TINTES POLÍTICOS

 

 

TP – 1

Lasso tiene la cosa pública muy complicada;

hay seres opacos y otros lúcidos

que aspiran asfixiarlo.

Así la historia se sigue complicando,

gradualmente lo están concertando para humillarlo,

y ahora exhibiendo con prosaica astucia una intimidación progresiva.

 

TP – 2

Ninguna vida buena surge de forma espontánea;

hay que construirla, pero construirla dentro de un marco moral

que te exija el mayor comportamiento ético.

 

Enriquecerse sin ética,

no garantiza gloria ni para uno mismo ni para la sociedad;

solo el fruto de la disciplina, abnegación y honestidad

garantizan el verdadero y real éxito, es decir:

la buena vida con moral.

 

TP – 3

No puede mejorarse la vida de los ecuatorianos,

si moralmente tenemos unas relaciones éticas poco exigentes.

 

TP – 4

Lasso tuvo un problema muy serio;

defraudó a la clase media con impuestos

y a los patricios sociales políticos y económicos

los dejó demasiados resentidos.

 

TP – 5

Lasso tuvo su propio sueño de transformar al Ecuador,

pero careció de una visión común con la mayoría de ecuatorianos.

 

 

TP – 6

Ojalá que los partidos políticos se vuelvan máquinas bien engrasadas

capaces de potenciar electoralmente, legislativamente y ejecutivamente

una transformación real del Ecuador.

 

TP – 7

Lasso no organizó un partido político, sino una maquinaria electoral;

por ello, frente a la carencia de raíces, tuvo que apuntalarse

en lo que decía odiar: el correísmo

 

 

TP – 8

Decía un querido politólogo amigo mío:

¨Quién no se gana a la gente en el día a día,

por más que gaste millones de dólares en publicidad, no hará empatía¨

 

 

TP – 9

La gran lucha de la tecnocracia y la aristocracia

ha sido siempre la necesidad de que alguien firme lo que ellos desean,

más no quieren que llegue alguien que piense mejor que ellos.

 

 

TP – 10

Para hacer cambios duraderos,

los partidos políticos deben tener cuadros formados con experiencia.

 

 

TP -11

Ha llegado el momento

de que los seres comprometidos con la libertad y la democracia

nos juguemos para conservarla.

 

TP – 12

Iza pretende vendernos la idea de que

¨Sus reclamaciones tienen un encaje ideológico¨,

pero carecen de fluidez ética y política,

porque se trata de un vulgar chantaje.

 

TP – 13

Unos de los aprendizajes más importantes

para un parlamentario que tenga fuste,

es aprender que sus ideas sean aprobadas por la mayoría.

 

TP – 14

La calle está transpirando un ambiente eufónico.

Iza promete lo divino y se olvida de lo políticamente posible.

 

TP – 15

En cosas de política o de amor,

quien hace las cosas bien y con dedicación triunfa

porque sabe hacer bien las cosas.

 

TP -16

Alguien buscaba en Carondelet

un hilo directo de comunicación con Leonidas Iza,

pero ya están enterados que los únicos hilos que tiene

son con sus titiriteros.

 

TP – 17

En este momento tan especial,

es necesario que tengamos políticos propensos

a la prudencia con valentía.

 

 

TP – 18

En política hay que saber evitar los charcos desafortunados,

si no te empantanas en pocos centímetros de espejos de agua.

 

 

TP – 19

Los políticos criollos viven tan pegados a las encuestas

que son remolques de la opinión pública

y pierden la locomoción de sus propios principios e ideas.

 

TP – 20

Reflexionemos:

La política ecuatoriana es mediocre,

por ello, analicemos la esencia de la gente como Iza.

Seguramente hay que tener absoluta paciencia

porque si no, nos revuelcan con sus creativas incoherencias.

 

 

 

TP – 21

La bondad nos brinda esperanza y es grato sentir eso en la vida,

pero cuando alguien en nuestro entorno se escurre con violencia,

debemos, como en el caso de Iza, aplicar resistencia pacífica

frente a esa violencia progresiva en el uso de esa cretina fuerza.

