SOLO ILUSIÓN

 

Quien ve bien su amargura,

hace girar mejor las perillas de su existencia.

 

¡Oh! bendita experiencia,

cuidado con el brillo que tienen las ilusiones

portadoras de fantasmas; tiernos pero mentirosos.

 

Cuidado con los sueños,

palpan demasiada carga incierta,

que la humana experiencia

tiene que remontar debido a su frenesí incierto.

 

Esa realidad llamada “ilusión”,

se vuelve decisivamente una felicidad que potencia la envidia,

por ende, tarde o más temprano se vuelve dolor y lágrimas.

 

¡Esa es la única consecuencia real de una sólida ilusión!

 

  

  

 

 

 

 

YO QUE TE ESCRIBO ESTO

 

Tú, la Dama que camina,

como una liebre loca.

 

Tú, la hembra que esconde,

el Poder loco de tus infiernos.

 

Tú, la Dama que cosechas

toda tu humanidad en mi piel.

 

Tú, la amante absoluta,

que me inspira a escribir

este poema que nace huérfano.

 

Tú la Dama que contiene

todos los femeninos argumentos.

 

Tú, la señora que hace brotar

todos mis aburrimientos

como un hongo atómico.

 

Tú, la Dama que tatúa

mi cuerpo por ti estremecido.

 

Tú, la fémina que cobija

todos mis sensuales movimientos.

 

¡Asísteme! cuando caiga extasiado en tus territorios.

 

 

 

 

 

 

 

EL NÓMADA INCONCRETO 

 

Soy un nómada fiel a la luz de la luna.

Soy un nómada con múltiples formas de amar.

 

Soy un nómada caminante,

en busca de una Patria en el cielo,

por ello, en la memoria de los pueblos nómadas,

he quedado extraviado buscando sus tesoros.

 

Pregunto:

¿Cuando alcance el cielo, habrá una Patria fundada y fundamentada?

 

El cielo tiene sus nubes,

vientos, temperaturas y estrellas.

Yo soy un nómada,

extraviado en la hondura de mi propio sueño.

 

Qué vacío tan grande

todo se me escapa,

ya que soy un nómada

moviéndome entre despertares inconcretos.

 

 

 

 

 

 

 

PROCLAMA I

 

Frente a la penumbra

emergen nuevos lenguajes.

 

El tiempo es huésped ilustre

de todas las existencias.

 

En tanto la mendicidad

se embelesa con tantas inconsecuencias.

 

Hago esta confesión relámpago,

la realidad humana es cortocircuito en acción.

 

Luces y emociones,

la secuencia de segundos

ha ido criando dioses patulecos.

 

Dicho a ciegas.

La virginidad de hoy en día

es un secreto inconfesable.

 

Este poema fue escrito

para forjar la mitología de todo yo

en condición de nómada.

 

 

 

 

IMPRONTA I

 

Claro de luna,

luz de luces;

en los brazos de la noche

su plenitud todo lo purifica.

 

Claro de luna,

como en un sueño vibrante,

se refleja otra noche bella.

 

Claro de luna,

a media luna se enciende nuestra locura.

 

Claro de luna,

nace una fémina desnuda

y el alto cielo todo en ella bendice.

 

Claro de luna,

tocar esos pechos

todo en mí alumbra.

 

Claro de luna,

el río esbelto se desborda,

la luna cristalina nada nos promete.

 

¡Claro de luna!

 

 

 

PROCLAMA II

 

Un terceto:

Tengo tantas deudas con el arte,

que agradezco haber llegado hasta aquí

como chambón de la poesía.

 

En este mundo poético tan extraño,

lleno de abstracciones con las que a veces disiento,

hay demasiadas voces alentando la vida,

donde cada acento artístico cumple, entre otras cosas,

trabajar más allá de este presente.

 

Segundo terceto:

El arte nos hace crecer por todas partes,

con sus exposiciones de amor, fervor y olvido,

generando día a día nuevas sentencias

que se hacen leyenda y misterio.

 

Tercer terceto:

El arte enriquece el escenario humano,

haciendo nacer y morir la esperanza social,

otorgándole a cada ser una lámpara

para que haga y deshaga con su ser

entre sus siempre íngrimos telares:

arte y silencio.

 

 

 

 

DISCRETAMENTE AUSENTE

 

Busco en mi Patria

el eco de tu nombre dicho a ciegas.

Tú y yo en inmaculada concepción

para ser Eros en el mismo pecado.

 

Hasta hoy solo hemos hecho el amor de palabra

buscando sanación y ritmo,

entretejiéndonos entre ausencias

y complicados signos de amor.

