tu corazón no me sostiene,
me asfixiaría entre nuevos naufragios.

 

AZ-183

Desde mis barrancos,
veo naufragar la historia del campesino.

 

AZ-184

¡Poesía!

No permitas que abandone mi locura,
ni que las extrañas voces de la brisa no me inspiren.

 

AZ-185

Guayaquil es una ciudad llena de mosquitos,
y de un horizonte delictivo
sobre el que hay que caminar en puntillas.

 

AZ-186

Tú y yo hacemos florecer el placer con el simple parpadeo de nuestros ojos.

 

AZ-187

Cada quien carga su mundo,
lleno de pálidos o vivos fuegos
para recrear su propia “geografía esencial”.

 

AZ-188

La vida nos va tejiendo mallas y trampas,
para que caigamos de culo o entre redes de protección.

 

AZ-189

Desde el negro corazón de la sociedad latinoamericana,
sus ciudadanos deben catapultarse para ubicarse dentro de alguna oportunidad.

 

AZ-190

En la infancia los días son eternos.
En la vejez, exquisitamente breves.

 

AZ-191

La fragilidad de nuestro presente,
día a día hace arder el vuelo de cualquier mariposa.

 

AZ-192

Son las palabras las que cambian nuestro mundo,
por lo tanto, cuando comienza a amanecer;
murmulla y habla con rigurosa energía.

 

AZ-193

Te debo un beso, más no sé cómo acertar
cuando tenga la oportunidad de ver tus pechos.

 

AZ-194

Laten tus labios y se desborda tu vientre,
cuando emboco en tus oídos mis desafinados poemas.

 

AZ-195

“Los remordimientos dejan mordeduras que nos acojonan”.

 

AZ-196

Voy a invadir tu cuerpo con mi pincel de carne.

 

AZ-197

Eres una Dama, que cuando agitas tus alas pasionales oxigenas toda asfixia.

 

AZ-198

Tú eres fuego que me empapa con tus poéticas cadencias.

 

 AZ-199

Eres la Dama de la Amapola,
que con cualquier atrevimiento a los caballeros excitas.

 

AZ-200

Me afané buscando la meridiana existencia,
más en ti encontré tormentos.

 

AZ-201

Digámoslo sin miedo, ni temores:
“La arrogancia y su imperturbable egoísmo lleva a la humanidad a la deriva”.

 

AZ-202

Digámoslo sin temores: “Sin el amor hacia los amigos no hay sentido de compartir”.

 

AZ-203

En una sociedad donde no cabe la espontaneidad; todo se asfixiará…

 

AZ-204

La existencia humana sin el poder del perdón se vuelve insondable,
y el Ser se vuelve títere del pánico.

 

AZ-205

Quien rechaza soñar, enciende la hoguera para quemar todo lo que le da sentido a la vida.

 

AZ-206

La vida es maravillosa cuando se la fermenta con pasión.

 

AZ-207

En este tiempo posmoderno, vivimos el mayor naufragio moral y un escalofrío que nos estremece, producto de nuestra inconciencia social.

 

AZ-208

La Patria, los territorios,
son burbujas mitológicas que sostienen el egoísmo de unos cuantos.

 

AZ-209

Los silbidos de la traición,
no los perciben ni los escuchan
los pueblos llenos de pura fe.

 

AZ-210

Quien vibra pensando en el paraíso y escucha la Palabra de Dios,
entenderá que la muerte es solo un medio para hallar luz.

 

AZ-211

El hambre hace al hombre el gran aprendiz del vacío.

 

AZ-212

La sordera pasional vuelve a la inteligencia humana un semillero de errores.

 

AZ-213

Frente a una oscura soledad,
busca una cristalina luna para diluir su densa oscuridad.

 

AZ-214

Los populistas divierten y también les prometen engordar a sus pueblos, y luego, los revenden caro a sus propios rivales.

 

AZ-215

Son tantas dudas las que nos gobiernan,
que aún no sabemos cómo orientar
adecuadamente nuestras propias riendas.

 

AZ-216

No hagamos del tiempo una baratija;
reconozcamos en él los artilugios de la calma.

 

AZ-217

Para decirnos adiós ya habrá tiempo.
Este breve lapso vivámoslo por pura pasión.

 

 AZ-218

Disfraza bien tus apatías y simpatías,
lograrás despistar a quienes quieren cortar o recortar tus atajos o antojos.

 

AZ-219

Titubear en cosas del amor es condenarse a padecer.

 

AZ-220

Nuestros abrazos son viciosos y contagiosos,
y nos donan fosforescencia para eliminar toda pesadumbre.

 

AZ-221

Cobardemente, muchos se pierden entre cosas del amor.

 

AZ-222

Demasiado orden mental, interrumpe las formas éticas y estéticas de la creación.

 

AZ-223

El verdadero amor no hace perder la pasión ni la dignidad.

 

AZ-224

Lacónico, laconista y torpe; la escuela estructural del poder criollo.

 

AZ-225

Piden, piden, piden, pero no producen frutos.
Además, quieren que les den el zumo exprimido, y con petulancia estridente dicen que son ciudadanos oprimidos.

Piden, piden y piden.

 

AZ-226

Amo escribir tanto con pluma, que si no hay tinta uso mi sangre.

 

AZ-227

La fuerza moral sí la tengo,
me la legó mi Madre a fuerza de morados y abrazos.

 

AZ-228

Quienes saben renovar la amistad
fecundan raíces y frutos vigorosos.

 

AZ-229

Las pasiones más poderosas, al pasar del tiempo se convierten en profundos remordimientos o linchamientos.

 

 AZ-230

Frente a espíritus rapiñeros,
hay que derrotar con fuerza
sus conspiraciones infecciosas
con el “arte” de una oposición y posición ética.

 

AZ-231

Quien se lucra del infortunio
sin ética ni límite alguno,
contamina la vida
con mugrientas ambiciones.

 

AZ-232

En otoño;
las hojas cambian de color como los muertos.

 

AZ-233

Cuando se pasea el segundero, es porque vas a la velocidad del tiempo; aniquilando los segundos.

 

AZ-234

Se requiere voluntad
para que nada ni nadie
te imponga alguna apariencia.

 

AZ-235

Una errada respiración puede izar una pésima inspiración.

 

AZ-236

En el Ecuador, la amnesia siempre nos vence.

 

AZ-237

Los Patriarcas latinoamericanos refutan permanentemente su incompetencia, y todo el problema lo reducen a que todo es culpa del “imperio”.

 

AZ-238

A la plutocracia latinoamericana y a la aristocracia socialista latinoamericana, solo les queda el espacio de la soberbia y la codicia, ya que están totalmente desentendidos del problema latinoamericano.

 

AZ-239

¡Qué indiferencia!

La política es puro marketing, de quienes poco o nada les importa el problema social real.

 

AZ-240

El bribón escatológico que hay dentro de cada caudillo es lo que nos ha jodido de verdad.

 

AZ-241

Solo tienen derecho a exigir, quienes tienen el deber hecho para poder cosechar.

 

AZ-242

Las pestes y las guerras, han puesto a algunos de vencedores o de héroes después de muertos.

 

AZ-243

Pulula la estupidez por América Latina, por ello, se mantiene la espada de Bolívar como la aurora y el poniente latinoamericano.

 

AZ-244

Fétido todo espíritu
que no sepa deletrear
los labios de un ser amado.

 

AZ-245

Tu intensidad me desconcierta,
tus besos me electrocutan,
pero cada vez que te me brindas
hago un brindis por tu virginidad
para que ella no se circuite.

