Lo que ha hecho Lasso a la clase media, es mentirle,

por ende, es un abuso de confianza muy censurable.

 

 

 

Con algazara convincente llegó Don Guillo al Poder,

luego se consagró como un charlatán un tanto perverso.

 

Ahora no solo tenemos que iniciar una guerra contra ladrones y carteles,

sino contra las dagas del incumplimiento.

 

 

 

El “poder criollo” es una corriente sonámbula

donde crecen quicuyos y tránsfugos,

olvidándose casi por completo de la ciudadanía.

 

 

 

Con un leve escalofrío debo decir:

“que muchos Asambleístas carecen de asepsia ética,

por ello cada día fermentan más parasitosis”.

 

 

Mientras los ciudadanos y sus lideres

no ofrezcan su caudal cívico de honestidad,

muy pobre será la estimación sobre la tan cacareada Patria.

 

 

 

De la boca de todo bocón solo emergen alucinaciones,

y muy pocas veces realizaciones.

 

 

En tanto la Nación siga confiando el poder a mil vagos y asaltantes,

la Patria seguirá viviendo una brutal desventura.

 

 

 

 

Mientras unos sirven a la Patria por un manipulado jornal – salario,

otros a través de leguleyadas se atragantan

desde el mismísimo erario Nacional.

 

 

 

Tanto criticó el Presidente Lasso a Correa, que debe tener cuidado,

que por oponerse a Correa, entre pacto y pacto siga el Presidente Lasso

ejecutando lo mismo que hacía Correa.

 

 

Siglos tras siglos, América Latina empeñada en ser potencia,

más de tanto hablar y hablar, se ha doctorado de necia y bocona.

 

 

Ridículos e inútiles, algunos caudillos ecuatorianos

han quedado solo para ser abucheados.

 

 

 

Sepa todo botarate, que si no hay ahorro e inversión

todo esfuerzo propio u ajeno se esfumará.

 

 

Hay bribones planetarios que por más que creen Clubs de Fans,

nadie les quitará su propio descrédito.

 

 

 

¡Cuidado!

Con aquellos que dicen que el poder pasó de los ricos al Pueblo,

lo que están es inventando una treta para ocultar la fetidez de su jefatura.

 

 

 

Que alguien disponga que los bellacos y ladrones del erario nacional,

de aquí en adelante sean expulsados de estas tierras,

de lo contrario, no quedará nada parado dentro de nuestra sociedad,

peor aún que sobreviva nuestro patrimonio.

 

 

 

Cuán dura y alarmante se vuelve la situación de los jubilados,

cuando sus fondos son administrados por delincuentes o ignorantes en administración de seguridad social.

 

 

 

 

 

Un triunfante enemigo pulula en el Ecuador.

 

¡Viva la corrupción!

¡Viva la Patria!

 

 

 

 

Ni la razón, ni la voluntad humana, ni la noble dignidad,

tienen poder cuando la necedad de la memoria colectiva

elige lo mismo y lo mismo: Un mercenario o un Mesías.

 

 

Sepan amables y curiosos Radioescuchas;

que solo a merced de un millón de esfuerzos éticos;

el “mal agüero nacional” por fin migrará.

 

 

Es tal vil la osadía de algunos y de otros,

que nos siguen ofreciendo alpiste

para comerse ellos solitos todos los jugosos platos.

 

 

 

 

La inconsciencia de Chile, es de tal grado

que han elegido un esquizofrénico,

a sabiendas que matemáticamente con un loco

en poco tiempo Chile quedará en esqueleto.

 

 

Chile hoy enfrenta un gran problema;

quiere enmendar los errores

con correcciones aún más erradas.

 

 

La alaraca revolucionaria es tremenda,

por ello no tendremos ningún periodo bien constituido,

seguramente por esa manía criolla de torcer el progreso y el orden,

dizque para favorecer al pueblo.

Muchos países latinoamericanos han destruido

toda forma de concordia social

y la elección de un modelo lógico para hacer política y sociedad.

 

 

 

 

¡Cuidado!

Latinoamérica se acerca a un profundo y crítico momento

ya que ha perdido tanta salud y vitalidad

por seguir esperando la redención de sus pecados,

y no iniciar el proceso de un deber-ser.

 

 

 

Los apuros, empeños y prisas que muestran las nuevas élites,

nos obligan a preguntarnos:

¿Si por ir tan rápido no nos volveremos una y otra vez a caer?