 

No soy lo que me has hecho creer,

más me has contagiado de tu amor y tu luminoso eco.

 

El amor platónico mora en este otoño incierto

que me embarga con su frescura ausente

y sus subciclos que me hacen navegar,

pensando siempre que zarpo en tu búsqueda.

 

 

 

 

 

 

 

 

UNOS SERES CÓSMICOS

 

Una voz turbada,

y un subconsciente de macho

con su oscuridad vigente.

 

Atardece, igual el cosmos que no tiene reposo,

ya que el reposo ni entre los muertos existe.

 

Cada alma con su mito,

todos los días atardece,

la pobreza siempre en la periferia,

cada quien ínfimamente en este mundo

adormecido entre múltiples tiempos.

 

La voz de cada cuerpo va traspolando sus propios designios.

La vida es un pequeño reto para fundar el mundo de los difuntos.

Los sueños igual se entierran, aunque los sentimentalistas

por la noche con nostalgias los quieran desenterrar.

 

Finitos son los caminos,

el cosmos igual nos nombra

para que participemos entre sus escenarios siempre mortales.

 

 

 

 

 

 

 

INTERMEDIO I

 

Cada quien se va yendo.

Cada quien, buscando su propia fantasía,

por lo general más dormidos que nunca.

 

Cada quien, en medio de sus propias tormentas.

Cada quien buscando su silencio feliz,

frente a las luces demacradas de su propia existencia.

 

Cada quién, hablando con su propia sombra

entre tanta bruma perezosa,

queriendo despertarse para encontrarse con el amor propio.

 

Cada quien acalorándose en el vacío,

y algunos sonsamente esperando

lo que nuestro Dios disponga.

 

Cada quién buscando cómo vivir

y esperando que la vida valga la pena vivirla,

más que ninguna pista delate sus reales intereses.

 

Cada quien frente al vaivén de las otras miradas

buscando dominar su espacio soberano.

 

¡Cada quién!

 

 

 

 

CÁNTALA A SOLAS

 

Bajo el peso incómodo del poder,

la masa se nutre con migajas de emoción,

mientras teme tomar lo que a ellos les corresponde.

 

Que nada se siga consumiendo o se exceda en consumo,

sin que la masa aprenda a cantar

o a recitar su propio deseo,

y no vivir a punta de puro goce.

 

Tengamos algo claro: la vida no es un regateo,

ni un coro de corifeos

para que te prometan y te lo metan.

 

Que cese la letanía de un pueblo mendigo e indigno,

ponte de pie y no dejes que te chantajeen emocionalmente

ni te quejes como un cínico.

 

La cura solo existe cuando se desplazan las ilusiones,

y uno no se entrega en vano al trabajo, ni a la creación ni a la recreación.

 

 

        

 

 

 

 

CANTADO DE CONTADO

 

Ya lo dijeron algunos filósofos:

¨Que en la vida rondan pocos amigos y dones¨

Por ello, hay que expandir la vida propia a puro pulmón,

proclamando cada quien su propio reino,

hallando su propio abismo lo bastante profundo

para aceptar el riesgo de morir.

 

Dijo también el filósofo:

¨El rebelde es esclavo del amor y del desamor, organizando su soledad”,

Por lo tanto, nunca podrá organizarse entre los suyos, ni lograr coronar nevado alguno, en fin, el rebelde no sabe ser delante de nadie, ni confiar en su propio ser.

 

La filosofía tiene sabores inconstantes,

y produce contradicciones porque es esencialmente duda,

que se recita, se calla, se expresa frente a las derrotas o las victorias.

 

Ya lo dijeron los grandes filósofos:

¨En el fondo, el hombre nunca vencerá la obnubilación

de sentirse el único ser pensante¨

 

 

 

 

 

 

 

CORAZONES QUE DESMAYAN

 

Cuando navegamos en forma ascendente,

se corre el riesgo de que el narcisismo florezca

y nadie sepa quién realmente es.

 

Cuando los corazones desmayan

y el ocaso reseca su piel,

la angustia se vuelve olvido.

 

Cuando los corazones desmayan,

se liberan las nostalgias

y el amor propio deja de estar prisionero

más toda la dicha conseguida se vuelve ausencia.

 

Cuando los corazones desmayan,

la saeta espiritual de cada ser

se acopla para volverse un nuevo retoño.

 

Lanza tus redes al viento

para pescar a río revuelto entre lo eterno.

 

 

 

 

 

 

 

EN 4 TIEMPOS RESPIRATORIOS

 

Unas pálidas caricias.