 

 AZ-246

Tus caricias tienen un acento hipnotizador,
pero imponen una condición:

“Quien quiera completar su fantasía tiene que ignorar tu prominente pasado”.

 

AZ-247

Tú eres mi ciclón y calma,
y como yo soy un alma naviera
he tomado la decisión de amarte cada vez que por tu Puerto pase.

 

AZ-248

En las matemáticas rurales,
el compartir es la más gratificante multiplicación.

 

AZ-249

Ella, cual gacela,
dejó en mis labios una herida
que nunca la querré cicatrizar.

 

AZ-250

Tu sonrisa remedia hasta la violencia afectiva de todos tus excitados pretendientes.

 

AZ-251

Tengo una disléxica frustración,
cuando veo tu titánico Ser
me ofusco con mis sonsos temores.

 

AZ-252

Un proyecto de amor se moviliza por acción o inercia,
pero se afianza mejor cuando se bebe vino.

 

AZ-253

Cuidado con las manos y almas exigentes;
hurtan tiempo y nos hacen desbocar hasta por el esófago.

 

AZ-254

Los celos encabritan desequilibrando el albor de la vida plena.

 

AZ-255

Ojalá, tu agresividad de pantera vívida pernocte en mi pradera.

 

AZ-256

Tus efluvios femeninos persisten en estallar sobre mi masculino lecho.

 

AZ-257

Si el toro tiene alma, que de seguro la tiene,
seguramente en el juicio final Dios se recordará de esas plazas y arenas de perversión.

 

AZ-258

Entre tus manos;
el inmenso poder de tus espirituales caricias
que me hacen hacer cuentas de cuántas bendiciones me has donado.

 

AZ-259

Frente a tu íntima y sedosa flora me rindo,
más adivino que allí hay locura y no desamparo.

 

AZ-260

Tus besos tienen el encanto de luces sonoras que nos funden y refundan en cada encuentro.

 

AZ-261

Los seres emocionalmente inteligentes exprimen cada segundo para extraerle un piropo más a la vida.

 

AZ-262

Tú piel es lienzo para un beso absoluto,
y tu cuerpo “Cúpula Santa” para mi diaria comunión.

 

AZ-263

La política ecuatoriana es un cometido carente de contundencia, por ello, ausculta bien y verás que los pueblos tienen doblegada la boca por tanta injusticia, más su cuerpo social luce satisfecho en ese profundo vacío.

 

 AZ-264

A quien le gusta albergar nostalgias materializa ambivalencias; bosteza y vibra entre estupores.

 

AZ-265

Todo falta, en aquellos pueblos que dejan que les inflamen la Patria, es decir: “Patritis”.

 

AZ-266

¡Ay, Rafael!

Ni la coherencia ni la decencia han sido tu mejor asignatura; eres el mejor acólito de desfalcos y latrocinios.

 

AZ-267

La dignidad y la verdad nunca florecen cuando sus líderes conociendo bien la historia prefieren ignorarla.

 

AZ-268

Cuando la pena es obsesiva comienza abundar la estupidez.

 

AZ-269

Cada ser humano llega a un sustancial destino cuando lleva bien puesto su nombre, y pondera día a día el rumbo de su alma.

 

AZ-270

Quien se libera de autarquías flota sobre mares y entre estrellas.

 

AZ-271

Conseguiremos mejor ambiente y sustento si menguamos la corrupción privada y pública.

 

AZ-272

En la historia, muchas veces se ha confundido delirio con sabiduría.

 

AZ-273

Sabio, es saber aquilatar la hora de la retirada para no recibir una goleada.

 

AZ-274

Quien quiera acrecentar su linaje; con preclaro espíritu alimente su decencia.

 

AZ-275

Combustibles los sabores de tu piel;
ellos jamás me dejan evadir tu profunda belleza.

 

AZ-276

Para ser sibarita de verdad y con clase, debe imponerse uno mismo los límites.

 

AZ-277

Latinoamérica vive la posmodernidad sin comprender e integrarse a tanta connotación científica y filosófica, ya que no es capaz de improvisar con propiedad espiritual ni intelectual.

 

AZ-278

Llega la madrugada, e incansables rondan nuestros besos.
El alba, una vez más, nos regala una nueva exquisitez.

 

AZ-279

La primitiva vehemencia está cargada de milenarios acordes y acuerdos.
Desde las cavernas, se ha embriagado al ser humano una y otra vez en nombre de sus encolumnes dioses.

 

AZ-280

Mi Padre siempre me decía: “Hijo; siembra y prosigue”.

 

AZ-281

Entre el ser y el parecer; tu personalidad.
De alguna manera debes alcanzar una propia identidad.

 

AZ-282

Espero que mi vida logre alguna simetría entre lo que ofrezco y lo que obro.

 

AZ-283

Qué pobre que puede morir un hombre cuando nunca pudo confesar haber bien nacido.

 

AZ-284

Aunque sueñes todas las noches el mundo no será distinto, si no te esfuerzas ayudando al cambio que aspiras.

 

AZ-285

“No te quejes de los dolores;
nos recuerdan que estamos vivos”.

 

AZ-286

“Qué difícil que es olvidarte; tus recuerdos me hacen existir”.

 

AZ-287

La vida nos impulsa a múltiples vacilaciones.

Reflexiona, para no caer en el vacío o en el vicio.

 

AZ-288

La luna juega con tu sombra,
y yo juego mirando tu silueta,
creyendo fielmente que tú eres mi semi-diosa.

 

AZ-289

Dios nos llamará…

En resumen, nuestra fecha de partida será la bienvenida a ese reino tan cacareado.

 

AZ-290

Lo único que humanamente
nos debe preocupar
es no poder concebir y concretar
un plan real para vivir.

 

AZ-291

Tragicómica siempre la dimensión humana;
viene y se va de este mundo
sin que nada ni nadie lo pueda predecir.

 

AZ-292

Tarde o más temprano,
cada quien quizás reconozca
que lo que desprecia tanto de los otros
es algo eminentemente propio.

 

AZ-293

En resumen, el psicoanalista lo único que hace es ver qué puede limpiar de la “papelera” de cada inconsciente.

 

AZ-294

Compréndelo bien:
Cuando una Dama te diga “nunca”, tarde o más temprano hallarás su real significado.

 

AZ-295

Hay cosas, que por más que se las estructure nunca cambiarán… “El aroma del mango”, por ejemplo.

 

AZ-296

Por más que el hombre invente la bomba “X”, no logrará herir la eternidad.

 

AZ-297

“La lluvia es la memoria de la eternidad”.

 

AZ-298

Cuando te dejo,
me imagino que acaricio brevemente tu piel
para potenciar mi memoria y poder potenciarme más.

 

AZ-299

Que la angustia no se enrosque en tu ser.
Medita, y seguramente, hallarás calma.

 

AZ-300

Loco o muerto, somos clamor de la eternidad.

 

AZ-301

“Mi vida es tan real que no la cambio por un sueño”.

 

AZ-302

La búsqueda de la eternidad tiene una gran trampa: “El olvido”.

 

AZ-303

La vida le ha enseñado a la humanidad que esta se reconstruirá una y otra vez con los escombros de cada nuevo naufragio.

 

AZ-304

En la búsqueda de la supuesta verdad, con mucha frecuencia terminaremos engañados, autoengañados o accidentados.

 

AZ-305

Qué lindo es poder declararse enamorado, aunque en estos tiempos “posmodernos” eso luce bastante cursi.

 

AZ-306

Al fin de cuentas; los plutócratas y los poderosos políticos lo que desean y constituyen es con la finalidad de que nosotros; los ciudadanos, seamos “los muñequitos de su carrusel”.