 

 

 

 

Pongámosle fin a tanta ida y vuelta, la principal diligencia política

no es un trabalenguas ideológico, sino servir a la gente.

 

 

Rudo el bostezo con que el poder y la tecnocracia adormecen a la Patria,

mientras sus miserias pasean impunes sobre todo el Ecuador.

 

 

Rabiosamente subrayo; que hombres de oscuros gestos

y de gulas afiebradas por el poder, el dinero y el homenaje,

están haciendo sonar su peso corruptor

entre los 5 Poderes del Estado ecuatoriano.

 

 

De tanto soñar los ecuatorianos, en el milagro del milagro,

cada día vivimos en una Patria más descolorida.

 

 

 

Mi Patria, mi pequeño refugio, sigue agonizando en el centro de mi pecho.

Unámonos para salvar la cuenca del Golfo de Guayaquil,

ya que mientras más recorro nuestra región, más cerca veo su gran descalabro.

 

 

 

 

El ecologismo en el Ecuador y su Ministerio de Medio Ambiente

solo sigue poniendo un ligero barniz frente a la inexistente

ejecución de políticas “medio ambientales” de Estado.

 

 

 

La democracia debe tener estilo

pero sobre todo una mínima moralia,

de lo contario, nadie entenderá

el poder de su razón de ser.

 

 

 

Que otro aire se respire en esta Patria,

sin llantos ni juramentos, simplemente diciendo la verdad.

 

 

 

Tantos locos afectos y afectados se han criado y crecido en América Latina

que nos gobiernan muchos psicópatas de Izquierda y Derecha,

pero ninguno centrado y concentrado.

 

 

 

El anochecer silencia al centro humano de centro de Guayaquil,

y todos parten de ella para que emerja un prostíbulo.

 

 

Las manos del Poder saludan en forma siempre dudosa y borrosa al pueblo,

ellos dicen que nos aman, pero ignoran nuestros vibrantes nombres.

 

 

 

 

 

Se abre día a día el día,

un río de silencios para atraer al sol

y que la humanidad haga su propio paréntesis,

y comience a memorizar que la vida es energía

que activa la dinámica inmaterial.

 

 

 

Aunque suene muy dura esta alocución,

la vieja y peregrina receta de nuestro Presidente Lasso

se volvió de pronto la misma y oxidada locución de los tributaristas,

lo grave es que después de que la ejecuten, el modelo liberal de Lasso

reproducirá la vieja receta del centro estatismo que tanto repudió.

 

 

 

 

 

Los copiones como Jorge Glass, del rincón de los vagos,

salgan de donde salgan, seguirán plagiando con furor.

 

 

 

 

“Dicen hacer corrección tras corrección,

en unas meten la pata, en otras creen que la sacan,

igual siguen enmendando las viejas y nuevas fe de erratas”.

 

 

 

 

 

Pobre pueblo ecuatoriano, es el Amo y Señor de su propia desventura,

siguen eligiendo “Redentores” que tarde o más temprano

saldrán reprobados.

 

 

¡Ay de los miserables!

Año a año, lo único que a lo mejor enmendarán

es su propia y proterva legislación.

 

¡Ay de los miserables!

 

 

 

La vida está repleta de leguleyos y leguleyadas,

cada uno de ellos tiene un proyecto fraguado

para enredar maravillosamente

todo lo que ellos en nombre del pueblo manipulan.

 

 

 

Ejemplar y dichosa la vocación honesta de un ciudadano,

sobre todo, cuando no se deja cegar por ningún tipo de afecto o efecto.

 

 

Los montubios, hijos de toda forma de sincretismos

creemos en brujos y curanderos,

aunque la ciencia diga que eso es una estafa,

o la Curia que eso es pecado.

 

Los seres humanos somos al final de cuenta:

sincretismo en acción.

 

 

 

Un demócrata y amante de la democracia

no llena su vida de mentiras para salvar su cargo.

 

 

 

Desdichada la población cuyos caudillos gestan su propaganda

con una cara de Santo Varón; más detrás de ella “el bellaco de siempre”.

 

 

Hay gente de Izquierda y Derecha

que construye unos parloteos petulantes,

quizás porque aún no reconocen

que son profundamente ignorantes.

 

 

 

El Ecuador profundo, ha quedado otra vez

bajo la sombra de culebras venenosas.