Un río de horas.

Entre la niebla,

el fantástico azul del cielo ha muerto.

 

Una tormenta inclemente.

Una alborada alborotada.

Un palacio olvidado,

más la ingenua minucia de la hormiga sobrevive.

 

Unas banderas delirantes.

Un timonel vagabundo.

Un alambique desbordado;

la intacta desnudez de una Dama me ciega.

 

Mil surcos de sangre.

Una mirada soterrada.

Una centena de fantasmas.

Todo, sí, todo se volverá orfandad.

 

 

 

 

 

 

¡QUÉ REINE LA CLARIDAD!

 

Frente al sol, sus múltiples ecos y recovecos,

las huellas fatigadas de lo humano

y sus agotados latidos,

sumergidos en el cansado oasis de esperanza.

 

Allí está el calor hundiéndonos por ser seres fugaces,

buscando la gloria de nuestra especie.

 

Cada quien abre los ojos y ve la sanación

y la salvación demasiado aplazada.

No hay desahogo a la vista,

la caballería humana se está incendiando,

y el espíritu social

ni siquiera se inmuta ante lo grave del problema.

 

La civilización está cayendo gravemente,

sin embargo, no entiende el enigma.

 

Agridulce la levadura del desarrollo,

está vanamente henchida de gloria

hasta ahora vibra fecunda por la alta tecnología.

¡Esfumándose sin que el engaño sea descubierto!

 

Solitaria la humanidad quedará una y otra vez

fondeada en la oquedad de su eterna ignorancia.

 

 

 

VOLANDO LA LUZ NOCTURNA

 

A ciegas van los obstinados vientos,

desgastando con aspereza y delicadeza

todo lo que encuentra a su paso se en la naturaleza.

 

Absorbidos por los rumores de los vientos,

el tiempo se vuelve invierno o primavera.

 

Un soplo de memoria hallarás en el bosque,

desborda en el firmamento la sombra de las estrellas

y la ligera luz de los sueños humanos.

 

El sol es nuestro secundario alimento

y la cobija de todo hechizo humano

que perpetúa todos los instantes existenciales.

 

Agua sobre agua, calor sobre calor;

el cosmos requiere clemencia,

sus aromas esenciales e infinitos están por agotarse,

ya que reina la inclemencia,

y el cosmos es un sistema caótico

que se resiente por la falta de simple inteligencia.

 

 

 

 

 

 

PURO E INERME

 

Una intensa aventura.

Un episodio más.

Una memoria apasionada.

Las calles viven patrulladas por el viento.

 

Un paisaje efímero.

Una fractura a la lealtad.

La mentira es marioneta de la intriga.

 

Una tierra sin progreso.

Unos cuerpos luminosos.

Vemos correr al tiempo entre nuestros dedos.

 

Una morada oscura.

Un designio inútil.

Un advenimiento incumplido,

la humanidad se excita solitaria e insolidaria.

 

Un anhelo medicinal.

Una adicción a las sábanas.

Unos anhelos oscuros.

Unas sábanas similares a un desierto.

Toca carburar los silencios,

para que emerja aquel deseo que tanto anhelamos.

 

 

 

 

OTRO TRISTE OTOÑO 

 

Otra vez un inseguro otoño,

con sus últimas luces y poca lumbre oculta.

 

Una vez más un único otoño,

donde se pasea la vida y la muerte

y se vuelven a desgastar las ilusiones,

como un Dios que cumple y se va.

 

Un otoño más que viene con su bruma

y sus manantiales de poesía clarioscura,

con una belleza que se opone a otra belleza.

 

Otro otoño reafirmando su fidelidad

al cumplimiento estacional

para su propia y pronta restauración.

 

Otro otoño con sus horas nostálgicas,

y sus propios segundos encogidos

para condenar al verano a un proceso de muerte,

dándole así vida a los fríos secretos del invierno.

 

 

 

 

 

 

ESTRECHADOS LOS CUERPOS

 

Un cuerpo desnudo avanza,

marcando su torso femenino,

con su linaje de estrellas caminante,

empalagándome con sus rumores

absolutamente simétricos a mis deseos.

 

Su cuerpo avanza como alimento

para mi sensual y sentido hambre,

acompañado de un conjunto de músicos

que hacen sonar la única simetría

realmente acoplable al varón;

la geometría femenina.

 

Caricias y abrazos,

las cosas que dicen los cuerpos desnudos,

solo lo conocen los vientos que colisionan

apoyados por el arte de amar.