 

 

TP – 22

La cosmología indígena, tan cacareada

y estudiada por los intelectuales sobre la grandeza del espíritu indígena,

prácticamente nos ofreció un arpegio

(registro musical de amor y armonía),

más en esencia sigue siendo la violencia clásica de los clanes.

 

 

TP – 23

Las evocaciones indigenistas son de naturaleza tribal,

es decir, violencia o curación aplicada por el Cacique o Chamán de turno.

 

 

TP – 24

Entre la neurosis del gobierno,

la histeria de Iza y sus secuaces que ignoran lo que es la democracia.

La solución no encuentra un punto realista,

Iza se reafirma en un estúpido absolutismo;

mientras el gobierno se disuelve entre rituales báquicos.

 

 

 

 

TP – 25

Iza y sus secuaces azotan al pueblo,

pero sobre todo a su base con un frenesí,

más lo único que tienen para ellos, es, sobre todo, una maldición apocalíptica.

El Ecuador no sabrá cómo recuperar el rumbo después de todo esto.

 

 

TP – 26

El Ecuador requiere una visión más cívica

y no quedarnos abandonados en la más profunda retórica,

llenos de declaraciones de lealtad a la Patria y al pueblo,

para luego transformar al Estado en su autoservicio.

 

 

TP – 27

La derecha plutocrática en gran medida votó y aupó a Lasso

porque parecía que tenía una estrategia imbatible,

y en menos de 13 meses la plutocracia le ha quitado la fe

a su propio proyecto.

 

TP – 28

Los líderes revolucionarios

tienen una estrategia clásica a lo largo de nuestra historia,

y sus fracasos revolucionarios los obliga a radicar sus ideas de revolución,

así es la siniestra comedia cubana-nicaragüense, entre otras.

 

 

 

 

TP – 29

El economista Dávila, asesor de la CONAIE, y el cómplice de Iza,

son solo teóricos de las exitosas revoluciones y conspiraciones apocalípticas, transformándose en “los cucos de la izquierda”.

 

 

TP – 30

El viejo caballo de batalla de los social cristianos ya está mayorcito.

El partido junto con todas sus derivadas, tienen que encontrar su propio camino para lograr una segunda vida.

Si alguien no mata al Padre o el Padre no se va a sus cuarteles

de invierno, el P.S.C quedará en liquidación.

 

 

TP – 31

La versión del correísmo es aún más compleja.

Correa ha pulverizado todo tipo de jerarquías democráticas,

seguramente alguien pronto comentará

o intentará producir un PARRICIDIO.

 

 

TP -32

Por ser siempre el más ágil,

hay líderes que pierden la capacidad reflexiva

y estrellan a sus pueblos y partidos.

 

 

 

 

 

TP – 33

Muerto el caudillo de cada uno de los partidos.

¿Habrá gente capaz de llenar ese vacío?

Creo que aquí tocamos el nervio de nuestra política.

 

TP – 34

El Sr. Iza ha iniciado un brutal conflicto,

pero mayoritariamente está claro,

que esa no era la forma democrática y lógica para la disrupción.

 

 

TP – 35

Es cierto que no hay cambios si no se hace nada para que sucedan,

pero los estilos políticos violentos solo viabilizan tensiones innecesarias.

 

 

TP – 36

La vida es un mundo de decisiones,

cada día enfrentamos múltiples opciones,

de las cuales eliminamos todas

para quedarnos con una sola.

Esta acción es milenaria y en todas las geografías,

el error o el acierto engrandece o deteriora tu vida.

 

 

TP – 37

Tus decisiones, las mías y las de todos los seres crean un sistema,

pero lo que hace que funcione es el pacto social.

Ese pacto, si es torpe o corruptamente administrado,

colusiona y colisiona.

 

TP – 38

La derecha ecuatoriana y la izquierda

se han vuelto tan populistas que sus discursos y acciones políticas

no se ajustan a ningún orden lógico,

mucho menos a un Universo teórico, completo, congruente e integrador.

Lo más grave aún es que no se asume con ninguna curiosidad experimental

el futuro en este presente.

 

 

TP – 39

Frente a este instante

el río se refleja día a día,

haciendo salir las estrellas y la luna,

más el timbre de la voz del río Daule

hace que el montubio

se alimente del cósmico poder.