Lo grave, es que nosotros permitimos que ellos sean nuestros propietarios.

 

AZ-307

Samborondón está tan encapsulada,
que parece el barrio de los inocentes y las inocencias.

 

AZ-308

Entre tus ojos de virgen
pensé encontrar los designios de Dios,
más me llevé una profunda sorpresa;
ocupas la dimensión de una gran Geisha.

 

AZ-309

La humanidad está multiplicando su soledad;
los seres humanos no estamos compartiendo ni siquiera el pan.

 

AZ-310

Desahoguemos nuestros cuerpos,
sino seremos vencidos
por nuestra propia fragilidad
y por el acelerado paso del tiempo.

 

AZ-311

¡Alerta Latinoamérica!

Una marea marcada por nuestra propia mediocridad está por dejarnos sin espacio significativo en la “Real Historia Universal”.

 

AZ-312

Solo quien tiene sentido común; interpreta bien la existencia.

 

AZ-313

La tecnología y la forma como se está manipulando al ser humano está produciendo niños y jóvenes olvidados de sí mismos.

 

AZ-314

Los ciudadanos se arrastran como topos ciegos por la tubería de la certidumbre que posiciona al marketing político, más no por el conducto de la verdad.

 

AZ-315

Que la luna nos acueste, y el sol nos levante, y en ese interín que germine nuestro amor, extasiado al descubrir una vez más la verdadera intimidad e integridad.

 

AZ-316

El mundo se afana por la tecnología.

El mundo del Metaverso solo es un onanismo evolutivo.

 

AZ-317

Las arrugas, al final de nuestro propio humano tiempo deben haber logrado memoria y alma.

 

AZ-318

Cada vez que te beso comienzo a triunfar, para luego, terminar rendido entre tus sabores y tu biológico ritmo lunar.

 

AZ-319

Después de muerto, esperaré con paciencia que llegues a visitarme en esa estrella que siempre juntos contemplábamos.

 

AZ-320

Infinitamente cierto, tus ojos son mi cauce y mi puerto.

 

AZ-321

Tus pasos de musa son el abecedario que me dona luz y miel.

 

AZ-322

Cuando estés enfebrecido o herido,
recuerda que la fiebre baja y las heridas terminan cicatrizándose.

 

AZ-323

Tu esencia me asalta cuando me das a libar todos tus néctares.

 

AZ-324

En Madrid, en invierno el alba iza nuestra esencia sesentona.

 

AZ-325

Tu cuerpo de musa,
se enciende como un navío
cuando destellan las cámaras fotográficas.

 

AZ-326

Dame tu calor intenso, antes que me digas adiós.

 

AZ-327

Los buenos amantes,
saben que ante una tempestad
no debe comenzar el deslumbramiento,
sino la serena acomodación.

 

AZ-328

Hay histéricos que siguen afiebrados buscando lo que Dios ya les dio.

 

AZ-329

Las cosas que realmente perduran están hechas de amor, de trabajo, de responsabilidad, pero también, de honestidad.

 

AZ-330

A los Maestros hay que pedirles perdón por nuestras inconsistencias, y agradecerles por la cohesión molecular que lograron en nuestro ser.

 

AZ-331

El concepto de culpa ha reinado sobre la humanidad.
A pesar de ello, nosotros los católicos somos tan propensos a la letanía de la culpa, que no nos hemos responsabilizado de ella.

 

AZ-332

Las redes sociales han vulgarizado o “democratizado” los oficios de literato, política, medicina, etc. Cualquier “gil perejil”, puede opinar de todo y de todos.

 

AZ-333

“Quien tiene fe, no envidia a nadie”.

 

AZ-334

A veces la gente no quiere amanecer ni abrir los ojos, ya que tiene terror de volver al mismo error.

 

AZ-335

Entre el sexo y la música;
la amalgama perfecta
para una u otra resurrección.

 

AZ-336

Que el campanazo final no te tome desprevenido.

Te sugiero seas dinámico…

Escucha, mide bien tus pasos y avanza.

 

AZ-337

Los buenos amantes,
al ritmo de Jazz o del Bolero se deshacen y renacen.

 

AZ-338

Escucha las fábulas; respira y asimila.

En ellas aprenderás, llorarás, sonreirás, y seguramente, te proyectarás en el aprendizaje permanente de saber vivir.

 

AZ-339

La alegría es la tonada para sincronizar tu cuerpo, alma y espíritu con la vida propia, y además con la ajena.

 

AZ-340

Crea un partido Político o fundamenta una religión, aquello te donará una sensación de poder y satisfacción que te elevará el ego hasta el punto que una parte de la humanidad te adorará.

¡Palabra de Dios!

 

AZ-341

Morirse; dicen los entendidos,
es un momento espléndido para que destelle tu luz en forma privilegiada.

 

AZ-342

Con prisa o sin prisa;
lleva a tus hijos a la escuela con esperanza y esmero.

 

AZ-343

Los besos nos llevan a más besos, y luego, a la intimidad con algún alma ajena.

 

AZ-344

Quien sabe nutrirse de la transpiración de su pareja, jamás deje que fenezca el amor haciendo que todos los tiempos sean para ambos gozosos.

 

AZ-345

La realidad virtual es la mejor herejía para la imaginación.

 

AZ-346

La lucidez de la locura,
espero que radicalmente
transforme lo humano,
para que el virus de la imbecilidad
no siga dando respuestas absolutas
y emerja un mundo menos pretensioso.

 

AZ-347

El Metaverso, estoy convencido;
traerá grandes tatuajes y traumas para el alma.

 

AZ-348

Tal como va la ciencia,
seremos piezas de lego
utilizadas para armar y desarmarnos,
de acuerdo a la demanda y oferta cibernética.

 

AZ-349

Les voy a dar o hacer una interpretación del nuevo testamento: “Jesucristo resucitó hace 1970 años, para convertirse en un zombie que se mienta todos los días”. Sin entenderlo de verdad; esa es la realidad de la cristiandad.

 

AZ-350

Los abuelos somos los gestores culturales de nuestros nietos, a quienes tenemos que liberar de la tiranía de la lógica y del tiempo, para que aprendan a dimensionar el mito, el cuento, y el silencio. De tal modo, que estos sacramentos metafísicos los bendigan.

 

AZ-351

El ser humano que entiende que no se puede tener todo; ha entendido que lo que tiene es suficiente.

 

AZ-352

Mi Padre contemplaba las nubes cargadas sobre el mar, y miraba tierra adentro en la Península de Santa Elena un desierto, producto de la tala de sus bosques, y decía:

“No hay cosa menos fértil que nubes descargando agua sobre los mares”.

 

AZ-353

Los tiranos siempre producen incoherencias, de tal trascendencia, que históricamente dejan por largo tiempo a sus pueblos jodidos.

 

AZ-354

Los seres sabios usan las esperas para entrelazar hechos, y echan andar nuevas ideas y hechos.

 

AZ-355

La cultura de la exterioridad hace que la gente se enamore de modelos de apariencia y de belleza externa, olvidándose de explorar la interioridad de su pareja, por ende, los matrimonios terminan entre múltiples fracasos.

 

AZ-356

El mundo de Occidente y de Oriente están condenados a pelear vida tras vida, día tras día, ya que todo el planeta cree en la reencarnación, por ende, el cuento no tiene fin, ya que siempre vivimos en el principio de un nuevo finito.

 

AZ-357

La imaginación de los verdaderos locos no cabe ni en el más grande manicomio, peor aún, en una camisa XXXXL de fuerza.

 

AZ-358

¿Cuál es la diferencia entre un escritor y un cuentero?

