La boca del silencio

Mi madrina Margarita me decía:
“Monchito, alguna vez estarás cansado de no haber muerto”.

Canta el aire, canta tu risa, todos mis rencores los lavará la lluvia bonaerense.

TRABAJOS DE BUENOS AIRES:

0:00
0:00