La posmodernidad de Caín

Sólo sobrevivirá el que globalice
su antigua mordida
en el pecho de su hermano.


De consecutivas
fugas y demoliciones
está hecho el hombre
luchando por encender
el gobierno de la muerte


Se hacen de mitos los pueblos
para luego arrendar sus almas
sin escuchar sus estómagos
Van latiendo así las anemias
los escudos, las banderas e himnos
se revuelven en antiguas digestiones
hasta desplomarse
las patrióticas nalgas se les pudrirán
por no haber tenido el coraje
de cortar la lengua
a tanto bocón que promete.


¿De quién es este chiquero?


La tecnocultura
despierta nuevas sensibilidades
el hombre va buscando
la significante
en la ensoñación de las imágenes
arte capitalista
arte posmoderno
el hombre se fragmenta
lo propulsa un motor videomático

¿Somos reales, o sólo imágenes?

¿O sólo valemos de acuerdo al nivel
de mega pixeles que nuestra imagen alcanza?


Los hombres corren
La luz es escasa
No hay más cuerpo
Ni alma
Patria


La Patria es una patología
que requiere una psiquiatría social


Plantaron los hambrientos
el cielo
hambre llovió
y en la tierra
el llanto se hizo árbol
y sus ramas
Patria

Un gran esfuerzo de imaginación
tendrá la raza humana que hacer
para sobrevivir como especie
si no será abono
para un clan de nuevas ratas


En esta Patria
donde sólo llueve
espera y pereza
sólo nos queda tiempo
para matar el tiempo


Hemos sido víctimas de la histérica historia
¿Quién gana?
El anunciante
el comerciante
el financista
que recuerda que
para llegar al amanecer
se llega en cómodas cuotitas

¿Quién pierde?
La clase media
la media clase
la burguesía
que se inclina ante el escusado
para vomitar
sus nuevas náuseas
(perdón, estreses)


(Con el perdón de los nobles roedores y batracios)

Cuántas ratas
embisten esta Patria

Sapos que sapean
La obscena repetición
de la estupidez.


Rotan las lujurias
En nombre de la igualdad
Humillan al pan
y festejan
el ritmo del fálico tricolor


El verdadero paraíso
Es donde viven los que queremos
Y el que migró
Me pregunta:
¿Habrá Patria después de que reúna suficiente
en mi alcancía?

La patria ideal
no es sólo de colores
que nos asombran
sino de abismos insondables.


En carne viva
el cuerpo patrio
entre su pueblo
sudores y tormentas
en cada uno de sus ojos
la luz dolida de sus soledades.

El mito del héroe
es la coartada del lobo.

En Mi Hambre Mando Yo

0:00
0:00