 

 

TP – 40

Nací, soy y seguiré siendo

eternamente agua y barro,

y en plenitud, el espíritu de cada microcosmo

que se multiplica.

 

 

TP – 41

Cada piedra del medievo,

un poema al mío Cid y sus aventuras.

 

 

TP – 42

Una plegaria más, otro epigrama moral.

La vida es un sinfín de intenciones dialécticas

que han llenado a la humanidad

de un conjunto de negaciones y afirmaciones,

asumiendo milagros que dicen representar al Señor.

 

 

TP – 43

Entre estos bosques hablan los duendes y el silencio,

emergiendo día a día como espejismos la esperanza

de que algún día la cosecha será mucho mejor.

 

 

TP – 44

El campo es un maestro sin palabras,

de lunes a domingo,

en pleamar o en bajamar,

estos campos esconden terneza y soledad

que pone todo en movimiento.

 

 

TP – 45

La vida está forjada por ilusiones y promesas,

más estos árboles son los grandes garantes

de que nuestra vida siga siendo parte

de este cósmico concierto.

 

 

 

 

TP – 46

Al abrir los ojos, que no te emerja la ira,

inhala el tiempo como una lámpara de esperanza.

 

 

TP – 47

El vientre materno

es el único Edén siempre vivo,

donde vibra la luz deseada.

 

 

TP – 48

Entre cuerpos vivos

miles de momentos felices,

pero también lamentos

que se van olvidando así mismos.

 

 

TP – 49

Muertos en pie de lucha,

los arcángeles nos acompañan

como luces que alumbran nuestra particular soledad.

 

 

TP – 50

Avanza el amor vencedor

y el indeciso soplido del odio

anunciando el ardor incoherente de la existencia.

 

 

 

 

TP – 51

Tu voz, siempre con dulce acento,

dibujando serena una nueva melodía,

haciéndole siempre una oda al amor y a la tristeza.

 

 

TP – 52

Frente a la atracción humana por el sin saber,

el amor desbocado libera todo tipo de sinsentidos.

 

 

TP – 53

Frente al amor más ardiente

no queda otra cosa

que ir buscando algún atajo por el río,

porque si no te extravías entre múltiples corrientes

que se convierten en cegueras espirituales que estremecen.

 

 

TP – 54

Se marchará otra vez la tormenta

y cada quien con su amor en cuerpo solitario,

haciendo acopio del frío y del miedo,

mientras el dolor busca errante

un disfraz para espantarlo.

 

 

TP – 55

Joven de nuevo luce el imposible,

más a través de la búsqueda de la plenitud

se le da grandeza a los colores de la propia existencia.

 

TP – 56

No te canses de estar vivo,

no habrá nada que te agobie

cuando estés muerto.

 

 

TP – 57

Piedad propia

 

Quien tiene hambre, miedo y frío,

que encienda todas las penas

y abrace las nubes de la esperanza.

 

 

TP – 58

Sonsamente acumulamos tiempo,

siempre su delgado espesor,

va cargado de glorias y derrotas

que se revisten de ingratos olvidos.

 

 

TP – 59

El amor, a veces tiene una indecisa melodía,

otras, unos júbilos que ofenden

adicionando tristezas que anegan la existencia.

 

 

TP – 60

La frontera más triste: la indiferencia

 

 

TP – 61

En cada meandro del río; un amor

y un árbol frondoso que encubre la sombra

de mi pasión por el campo.

 

 

TP – 62

¡Libérame de tus besos!

eres una inmensa llanura

que inmoviliza la prisa de mi pompa masculina.

 

 

TP – 63

Cansados de contar tantas amarguras,

intentemos construir un mundo desde la voz del amor,

para no seguir mendigando un futuro,

y que las mareas de la estupidez no nos sepulten.

 

 

TP – 64

Cada lágrima tiene una razón,

puede que estremezca abismos y montañas

derribando así imperios,

más una lagrima quizás le puede dar nombre

a un novedoso y majestuoso sueño.

 

 

TP – 65

Los días se cansan y se agotan,

la pasión y la muerte también,

porque todo algún día se debilitará y fenecerá.