Es que el primero embalsama el cuento, y el cuentero lo recrea.

 

AZ-359

Nunca olvidar: “Toda realidad lleva algo de fantasía”.

Lo importante, es que, dentro de ello, se encuentre belleza moral.

 

AZ-360

Muchos de nuestros lideres latinoamericanos están embriagados por un gran complejo de Mesías. Lo grave, es que la masa sigue esperando esa llegada.

 

AZ-361

Cada vez que lean estos epigramas que les traigo, aspiro con sinceridad que estos proyectos lúdicos e imaginarios que les planteo tengan como consecuencia ayudarlos a combatir la mecanización rutinaria de sus vidas, para que, en consecuencia, puedan iniciar sus propios y respectivos viajes iniciáticos e iniciativos hacia la rotura con el aburrimiento.

 

AZ-362

Que los políticos no se pongan perecosos conmigo porque denuncio que ellos al unísono comercian tragicómicamente con los sueños de los individuos.

 

AZ-363

Mi Abuelo me contaba cuentos, y me los enseñaba a crear y a diseñar, porque decía: “La ficción dona al ser humano prótesis para encarnar la vida propia”.

 

AZ-364

Los curiosos siempre activarán las múltiples carátulas de la imaginación, y los escépticos quedarán atrapados en el solitario Universo de no querer creer ni crear.

 

AZ-365

Vivir tiene su rutina, sus vías y tropiezos, que están ligados a los deseos que generan los sueños, es cuestión de saber abrir y cerrar uno mismo la puerta de las oportunidades.

 

AZ-366

Aquellos seres solitarios, tengo la peregrina idea que quieren seguir en apariencia solos, ya que bajo ningún rigor quieren renunciar a su hermosa e íntima vida secreta.

 

AZ-367

Aunque intensifiques tus reclamos, no podrás sofocar la realidad.

 

AZ-368

Quienes titubean para decidir, deben entender: “Que nada duele más que lo que pudo haber sido”.

 

AZ-369

La nada puede transformarse relativamente en algo, quizás con una gota de silencio y encontrándole alguna escala musical. Así lo leí en algún evangelio no reconocido.

 

AZ-370

Las damas recatadas saben cómo esconder entre sus vestimentas sus cuerpos incendiarios.

 

AZ-371

Guayaquil está llegando a tales niveles de inseguridad, que es propicia para vivir cualquier pesadilla o canallada.

 

AZ-372

¡Que nadie suplique ante la muerte!

Es el gran vacío que nos convoca a poseer la profundidad de nuestra finitud.

¡Qué nadie suplique ante la muerte!

 

AZ-373

Otra guerra o hecatombe nos amenaza, en tanto, las potencias civilizatorias están enredadas entre sus propios nombres, nadie sabe diferenciar si son civilizados o las mismísimas bestias.

 

AZ-374

Caerá por fin el hombre para petrificarse,
el poderío tecnológico está acabando con su memoria,
se ha iniciado la petrificación total del alma humana.

Caerá el hombre para petrificarse.

 

AZ-375

Cuando se agote nuestra inexorable temporalidad todo será recuerdo, siempre y cuando la familia propia quiera engrosar su historia.

 

AZ-376

Decía un Psiquiatra:

“Lo más delicado profesionalmente es sacar de las tristezas verdades”.

 

AZ-377

Hay amores que se van sin dejar huellas, en tanto, otros que no dejan que se dé un sincope porque nos liberan.

 

AZ-378

Quien quiera descansar a plenitud comience a escuchar a Bach o Beethoven.

 

AZ-379

Mi Patria más íntima está rajada por miles de barrancos, por donde transitan señoritos que se toman selfies, dizque salvando a la Naturaleza.

 

AZ-380

Los héroes y santos, pueblan todo tipo de calendarios, algunos habría que olvidarlos,
ya que por su dudoso origen no deberían hermandarse en nuestra memoria.

 

AZ-381

“Allí donde encontré seres vivos, encontré la voluntad de Poder”, dijo Federico Nietzsche.

Por ello, hoy colijo, que sin poder no se enciende la vida, ni se busca el espacio vital que pro-tempore cada ser vivo necesita de poder.

 

AZ-382

Sabores sabios y antiguos; los guisados al carbón, que por antonomasia siguen perdurando en el tiempo.

 

AZ-383

Humanamente, cuando uno envejece, de uno u otro modo intenta agarrarse de la última primavera.

 

AZ-384

De tus lactancias femeninas absorbo en cada “libación” calma y furia que reencausa mi rumbo.

 

AZ-385

“Tu piel es una inmensidad, donde abordaré mi próxima cosecha”.

 

AZ-386

Cuando me enredo entre tus libidinosos ríos, tus flujos y reflujos me arrinconan entre cauces difícilmente accesibles.

 

AZ-387

Debajo de los años transcurridos late lo sufrido y lo alegrado, dando sentido a la razón de “ser” y “estar” aquí.

 

AZ-388

Al igual que las estrellas, todos los seres humanos terminaremos enalteciendo la muerte como algo que nos hará dormir a solas.

 

AZ-389

Decimos que los hombres nos necesitamos entre nosotros, más la sensación de desamparo se multiplica cuando inundamos el planeta de basura.

 

¿Quién nos salvará?

AZ-390

“Si se nos va la prudencia, se acrecienta la finitud”.

 

AZ-391

Los Poetas somos peregrinos de la locura
en búsqueda de la estética y ética.

Los Poetas somos nosotros;
nuestros versículos y versos,
que como derrochadores de palabras y silencios
vamos intentando buscar el sentido del sinsentido,
o del sinsentido del sentir.

 

AZ-392

¡Tranquilos todos!

A la Paz de esta playa volverá siempre la furia de las olas.

 

AZ-393

Quemadas las castañas en el fuego; o te las comes o se acaba el juego.

 

AZ-394

Quedarán siempre primaveras escondidas,
y también penas escarpadas que no se quemarán
ni siquiera con la voz de una nueva mañana.

 

AZ-395

Que no se acabe el tiempo en discursos y planificación centralizada.

La trinchera no está en la guerra, sino en nuestro comercio Internacional.

 

AZ-396

Tanto peso lleva la desmemoria criolla, que lo humano está apresado por la coyuntura, sin poder marcar una real estrategia.

 

AZ-397

La Izquierda y la Derecha planetaria, cuando es Populista como Franco, Napoleón, Hitler o Stalin; aglutina grandeza y miserias inexplicables.

 

AZ-398

La política ecuatoriana tiene que huir de la estupidez del populismo y buscar a contraluz el contraste para formar un “Partido” que desafíe estos enconos sublimados por el Caudillismo, para darle paso a que emerjan cuadros ciudadanos realmente democráticos.

 

AZ-399

Vuelve y dime:

¿Por qué solo tu piel me devuelve una tierna cordura?

Vuelve y dime.

 

AZ-400

¡Ay España!

Que tu aire y el Ebro me pertrechen de fuerza para vivir.

¡Ay España!

 

AZ-401

Quien busca la verdad se enreda en misterios,
mientras la verdad vuela con son invisible e invencible.

 

AZ-402

Vivo realmente, porque aprendí a desarrollar ínfimos sueños.

 

AZ-403

En torno a la idea de libertad, el corolario sempiterno de las arqueológicas cadenas.

 

AZ-404

Quien deja su corazón suelto, tarde o más temprano como las aves requerirá de una rama y un poco de alimento para existir.

 

AZ-405

Ayuna y medita; es la única forma de expulsar nuestra ponzoña elemental.

Ayuna y medita.