 

 

Hay que excitar la memoria para que el Fiscal

acucioso de nuestro subconsciente colectivo

observe que los síntomas son siempre los mismos.

Una desidia que potencia más corrupción.

 

 

 

 

Hay políticos que se alinean como artesanos

de acuerdo a quien pague mejor la hechura,

poco les importa de qué Partido ser,

si no de quien les provea la mejor renta,

desconocen de aquellas cosas llamadas “principios”.

Les gusta servir al mejor postor.

 

 

 

 

 

Venga el Gobierno que venga,

hay una poderosa caterva

de Tecnócratas y Plutócratas,

que de moral desconocen y sirven y se sirven

de lo que más les convenga a ellos,

y otros que al mejor postor terminan postrando sus ideales.

 

¡Cosas de la Política Criolla!

 

 

 

Oscura trastienda el argumentar ser

una Organización patriótica,

seguro encubre una nueva estafa.

 

 

 

Hay bribones en esta Patria

que con entusiasmo, pasión, o conveniencia,

los tenemos como seres benignos,

pero en realidad han manipulado la comunicación

y la esencia del Estado en beneficio de ellos.

 

 

“Que la verdad valga la verdad”,

no es importante ser Patriota,

lo que cambia a una sociedad

es la integridad de la ciudadanía.

 

 

Es histórico y real;

que no es porque el Diablo viene,

si no que el inconsciente

comienza internamente a culipandear.

 

 

 

No es una sarcástica burla,

pero la Asamblea Nacional

sigue provocando atropellados rebuznos

en contra de la masa, que ya mismo se turba.

 

 

¿De qué viven algunos en el Ecuador?

Del Patriotismo convertido en profesión,

otros del permanente “lleve”,

y algunos de la permanente Comisión de Servicios,

entre otros deplorables actos.

 

 

 

Cuán fatuo Correa, tan necio que él se auto-vanagloria

de su inteligencia, por todo aquello, a su ufana excelencia,

le digo: ¡Conócete a ti mismo, y luego habla!

 

 

 

Ecuatorianos ¡Alerta!,

por las grandes y viejas picardías,

la Patria tiene demasiado peso muerto.

 

¡Cuidado se desploma la cama del enfermo!

 

 

 

 

Mi Patria está en este río, aquí en el Río Daule,

entre sus mareas encuentro múltiples dulzuras,

en tanto mi alma deambula

sintiéndose un ser del campo; de verdad.

 

 

¡Por Dios Señor Presidente de la República del Ecuador!

Esta es una petición de grado extraordinario:

 

¡Salvemos los ríos de la Cuenca del Golfo de Guayaquil!

 

 

 

¡Qué políticos tan expertos son nuestros caudillos criollos!,

no dejan ni que sus hijos florezcan.

 

No gritemos tanto: Patria, ni victoria, ni libertad,

sino seamos audaces en crear nuestra propia tecnología,

si no, no habrá revolución peor aún evolución.

 

 

Tal como estamos cuidando nuestros ríos, esteros, montañas,

los habitantes del Golfo de Guayaquil, aunque lloremos,

no lograremos acrecentar los caudales de nuestros Ríos.

 

 

De nada servirán todos los cánticos de protesta

si los Latinoamericanos no generamos nuestras propias tecnologías,

y aunque el clamor popular resuene: diría que:

“sin tecnología propia no hay Paraíso”.

 

 

 

 

 

 

 

América Latina habla de sus colosales virtudes

y hace apología de sus eximios vicios,

por ello pregunto:

¿Cómo corregirá América Latina su rumbo?

 

 

 

América Latina se pasa ponderando a una decena de colosos:

Bolívar, San Martín, Martí, Santander, etc.,

más no exhibe ningún cuadro relevante

para su gloria tecnológica o científica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lasallanos y Salesianos

 

Con la máscara puesta juegan a ser dioses,

pero cuando Dios y la verdad

se asomen a nuestras ventanas,

veremos su atareada y ruidosa farsa.

 

Con la máscara puesta juegan a ser líderes,

pero parece que el único trazado que tienen

es pasearse en aviones,

exhibiendo su impecable cultura política esnobista.

 

Aquí la Patria con su olor,

y su responso y esperanza a cuestas.

 

¡Qué tristeza!