 

Los cuerpos se visten de ritmo,

para que nuestros propios desgarros

cicatricen en una sola carne,

en tanto queda propiciada una conjunción

que se transforma en una amada comunión.

 

 

 

 

 

RECITACIÓN INTEGRADORA

 

La verdad es desamor;

compréndelo amador.

 

Hemos hablado de amor,

amor manso, que solo amansa

los orillajes del femenino clamor.

 

Se ha recitado tanto con amor

que se ha bautizado esa palabra

con inmerecido calor.

 

El amor no es una certidumbre,

ni una disputa por el poder amar;

solo son oleajes que vienen por error.

 

 

 

 

 

 

 

PERDIDOS ENTRE BORRASCAS

 

Tendremos que aprender a perdonarnos

estamos demandados a crear tiempo para el perdón;

de lo contrario, la vida será una canción carente de escansión

donde predomina el delirio y la agonía,

quedando claro que la vida sin perdón sería estéril.

 

Para domar la vida tenemos que aprender a perdonar.

Sin perdón no habría paz ni guerra, solo un sonso vértigo,

por ello realmente tenemos que aprender a perdonar.

 

Duele, pero amar y aceptar el perdón no es humillarse,

si no devolverse así mismo algo de gracia.

 

Tenemos que aprender a perdonar,

así refrescaremos las penumbras y nuestro propio espectro existencial.

 

¡Tenemos que aprender a perdonar!

 

 

 

 

 

 

AIRES CLAROS

 

Escoja cada quien un espacio en el cielo

para que entierre sus tristezas

y haga que su alma reverdezca,

dándole altura a su destino

con la conciencia ejercitada y serena.

 

Que cada alma madure frente al peso del hastío

y la conciencia se nutra de vida jugosa,

en tanto la impaciencia no desvele ante sus límpidas horas.

 

Que cada quien abrace la ternura que lo sustenta,

ya que las nostalgias socavan la tristeza

dejando al ser extraviado.

 

Que cada quien mantenga su distancia;

esto hará evocar la calma

y no dejará que te fíes

en lo que esconden las apariencias serenas.

 

 

 

 

 

 

EL NÓMADA CANTOR 

 

Soy un nómada convaleciente,

atesorando horizontes de los cuales

nunca estoy seguro de su lucidez.

 

Soy un nómada que labra sus rumbos,

recitando el deleite ilusorio

que con el cuerpo y alma me zambullo.

 

Soy un nómada que construye

paciente la impaciencia,

con la cual espero purgar

mis dogmas heredados y propios.

 

Confieso: soy un nómada

que ha vagado recitando y cantando entre paraísos e infiernos

por donde he transitado

en tanto algunos sustos me han amordazado.

 

Soy un nómada que busca ratos placenteros,

y que evita renegar de los sabores agrios,

porque en la vida hay más que solo quejarse.

 

¡Soy un nómada!

 

 

 

 

 

LÓGICA CLARA

 

Después de esta sombría participación del ciudadano Iza,

nunca podrá borrar esa nube sombría, ya que al buscar esa añoranza,

ha logrado perder la confianza de que él en realidad quiera algún cambio.

 

Mientras tanto, Lasso juega fuera de tiempo,

sin precisar hasta hoy el tiempo gerundio con el que juega.

 

Mágico ensueño vive la Patria,

pero ni la madurez de Iza ni la de Lasso se sintoniza con la justicia,

peor con la verdad, ya que ni el uno ni el otro riman

con lógica clara la democracia.

 

 

 

ENTRE LOS DE ARRIBA Y LOS DE ABAJO

 

Si los ciudadanos más pobres se unieran creando operaciones estables, afianzarían mucho mejor su autoestima y lograrían darle luz al sentido humano de dignidad, ya que habrían aprendido a ejercer el principio proactivo de cooperación y lograrían divorciarse de ese sentimiento de postración e inseguridad que los separa, y nos separa excesivamente de la sociedad dominante, creando muchas formas de violencia entre los pobres, e infringiendo permanentemente el sentido de indignidad.

Nada de pajaritos en el aire, el cooperativismo socioeconómico debe conectarse con su realidad, y lograr entre sí su propio avance.

El acompañamiento es un concepto que el Padre Moreta, Jesuita, logró con los chamberos, y como él decía: “Hay que vivir y caminar juntos a aquellos que quieren servir y ser útiles”,

En resumen: aprender a guiarse en búsqueda de la solución existencial comunitaria, donde el Estado y el Mercado solo son medios para mejorar nuestras vidas entre los de arriba y los de abajo.

 

 

0:00
0:00