 

AZ-406

De niño, entre mis romanceros había piropos con que a las niñas endulzaba, por ejemplo, les decía: “Tú eres la fuente de melcocha con que quiero encontrarme en el bar de mi colegio”.

 

AZ-407

Si Latinoamérica sigue con su cansino discurso de esclavitud, pensando que somos depositarios de la divina verdad, los otros factores de poder descansarán de nosotros.

“Nuestra geopolítica será totalmente arrasada”.

 

AZ-408

El invierno y la nieve nos regalan su sepulcral silencio,
para que los soñadores reinventen el verano.

 

AZ-409

“Las calles sintetizan la sombra y el alma de todo pueblo”.

 

AZ-410

¡Besome! ella,
yo ignoraba la policromía
de sus ardientes plumajes.

¡Besome! Ella.

 

AZ-411

Algunos pueblos son raros, aman a quienes los trituran y no reparan con gratitud a quienes realmente los sirven.

 

AZ-412

Ya enterrado en el cementerio; nadie se escapa, ni para afuera ni para dentro.

 

AZ-413

Cuando corre jabón por tu piel,
siento un raro celo de no poder
ser el jabón que corre por tu ser.

 

AZ-414

Una adicción a contemplarte nació aquella vez que tuve que asumir tu ausencia.

 

AZ-415

Cuando te veía noche y día
respiraba con frescor,
ahora que no estás
me emborracho de asfixia.

 

AZ-416

Peligroso el lugar del amor,
es una daga con múltiples filos
donde solo el que los sabe afilar sobrevive.

 

AZ-417

La mujer deseosa de amor
corre siempre peligro
de ser sometida a la palabra más galante.

 

AZ-418

Lo duro en una ruptura de amor es descubrir que lo que nos ha encantado es puro espejismo.

 

AZ-419

“Si quieres sobrevivir con inteligencia abre la puerta a todo lo que viene”.

 

AZ-420

No solo sueñes con ser fuerte; trabaja para lograrlo, de lo contrario, te derrumbarás por no saber flotar como las aves o los peces.

 

AZ-421

Solo los tontos se enfadan cuando no llegan los resultados deseados, ya que no hicieron lo que deberían haber hecho ellos mismos.

 

AZ-422

Quien se concentra en lo negativo, se veja a sí mismo.

 

AZ-423

Hay personas que reducen su trabajo a la estática de su propio cuerpo, olvidándose de hacer circular su propia alma.

 

AZ-424

El saber apreciar a la gente, a la vida, a las cosas, no es un asunto que con facilidad se aprende.

 

AZ-425

Si prestamos atención a las pequeñeces, quizás lograríamos ir por el camino correcto.

 

AZ-426

Vivir en comunidad
es saber que estamos juntos
para generar bienestar y felicidad.

 

AZ-427

Que la paz quede con todos aquellos que no trataron bien a su prójimo.

 

AZ-428

“Solo quien sabe que el amor tiene el inmenso poder de hacer daño, es capaz de saber amar”.

 

AZ-429

Amarse a uno mismo, es saber escoger a los amigos con quien uno va a compartir el amor.

 

AZ-430

Cuando naces, naces con un imperativo:

“Aprender a sanarte del famoso pecado original”.

 

AZ-431

Los poderosos tienen tanto y quieren aún más.

Por ello, sería aconsejable que exploren mejor lo que ya tienen, antes de seguir buscando más.

 

AZ-432

Amo tanto a Guayaquil, que a pesar de todo seguiré hasta morir, sembrando y cultivando aquí.

 

AZ-433

Cuando veo una flor, entiendo por qué también debo marchitarme.

 

AZ-434

Quien quiera aprender, debe escuchar en silencio el lenguaje solar y lunar.

 

AZ-435

Cuánta agua salada se maman los emigrantes para salir de tanta pesadilla planetaria, o llegar a un Puerto donde no le cierren, y más bien le abran el Muelle.

 

AZ-436

Honrar las raíces propias, es el mejor camino para empoderarse de la propia existencia.

 

AZ-437

“La palabra es la envoltura de los encantamientos y seducciones”.

 

AZ-438

En la posmodernidad del mundo occidental, las parejas redefinen los términos del amor cada vez con mucha más frecuencia.

 

AZ-439

Existen como los remedios 3 o más tipos de amor:

Los dulces, los amargos, los insípidos, y los que aún no conocemos.

 

AZ-440

De tanto hablar de amor al pueblo la relación líder-ciudadanía se ha desgastado demasiado.

 

AZ-441

El enamoramiento luce interminable,
pero tarde o más temprano se evapora como una gota de agua.

 

AZ-442

Las Madres son verdaderamente fuertes, por ello, cuando me doblo o me doblan, recuerdo el temple de mi Madre; y me levanto.

 

AZ-443

Que el terror no te haga culipandear, ya que en breves instantes te pueden hacer perder la dignidad.

 

AZ-444

En el amor quisiera pensar con la cabeza, más sería una ligereza, ya que tarde o más temprano en cosas del amor todo se vuelve irracional.

 

AZ-445

Los humanos somos expertos en sembrar y cosechar violencia.

El apocalipsis parece siempre está por llegar, ya que tanto vacío consumimos que probablemente pronto seremos evacuados.

 

AZ-446

Que nuestras almas reflejen el perfecto acoplamiento de nuestros cóncavos y convexos micro-universos.

 

AZ-447

La frialdad del poder le va quitando mucha, pero mucha, ternura a la humana existencia.

 

AZ-448

Te digo “Maga”, porque cada vez que me rozas con tu dedo meñique enciendes todas mis calderas.

Te digo: “Maga”.

 

AZ-449

No nos comparemos con los otros, podrías terminar devaluando nuestra propia existencia.

 

AZ-450

Quien ama bailar, descubre que tiene una diosa en su propia alma.

 

AZ-451

Un gran Maestro siempre le enseña al otro a caminar sin mayores ayudas, pero, sobre todo, enseñándole a valorar los aportes ajenos.

 

AZ-452

Las Madres cada vez que paren, sacan a un microdios de sus entrañas.

 

AZ-453

No envidies los dones ajenos,
más bien colabora aportando lo tuyo para generar más prosperidad social.

 

AZ-454

¿Qué podemos hacer para que las siguientes generaciones puedan ver más allá de sus narices consumistas?

Quizás, la respuesta sería: Detenernos.

 

AZ-455

No hay raíces más poderosas que las que hemos sembrado y cultivado con esfuerzo en nuestros espíritus.

 

AZ-456

Si te sabes reinventar,
la vejez tendrá menos achaques y madurarás mejor.

 

AZ-457

La búsqueda del camino hacia la perfección se puede complicar,
ya que de vez en cuanto el caos cósmico todo lo cambia de ipso facto.

 

AZ-458

Que las Damas no coman el cuento prefabricado por la industria de la moda y la belleza, ellos todo lo cambian de acuerdo a sus intereses.

 

AZ-459

No seas un político “comemielda”, el éxito de tu contrincante no es tu fracaso, salvo de que tú mismo te sirvas tu ración de mielda.

 

AZ-460

La sociológica situación del Ecuador es un techo de cristal que está explotando e implotando día a día, segundo a segundo.

 

AZ-461

El arte de ser amigo es saber dimensionar y comprender el corazón de quien uno aprecia.

 

AZ-462

A todo pupilo hay que equiparlo con todas las herramientas espirituales e intelectuales, para que se sienta capaz de poder resolver todo tipo de problema que se le pase por la cabeza.

 

AZ-463

Da pasos cortos en el camino para cambiar el mundo, de lo contrario; te frustrarás más.