Tres monos Lasallanos y uno Salesiano,

que lo único que han anotado en este primer milenio,

es que en esta Patria se favorece a tecnócratas y plutócratas,

sin poder ellos entender la dimensión de la belleza,

y la integridad e integración del pueblo ecuatoriano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Golfo de Guayaquil y la indolencia culposa

 

El Poeta y el Francotirador intelectual que hay en mí, se desvela.

Bebo, siembro y navego entre las aguas de los ríos y esteros

de nuestro Golfo de Guayaquil.

 

Más el Poeta y Francotirador que hay en mí, se desvela,

al pensar que la poesía es inmortal,

sin embargo, si estos ríos y esteros mueren

solo quedará una ciega y lejana luz de lo que fue humano.

 

El Poeta que ama sus barranos dauleños

mira cómo la alegría biótica muere o huye espantada,

porque la piel de la avaricia social

pospone la sanación integral y amorosa

de nuestra cuenca del Guayas.

 

Hay plata para Subterráneos, Metros,

Aeropuertos Intercontinentales, y otras cosas,

pero a ratos pienso que los tecnócratas y empresarios

ignoran que no hay vida sin agua;

por ello, el Poeta y el Francotirador, que hay en mí,

política y socialmente los escupe por su indolencia culposa y dolosa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Concierto – Patrio

 

En estos tiempos que corren,
sí vale decir que hay que elevar nuestra conciencia,
y pedir si queremos estar en lo justo,
que hay que sacramentar el espíritu de la política
para no seguir escuchando tantas declaraciones pomposas
de amor a la Patria y amor al Pueblo.

 

Por ello, seamos honestos en nuestros sentires,
es menester y sin rodeos comenzar a empeñarnos
en romper esa grave promesa de connubiales arreglos,

como por ejemplo: “que hacer obra llevando”

es una forma de servir a la Patria.

 

Los ciudadanos éticos debemos arriesgarnos

a cambiar el ritmo de nuestro concierto patrio.

 

2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“Que en 100 minutos todo cambiaría”

 

 

Visto está que los actos del Presidente Lasso no han sido aceptados

como él ansiaba, y que traicionó su sacramental proyecto

de que en 100 minutos la Patria liberalmente cambiaría.

 

Entre la clase media y Lasso hay una nupcia que rápidamente

se está disolviendo, y va quedando claro que el centroestatismo

y la plutocracia lo volvieron al altivo Guillermo, sumiso al totalitarismo centroestatista, ya que ellos saben cómo lambonear

la Sacra Majestad Presidencial.

 

Ha quedado demostrado que entre cultos adefesiosos

y sin mayor demora, el adalid del liberalismo “vargasllocistas”

dejó de saber por culpa del centro-estatismo
cómo hacer que el árbol patrio se vuelva lozano, fresco y productivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sonsonete al clásico aprieto nacional

 

Con mucha finura Os digo:

Los políticos ecuatorianos de Izquierda y Derecha

hablan al pueblo con voz conmovida,

luego cuando los eligen representantes del Pueblo

ellos pretenden engañar hasta el mismísimo Diablo.

 

En el Ecuador nunca en Política serán llanas o fáciles

los logros de transformación, ya que luego estos bellacos,

por lo general católicos van a confesarse y obtienen mortaja bendecida,

para luego exigirle a la clase Media y a la Popular

que vivan su sendero histórico cargando el peso socioeconómico

de las brutalidades de sus dirigentes.

 

¡Carajo!

En qué contradicciones tenemos que caer los ilusos ciudadanos,

insultar o maldecir a los que ayer alabábamos, para luego en masa

entrar todos en trance para vivir en paz, pero socialmente inmovilizados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Presidentes y la Fiducia social

 

Qué fácil fuera que con palabras y escritos

pudiéramos expulsar a los grandes enemigos

de la sociedad ecuatoriana:

la ignorancia y la corrupción criolla.

 

Con palabras, todos los Presidentes

les han declarado guerra a los ladrones,

en tanto, los bribones de chaleco o sin chaleco

atacan innumerablemente al Erario Nacional.

 

Por todo ello y aquello, la recta celebración de un gobierno

con una mínima moralia se aleja día a día.

 

Gobierno tras gobierno,

todo crédito que da una obra

se mengua debido a la mala y dolosa ejecución

de todas esas obras y sus administradores,

violentando la voluntad popular democrática

que con devoción y en masa,

los ecuatorianos entregamos

cada cuatro años renovamos y renovamos.

