Amor liquido

Primero que todo amanece
para nuestros ojos.
De par en par los abrimos.

Ondula azul el cielo,
rueda tu mejilla
como una estrella por mi piel.

Tú tan grande mi niña,
yo a solas orbitando
entre tu cadera sideral.

Giro, regreso, y jamás olvido.

Levantarse sería un pecado,
en una nueva matutina función
tu mirada clara
me ofrece una nueva exhibición de trucos.

Garza Roja / 2015

Pro verbos:

 

0:00
0:00