 

AZ-464

Tu eres una Dama indomable,
llena de rebeliones inéditas,
pero, sobre todo,
eres una selva indomesticable.

 

AZ-465

¡Ay de los brazos que nos sostienen!
Son los que realmente escriben nuestra historia.

 

AZ-466

Si no te alimentas el alma cuando haces el amor,
lo que has vivido solo es una agitación sexual.

 

AZ-467

Quien sabe amar,
no se deja jamás elegir por seres dañinos.

 

AZ-468

“El amor es la mayor esperanza humana”.

 

AZ-469

Ella, es tan bella que hasta el sol se arrodilla a su paso: ¡Luna!

 

AZ-470

Todo amor se vuelve marginal cuando ella me coquetea.

 

AZ-471

Cuando me susurra al oído,
inmediatamente quiero desvestirla.

 

AZ-472

El daño, el duelo, la respiración, la ruptura, y la cura, son los puntos cardinales que equilibran y desequilibran el juego del amor.

 

AZ-473

Quien es honesto no anda buscando reconocimiento. Trabaja porque ama trabajar.

 

AZ-474

Por ser adicto a la lectura; cuidado terminas pensando que eres realmente un intelectual.

 

AZ-475

Con los comemielda; sé indulgente,
déjalos que coman y se la sirvan ellos mismos a solas.

 

AZ-476

Si te cargas mucho de dolor
respira con profundidad,
ya que la alegría está por llegar.

 

AZ-477

Quien se acepta así mismo como fue creado; logra una real identidad.

 

AZ-478

Quien sabe darle tiempo al tiempo llega al correcto destino.

 

AZ-479

Un Maestro, un Padre o una Madre, alcanza su completud pedagógica cuando logra ser tierno.

 

AZ-480

Nadie completa a otro ser humano, lo que puede ser es complementarlo.

 

AZ-481

No te desesperes frente al dolor, es parte de la formación requerida para poder confesar que se ha vivido.

 

AZ-482

Los amores nacen y mueren,
pero transcienden cuando se hacen poesía.

¡Viva el amor y sus reinvenciones!

 

AZ-483

Quien ama con pulcritud termina la relación con decencia.

 

AZ-484

Los buenos Maestros no ven los defectos de sus discípulos,
ven las personas que pueden llegar a ser.

 

AZ-485

El hechizo, es parte fundamental del lenguaje femenino.

 

AZ-486

Mi poesía emerge día a día para macerarse en tu esencia femenina.

 

AZ-487

Por esperar tanto, los pueblos perezosos han inmovilizado su cuerpo y su espíritu.

 

AZ-488

Con absurdas ínfulas, sacerdotes y políticos advierten que ellos tienen la solución para el alma, luego la decepción, que vuelve tardía cualquier enmienda.

 

AZ-489

Si el ser humano no fortifica su carácter,
seguirá buscando que la suerte le dé;
solucionando todas sus desviaciones estadísticas.

 

AZ-490

A los pueblos les encanta avanzar fosforescentes y jubilosos porque hay siempre cretinos en el poder que maquillan y niquelan la falsa evanescencia de esa “Gran Patria”.

 

AZ-491

Orgiásticamente, los pueblos se auto estrangulan eligiendo a sus verdugos, quizás porque a la masa le falta vocación para vivir en libertad.

 

AZ-492

Petróleo, otra vez somos esclavos del rentísmo.

Pueblos y Estado difícilmente acelerarán su evolución y desarrollo.

¡Somos esclavos de la renta!

 

AZ-493

Quien no sabe pulir sus propias horas, empezará a ver su propio derrumbe.

 

AZ-494

La irracionalidad, aunque sea por una fracción de segundos, deja a los hombres por largo tiempo entre tinieblas.

 

AZ-495

El olvido en Ecuador, viaja más rápido que la velocidad del tiempo, expulsando todo tipos de velos y dejando el pasado vacío.

 

AZ-496

Me aferré profundamente a la intensidad de esa mirada,
que me dejó anoche totalmente trasnochado.

 

AZ-497

La Patria vive una grieta inmensa provocada por una ensoñación de amores, donde atraco tras atraco se ha ido calcinando la escasa gloria nacional.

 

AZ-498

La vida siempre saltará por encima de cada uno de nosotros, pero para que no te encime, despójate de toda melancolía; no parpadees y enfréntala.

 

AZ-499

Quien entreve las lejanías; avanza mejor entre selvas, océanos, desiertos, y espacio sideral.

 

AZ-500

Comer mango y tamarindos de los árboles de donde comían mis bisabuelos, para el nieto de un Montubio es lo más íntimamente transcendente.

 

AZ-501

Mi Padre decía:

“Quien sigue el camino de las hormigas observa, oye, escucha y calla, para aprender con todos sus sentidos el entendimiento claro y radiante de las hormigas”.

 

AZ-502

El hombre, por falta de práctica de ayuno ha trastocado su existencia de una forma abstrusa y complicada, que no sabe cómo dejar de vivir saturado.

*abstruso

 

AZ-503

La emocionalidad profundiza el vacío y la llenura.
Por ello, estate atento para que ni el vacío ni la llenura te desespere.

 

AZ-504

La escoria dirigencial Latinoamericana vive como un mohon enfadado mientras sus amos criollos o jefes imperiales del Occidente o del Oriente los flagelan en nombre del Mercado o del Estado.

 

AZ-505

A la hora del ocaso de un ser humano maduro, hay que saber poner el oído en sus potenciales lesiones cardiacas.

 

AZ-506

No pierdas el hambre de vivir, de lo contrario, se frenará en seco la vibrata esencial de la vida: No pierdas el apetito.

 

AZ-507

Aquí y allá, la angustia y sus vericuetos para advertirnos que venimos de la nada y nos catapultaremos al espacio para enterarnos que el cielo está cerrado.

 

AZ-508

Estamos tan ocupados en estupideces, que la humanidad aún no aprende a tartamudear la palabra equilibrio social.

 

AZ-509

Qué magra es la esperanza, sigue reciclando los mismos fracasos.

 

AZ-510

Esquinados están los pueblos, pobremente siguen vibrando gracias a la euforia inflamada de sus “salvadores”; que dicen que todo, absolutamente todo, ellos lo sanarán.

 

AZ-511

Que la sonrisa de aquellos que amas acompase tu vida con gratos recuerdos.

 

AZ-512

El amor no es ciego, lo que pasa es que a veces uno se vuelve una bestia.

 

AZ-513

Hay amores que arañan inútilmente, bregan por existir, pero de tanto bregar se erigen como patibularios.

 

AZ-514

Un poco de amor no hace daño,
pero dos amores
pueden resultar una sobredosis.

 

AZ-515

Vida, delirio y cordura,
la existencia es un polvorín
que hay que saberlo activar y desactivar.

 

AZ-516

Muere y nace la gente
para erigir catedrales y monumentos
que honrarán el eterno delirio.

 

AZ-517

Cuando te abrazo,
las calladas horas me cobijan
como un onírico remanso de afectos.

 

AZ-518

Algunos encuentros y reencuentros eróticos son solo un derrape de amantes desahuciados.

 

AZ-519

La humanidad tiene que desenfrenarse, de lo contrario, agudizará más los yerros que los aciertos.

 

AZ-520

Hay gente que bebe y brinda con botellas llenas de inquinas.

 

AZ-521

Cuidado con las memorias bulliciosas,
inventan realidades solamente por ellos soñadas.

 

AZ-522

Qué difícil es redactar con serenidad poética frente a los torbellinos femeninos.