 

 

TP – 66

Una verdad es siempre determinante,

más una mentira es tormenta que destruye.

 

 

TP – 67

El amor viene y va.

En tanto el odio un suplicio que vive

su propia borrachera.

 

 

 

TP – 68

 

Frente a las víboras seductoras,

todos se vuelven felices,

inclusive sabiendo que están frente a la muerte.

 

 

TP – 69

Entre las humanas musarañas existenciales,

no hay más que una sumatoria

de humanos deseos por prostituir todo.

Verdad que todos ven, más nadie lo entiende.

 

 

TP – 70

Frente al silencio imposible

pareciera que todos duermen,

más la inquietud constante de unas lágrimas

por momento nos inquietan.

 

 

TP – 71

Un afán inmenso lleva el ser humano,

por tangibilizar la muerte.

 

 

TP – 72

La mentira es un placer,

que nos llena de hechos y fechas vacías.

 

TP – 73

Frente a tu latido y ardor,

no sé qué aroma femenino sea más jovial.

 

 

TP – 74

Frente a tus tiernos fulgores,

invoco la memoria de las vírgenes

donde mi semilla dará el mejor fruto.

 

 

TP – 75

La gloria del Poeta,

radica en la simpleza de su creación

que yace en su inconsciente.

 

TP – 76

Frente a las interminables palabras del orador,

¡levántate hermano! que puede ser un charlatán

hablando del pueblo, de Dios, sobre política y fútbol.

 

 

TP – 77

La muerte únicamente nos avisa,

que se vive,

aunque el amor muera.

 

 

TP – 78

Frente a la ternura de tu pecho,

mis fulgores oxidados

que aunque queriéndote querer, se derriten.

 

 

TP – 79

No puedo aún aquilatar tus esbeltas inquietudes;

lucen llenas de vibrantes amoríos.

 

 

TP – 80

Mi afán por amarte prosigue de un airado deseo,

por revolucionar tus airados ardores.

 

 

TP – 81  

Negué que contigo gozo

para llenarte de soledad,

y memorizar que contigo tengo un gran reto.

 

 

TP – 82

Una verdad tangible:

el mar que hay en tus ojos.

 

 

TP – 83

Placer y pena,

los fantasmas del goce

son dignos que entren en nuestras camas.

 

 

TP – 84

Tratar la ilusión,

es una adicción de la imaginación.

 

 

TP – 85

Quien sabe tomar posición de la ilusión;

vive vibrante.

 

 

TP – 86

Inteligente es encontrar

una ilusión que excite nuestro deseo.

 

 

TP – 87

La intuición desnuda las urgencias propias y ajenas.

 

 

TP – 88

El demonio es el gran Maestro de las ilusiones

y yo un poeta vendedor de ilusiones,

más con la gracia de Dios y sin oraciones que me mortifiquen,

plasmo el sentido de la ilusión como un fantástico autoengaño,

a sabiendas de que todo esto,

al iluso, lo ilusiona por generación espontánea.

 

 

TP – 89

El twitteo amoroso es una innovación poco romántica,

que fabrica con megabytes castillos virtuales,

posesiones y sensualidades

que en apariencia lucen atractivos, pero son falsos.

 

 

TP – 90

En la sublime eternidad,

la ilusión que nos empapa es la esperanza

haciéndonos creer que la pereza es virtud.

 

 

TP – 91

Tu mirada viva acaricia mis deseos e ilusiones

con el fiel potencial de tu amor.

 

 

TP – 92

La clase trabajadora enfrenta un entramado caótico y diverso con relación a la situación en el mundo posmoderno. La virtualización del trabajo, la robótica y su sistema de reformas para lograr un nuevo tipo de empleo, y además toda la variedad de componentes tecnológicos y conceptuales, como la falta de espacio para mayores de 50 años, lo que obliga al Poder político, económico y social a generar con gran envergadura una mayor riqueza a través de más planes para la sociedad.

El mundo debe ser reconstruido epistemológica, cultural, productiva e históricamente distanciándose de la forma del capitalismo hasta hoy vivido.

 

 

0:00
0:00