 

2021

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Cartapacio Patrio

 

En el poder como dicen los Colombianos:

“Todos maman del mismo gallo y comparsa centroestatista”.

Repetida noticia: “los monos suben en el guinguiringongo al Poder

y los quicuyos sin moverse del asiento le hacen al señor Presidente de turno:

barba, pedicure, manicure, el pelo, y le dan un vaso de chicha.

 

¡Ay, Señores Presidentes Monos!

consideren que su paso por el poder no es muy largo

y que está trazado generación tras generación,

que Quito no es solo la Capital política del Ecuador,

sino el punto no litigable, de que ellos son el centro fastuoso

de nuestra Patria, por ello tenemos todos y todas que pagar la cuenta,

y ellos como oficio solo tienen que ordenar

el Cartapacio de sus múltiples carpetas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Urbanidad Política

 

Si queremos analizar nuestra política, debemos meter el pico y preguntar:

¿Cuál es la mayor deficiencia de los políticos ecuatorianos?

 

Respondería sin temor a equivocarme: “es que ignoran de Urbanidad Política,

los políticos, y por lo general no se distingue porque carecen de porte espiritual

e Intelectual”, por ello creo sin desatino alguno, debo afirmar que esta Urbanidad

no se trata de cómo se visten o comen, y si lo hacen mejor o peor que otros Políticos, sino cómo ocupan sus vidas como políticos. Muchos de ellos nos aturden con sus visiones haraganas, otros que mascan chicle como tontos, mientras el Poder y el poderoso les dictan mandatos, otros que les hacen desaires a sus electores ya que son encomenderos de la Plutocracia, pero sobre todo,

se vuelve la cosa más compleja cuando la trinca está intrincada en nombre

de los valores, la Patria, el amor al desarrollo, para luego frente a tales misterios, todos en masa tenemos que aflojar el bolsillo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rafael Correa nos toma el pelo

 

Lastimosamente Correa es un ladino que lastima, injuria,

araña, muerde, y después dice que no fue él si no las uñas.

 

En resumen, ahora él no es responsable de las indemnizaciones

que el Estado le debe a Diario El Universo, a la familia Pérez Barriga,

y al Periodista Emilio Palacios, si no que fueron los jueces

a los cuales dice como siempre que él ignoraba lo que él controlaba.

 

En resumen, nos toma el pelo diciendo que él, siendo Jefe

de todas las funciones, “ordenaba sin dar órdenes”

En su profunda canallada Correa no es responsable de nada,

todo es culpa de sus operadores, es decir, de las uñas.

La canallada es de tal nivel, que además exige que aplaudan sus descarríos.

 

¡Qué pretensión más insensata la de este canalla! que ejerció todo su poder

y megalomanía en contra de débiles, fuertes y semi fuertes,

y ahora no quieren responder por sus actos,

ya que es el mayor canalla del siglo.

 

Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Titán del Castrismo

 

La omnipotencia del terror va dibujando los senderos del Castrismo,

aún los comunistas desconocen sobre la importancia del precio

porque piensan que sus ideas son eternas.

 

La democracia ha sido durante 63 años un propósito inútil.

Cuba solo se ha transformado en una tiranía donde proclamas

y descargas postreras, honran el crimen en nombre de la pobreza.

Hasta ahora los castristas no han sabido decirnos

cómo se troca el sañudo huracán de pobreza que ellos crean,

con un democrático y próspero ambiente.

 

Cuba con brillo siniestro reverbera un contraataque

para meter a América Latina en la fatídica pira de su “no evolutiva” situación.

 

 

2022

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Informalidad y la Energía

 

Lejos muy lejos de la torpe escena política,

los pueblos resuelven su hambre y equilibrios para vivir en paz.

Entendieron que para sobrevivir no hay que ladrar a canallas

o a oportunistas políticos, sino con gestión propia

e interdependencia colectiva crear y recrearse.

 

Algunos ciudadanos ya aprendieron que no hay que adorarles,

ni rogarles,ya que la nueva era humana demanda de ser hábiles,

y no comer cuento ni de Salvadores ni de redentores,

ya que sus derechos emergen de su debido trabajo,

así que ahora a decirle a aquellos salvadores que

“tenemos derechos porque pagamos impuestos”.

 

2022

0:00
0:00