 

AZ-523

Esa montubia de Balzar es de una belleza tan penetrante,
que en su ombligo lleva una antorcha de luciérnagas.

 

AZ-524

Bellos son aquellos pasadizos eróticos, pero, sobre todo:
divino es extraviarse entre sus fuentes, más lo jodido es aprender a aquietarlas.

 

AZ-525

En todo tipo de conquistas,
inclusive, en las amorosas,
uno puede quedar herido,
mutilado, o muerto,
más, sobre todo; se aprende.

 

AZ-526

Antes de que la humanidad haga más cortocircuitos, liberémonos de aquellos “influencers” que hacen gala de consumo, y comencemos a adherirnos a los que proponen cuidar la naturaleza.

 

AZ-527

Decía mi abuelo Reynaldo:

“Quien sabe encontrar el grano que está entre la paja, gobierna la paciencia”.

 

AZ-528

No te aferres al pasar de los días, sino al aprendizaje del saber.

 

AZ-529

Solo la reflexión y el juego social alimentan la libertad.

 

AZ-530

El gusto por la vida emerge, cuando nuestros Maestros y Padres nos enseñan a jugarla, y no a juzgarla.

 

AZ-531

El arte es la mejor vía para componer y recomponer la vida, ya que la vuelve casi siempre armoniosa.

 

AZ-532

Invito a las almas de espíritu joven a que confíen en la política como la gran arma que puede corregir el presente en forma positiva.

 

AZ-533

Construyamos puentes para cruzar sobre nuestras diferencias, pero para ello; políticos y ciudadanos con templanza ética que se esfuercen por hacer andar la institucionalidad.

 

AZ-534

A buscar lo que no tienes desanudando marañas, y administrando carencias que inquietan por quererte salvar de esclavitudes hirientes.

 

AZ-535

El ser humano es solo un caballo de batalla de oscuros intereses divinizados, estatizados o mercantilizados.

 

AZ-536

Los buenos amantes amansan hasta las fieras más fieras.

 

AZ-537

Cuando te invade el libidinoso estirpe, la poderosa lujuria se viste y reviste de amor.

 

AZ-538

Los políticos latinoamericanos de apariencia guerrera y laboral, pareciera que estuvieran donando sus vidas, sin sacarle ni una sola pinta de sangre a los ciudadanos.

 

AZ-539

El hedonismo es real. En este país aún existen demasiados delincuentes gravitando en nuestra política, al grito de “yo no fui”.

 

AZ-540

El amor, dijo alguien sabio: “Solo se lo puede vivir intensamente en tiempo presente”.

 

AZ-541

Los seres humanos creativos y recreativos no dejan que su “yo” infantil se lo domestiquen.

 

AZ-542

Quien deja que su alegría padezca de arterosclerosis, morirá triste.

 

AZ-543

¡Ay de los políticos híbridos!

Declaran amor a la Patria, pero hacen renacer sus capitales en Paraísos fiscales.

 

AZ-544

Que la plenitud y la bonanza se encienda sobre cada uno de nosotros.
Para ello, hay que evocar la decencia para que con alegría circule la humana sabiduría.

 

AZ-545

Por más que busques con encono la fórmula de la felicidad entre libros de psicología y de pitonisos,
si no te tragas tu orgullo y tu codicia tu ego derrotará toda fuente de real felicidad.

 

AZ-546

Las calles de Salamanca en Madrid son vitrinas visuales de buen gusto, por donde sorprendentemente transita una bravía belleza y elegancia femenina para inspiración de este poeta experimental.

 

AZ-547

La humanidad pervivirá si aprende a amar la Naturaleza que la sostiene.

 

AZ-548

Por más que la humanidad suplique un día más de vida, los hombres no hallarán ninguna solución debido a sus actitudes mezquinas.

 

AZ-549

A base de apegos, ni la Izquierda ni la Derecha construirán ninguna auténtica verdad.

 

AZ-550

El verdadero Montubio se camufla entre sus campos, viviendo con natural sencillez.

 

AZ-551

Explorar lo desconocido es el verdadero camino para el éxito de la audacia.

 

AZ-552

Cada segundo de tu vida, debes recordar por muy viejo que seas, que quedan potenciales trechos aún por recorrer.

 

AZ-553

Señores, cuando estén en el Poder amamanten a sus pueblos de ética y saberes, pero no los amedrenten con sus obscenas desmesuras.

 

AZ-554

Otra vez la danza Petrolera con nuevos comensales ha llegado al convenido y difuso festín.

 

AZ-555

Aprende, que después de los 60 años no hay que hacer acuse de recibido de casi ninguna cosa que altere tu biorritmo.

 

AZ-556

Sr. Ministro de Medio Ambiente, si los bosques y manglares son prioridad, ¿por qué permite que brutalmente se sigan talando los bosques del Ecuador?

 

AZ-557

Conciudadanos de buen pasar, prohibido olvidar que de todo hay entre nuestros suburbios olvidados.

¡Prohibido olvidar!

 

 AZ-558

La juventud posmoderna ama el arte efímero, quizás porque es tan efímero como sus vidas.

 

AZ-559

A mi edad, clamo por un festín final, donde las diosas del cosmos trituren lentamente mi nublada osamenta.

 

AZ-560

Cuando sonríes, mi espíritu alcanza a retratar que tu vientre es un cántaro de primicias.

 

AZ-561

Fue solo una vez, y en una tarde de primavera que reconocí por última vez la locura del amor.

 

AZ-562

El silencio, decía mi Madre: Es mejor que mostrar coraje, o falta de cortesía.

 

 AZ-563

“Quien sabe callar existe con gran hidalguía”.

 

AZ-564

Donde hay obediencia por temor,
pronunciar la verdad es un desafío.

 

AZ-565

Cuando crecen muchos jóvenes, descubren que la oferta de valor que le hicieron sus padres o la sociedad no es remotamente real.

 

AZ-566

Si no se sabe dimensionar
el tiempo en una forma real,
la consecuencia será una espera inútil.

 

AZ-567

Frente a los hombres con poder nadie sabe lo que guardan entre sus pechos; si una armadura, el corazón, o las cicatrices de sus complejos.

 

 AZ-568

Tu piel es tan dulce que no sé cómo llegar al mar.

 

AZ-569

Aprende a respirar hondo,
te llegará aire del cielo y de los océanos,
y volarás como una gaviota.

 

AZ-570

Solo desde la calma,
el hombre sabio atrapa
un pedacito del tiempo.

 

AZ-571

“El silencio es música,
que contiene unas complicadas tramoyas”.

 

AZ-572

Quien se atreve a entender sus miedos y frustraciones, comenzará a ir por el camino de la liberación.

 

AZ-573

La vida se sostiene sobre un fino cordel de azares.

 

AZ-574

Hay algo mágico al abrir nuestros ojos al amanecer; se siente un potencial renacer.

 

AZ-575

“No hay acto más tierno que la alcahuetería o complicidad de un abuelo”.

 

AZ-576

Cuando mis abuelos compartían conmigo las frutas y los dulces, todo me sabia más dulce.

 

AZ-577

Cuando la vida parece menos dulce, recuerdo como mis abuelos le dieron sentido a sus dificultades existenciales.

 

AZ-578

Los fracasos en pareja se repiten subsecuentemente porque todos parten de lugares y encuentros con seres, por lo general, parecidos a los anteriores.

 

AZ-579

La vida y el amor entre nosotros fluye, aunque después de tantos años pareciera que nos hemos encadenado a nuestra propia dictadura.

 

AZ-580

Antes de morir, me gustaría darles a mis nietos un abrazo intenso y cálido.

 

AZ-581

Liquidar la corrupción es tan difícil, que podría terminar siendo tan inútil como dar un disparo a la esperanza.

 

AZ-582

El Poeta no indaga mucho entre los mecanismos del tiempo, prefiere que su escritura sea abrazada por el cósmico sol.

 

AZ-583

Mi mujer dijo alguna vez:

“Que la mejor forma de cicatrizar una herida es darse un intenso baño de mar”.

 

AZ-584

Las rupturas entre amantes respetuosos, es desear y aspirar que su ex quede en paz, y verlo feliz sin verlo.

 

AZ-585

Es difícil y absurdo que el poder hable de injusticia cuando la forma como llegan al poder es una formulación de mentiras y triquiñuelas.

 

AZ-586

Que el dolor te deje suficientes huellas para que no vuelvas a buscar por los mismos caminos.

 

AZ-587

A veces las enfermedades terminales llevan al ser humano a un nivel de esperanza en que se aspira que el paso del tiempo ejecute su rescate.

 

AZ-588

Cuando se ve éxito o se ve poder, todos se olvidan del real empoderamiento del amor.

 

AZ-589

Quien sabe alejarse de sus propios vacíos, ha aprendido a volar como un ave.

 

AZ-590

Frente a la certeza de la estupidez, solo queda la propia inercia para enfrentarla.

 

AZ-591

América Latina ha llegado a tal descalabro ético que ha convertido lo malo en certeza, y el crimen en normalidad.

 

AZ-592

El miedo a la incertidumbre paraliza el juego más intenso: “La audacia”.

 

AZ-593

Tantas veces el Ecuador ha estado frente a la opción de estar a tiempo para evolucionar, que vivimos apoltronados fuera de la línea de la evolución.

 

AZ-594

Si el juicio final, o el fin de este; nuestro mundo, nos pilla amando al prójimo como a nosotros mismos, quizás nos salvaremos.

 

AZ-595

La rabia es un estresante escudo para protegerse, pero enfermándose.

 

AZ-596

Los latinoamericanos vivimos históricamente tal caos, que se vuelve muy complicado encontrar un lugar claro dentro de nuestra caótica estructura.

 

AZ-597

“El tiempo es lo único que es imposible que se quede contigo”.

 

AZ-598

Cierra bien los ojos, conoce el silencio en el poético torbellino de tu inconsciente.

 

AZ-599

La bondad tienes que aquilatarla, de lo contrario, te chupará el vividor.

 

AZ-600

Cuando tus Padres aflojen tus amarras, recuerda que tanto el puerto como tu hundimiento solo a ti te pertenecerá.

 

AZ-601

Cuando me ausento de Ecuador, echo de menos la sencillez con la que viven los pueblos de nuestros montes.

 

AZ-602

Si dejas que tu presente pierda su luz, perturbado por el pasado; tu presente será agitado, y tu futuro una proyección carente de paz.

 

AZ-603

El señoreaje humano se acrecienta cuando uno se apropia de lo que otros van perdiendo.

 

AZ-604

Los ganadores de la guerra jamás se sienten culpables de todo lo que han perdido.

 

AZ-605

El apego duele fuertemente cuando ya se tiene alas para volar.

 

AZ-606

“Quien sabe amar con coherencia paraliza la torpeza”.

 

AZ-607

En la adultez de los amantes, la magia de la sensibilidad multiplica los afluentes de la sangre.

 

AZ-608

Todo lo que cabe en mi imaginación,
acelera mi velocidad
cuando tú contorsionas tus caderas.

 

AZ-609

Cuando quiero alejarme de la incertidumbre me acurruco sobre tu corazón y me siento a salvo.

 

AZ-610

Soy un amante de la felicidad,
reinvento el amor más allá de las posturas.

 

AZ-611

Desde que intimamos quedamos expuesto a la separación.

 

AZ-612

Te respiro y tu erotismo se posa en todo mi ser.

 

AZ-613

Si no es el amor lo que nos dona vida y muerte:

¿Cuál será entonces el mayor aportante de vitalidad a la vida?

 

AZ-614

Mi inspiración es el “mantra” con que te convoco y aspiro.

 

AZ-615

Un amante que ame intensamente siempre tiene sed, por ello, fácilmente se precipita al vacío.

 

AZ-616

Tanta información estamos recibiendo los seres humanos gracias a la velocidad y acumulación de información, que nuestros cerebros están empachados, por ende, la toma de decisiones es extremadamente difícil, volviendo a la humanidad más indecisa.

 

AZ-617

El éxito muchas veces resulta de las lecciones del fracaso, por lo tanto, aprende de las caídas, siempre habrá oportunidad para rediseñar o desarrollar una vía y así llegar al objetivo.

 

AZ-618

Quien se sostiene en valores;
rara vez es presa de lo efímero,
le da prelación al “ser” más que al “tener”.

 

AZ-619

El sentido de la vida no radica en priorizar las sensaciones sobre los sentidos.

El sentido común es el Rector, por ende; dale sentido a tu vida, y no te quedes gozante entre sensaciones coyunturales.

 

 AZ-620

La humanidad en casi toda su totalidad ha normalizado la sobreabundancia como orden prioritario. Los terrícolas nos hemos cosificado, creando un vacío espiritual al punto que después de consumirnos todo, igual seguimos vacíos.

 

AZ-621

Mientras más triunfante es la experiencia humana,
más se debería haber aprendido de las heridas.

 

AZ-622

El equilibrio de un ser humano se logra a través de la experticia que se obtiene de balancearse distanciándose de los extremos. En resumen, ese el arte de saber matizar.

 

AZ-623

El político debe ser la vitamina ética y filosófica para una sociedad.

 

AZ-624

El tiempo es el bien democrático más democráticamente distribuido, cada uno lo usa de acuerdo a su individual criterio. Es poco probable que todos acumulemos experiencia en proporciones iguales, ya que el goce es imposible de regular.

 

AZ-625

Está tan sobreestimulada la humanidad hacia el consumismo, que ya comenzamos no solo a comprar demasiados adefesios en las redes, sino que hoy, con un poderoso exceso de estimulación consumimos y compramos mercancías invisibles en el metaverso y con bitcoins, respaldados por las fantasías de nuestro consumismo.

 

AZ-626

Deja a los “comemieldas” fuera de tu círculo,
ellos se acompañan mejor entre sí para llegar a sus objetivos.

 

AZ-627

La vida requiere de un buen argumento que le dé acción y peso a la vida, de tal modo, que sonsamente no sea quemado el tiempo.

 

AZ-628

Para que en la vejez se extienda un poco más la vida, hay que hablarle al amor a media voz.

 

AZ-629

A la edad madura uno debe verse bien al espejo,
para constatar la evolución de nuestro propio deterioro.

 

AZ-630

Cuando te comiences a encoger y a temblarte las manos,
comienza a percibir el fuerte talante de la puta vejez.

 

AZ-631

Aprende hacer durar la memoria,
es la única manera de vivir a plenitud.

 

AZ-632

Dia a día, los insectos en el trópico celebran jubilosos el poder de su eterno verano.

 

AZ-633

No existe palabra, que libere realmente al ser humano del poder inmenso de sus angustias.

 

AZ-634

La palabra y el poema jamás pueden ser despojados de su naturaleza; cuestionan nuestras razones existenciales.

 

AZ-635

Cuando pase el tiempo,
lo esencial es saber recordar lo importante.

 

AZ-636

Si no sabes despertar tu yo,
serás de una u otra forma un esclavo más.

 

AZ-637

Quien limita su retórica,
expande su círculo de confianza con la sociedad.

 

No post found

 

0:00
0:00