MICROCUENTOS

 

Don Vito y los Abogados Criollos

 

Un Psicólogo-Psicoanalista argentino, Ariel Bauman, recibió la visita de un paciente cuya profesión era la de abogado, y el Psicoanalista le preguntó:

¿Para qué vienes a la consulta?

El abogado respondió:

“Hay problemas delictivos en mi cabeza y de filantropía en mi corazón”.

El Psicoanalista vio la pantalla del móvil del abogado, donde vio la foto de Don Corleone Vito, y le dijo:

“Soy Psicoanalista, no pesquisa”.

 

 

 

Elocuencia y Eficiencia  

                                                

La elocuencia y la fantasía entre los políticos van acobijándose, los dos de la mano, más por separado corren la eficiencia y la concreción de los hechos generados en el discurso de la mayoría de los sujetos políticos. Ellos están convencidos que con elocuencia propia y gracias a su grandeza todos los problemas serán resueltos, tal como Cristo multiplicó los panes.

 

Madrid.2022

 

 

 

El Sexo Senil

Julia Arroba Kohn bordea los 90 años y dice:

“que durante 70 años todas las noches tuvo intimidad con su marido el Rabino Jacobo Kohn”.

Ella, como buena esposa de Rabino, había sido siempre fiel a su marido, por ello en sus primeros 40 años de matrimonio con su marido Jacobo, hacían vida en ese mismo lecho que hace cerca 70 años les había fabricado de madera de ébano su tío, el carpintero Samuel, y los otros 30 años, todos los días abrazaba la ausencia de Jacobo.

 

¡Ella siempre dijo que a su marido el Rabino Jacobo, después de muerto lo amó en tantas posiciones como a ella se le ocurría!

 

 

 

 

 

Entre los trazos del Todopoderoso

 

Alguien que decía haber vuelto de los brazos del Todopoderoso afirmó:

“Ir donde el Señor, luce como estar flotando sobre un trapecio, cuando caes en los brazos del Todopoderoso lo que sientes es que caes en un colchón de plumas de ave fénix”.

Un borrachito que lo escuchaba con atención le preguntó:

¿Y también viste desplumarse a una manada de aves fénix, para que tú sepas a qué sabe una caída sobre plumas de ave fénix?

 

Madrid.2022

 

 

 

La Realidad

 

Para mi amigo J.J. Varas.

 

Un borrachito disipado iba corriendo la calle en Hermosilla de la ciudad de Madrid, a la altura del número 90, decía:

“Por Dios no quiero que me atrape la realidad, estar sobrio me enfrenta a lo único que realmente tengo: mi propia realidad”.

Madrid.2022

 

 

 

 El Curandero Anímico

 

Un poema puede ser un golpe de luz que podría curar, por ello, el viejo curandero anímico de Calceta Manabí-Ecuador, receta de acuerdo a la enfermedad leer poesía sin necesidad de recetar ningún tipo de drogas, inclusive sostiene:

“Que un poema de amor de Lemus cura toda ansiedad, sin tener que arrastrar al paciente a tomar ninguna Valium”. Y cuando quiere que alguien descanse le receta “leer a Gabriela Mistral”, cuya única artillería poética es su ternura.

La poesía es un remedio tan natural que nadie en ella se puede ahogar, sin embargo, el curandero anímico de Calceta sostiene:

“Una sobredosis de lectura de poesía puede al paciente hacerle daño, ya que puede poner a algunos tan locos, que piensan que escribir los hace Poetas”.

 

 

 

La Brújula del Hambre

 

Decía el abuelo de mi amigo español, David Peñafiel:

“Que él nunca olvidaría que migró a Colombia orientado por la brújula del hambre, pero impregnado de mucha mística y humildad para emprender en esta América Latina”, donde los pueblos aborígenes en esa época, a fines del Siglo XIX, no entendían de propiedad privada y no tenían papeles de ciudadanía. De aquello aprendió que no había que doblegarse porque no había mucho. La brújula del hambre, decía el abuelito de Daniel: “siempre te llevará hacia las coordenadas del día a día, donde hay perennemente un mendrugo de pan”.

 

 

El Proceso

 

Un hombre moribundo en un hospital vio a su médico, un hombre de unos 40 años un poco azarado al entrar a la habitación, donde yacía este hombre dolido, pero valiente y lleno de paz, le preguntó:

¿Qué te tiene desestabilizado? el Médico respondió:

“se cayó el valor de mis acciones en la bolsa de valores”.

El hombre moribundo alcanzó a decirle:

“deja de llenar ilusamente tu cuenta bancaria o tus cofres de oro,

y prepárate para que disfrutes tu último latido”

 

El caballero moribundo legó a su médico, su última sonrisa.

 

 

Madrid.2022

 

 

 

Golpes Cerrados          

 

Cada uno en su pequeño reino se va acostumbrando a acrecentar y a vivir del mito.

Cada uno va prolongando el cuento de su existencia, más luego el Poder se encarga de frustrar el propio ensueño, y manipular las mentes de cada ser, sobre todo de quienes son parte indiscutible de la masa, marcando una vida colectiva con manipulaciones que te hacen consumir lo que ellos quieren, y jamás lo que tú en tu pequeño reino aspiras. Y así se transforma a los humanos en seres idos, en un campo traviesa para distracción de los poderosos.

 

 

 

El emisario del Poeta Divino

In my end is muy begining

 

Ya lo dijo T.S Eliot:

“En mi fin está mi principio y en la medida que me acerco a mi segundo más oscuro, siento que algún día mi alma conocerá la esencia de esa deidad que parece vibrar en la frecuencia de la amapola”.

 

Ya lo dijo T.S Eliot:

“En mi fin está mi principio y aunque parezca doloroso siempre se vuelve tu ser atrapado por la claridad de la muerte”

Ya lo dijo el tango: “Veinte años no son nada, sino un dulce recuerdo que trae prendido los versos para despertar nuestro corazón con el jugoso rocío que nos dona la eternidad, y para la eternidad, el Poeta es el emisario poético de los dioses”.

 

 

 

Tu Sello

 

¿Dónde está la libertad?

Quizás en los amaneceres, en ciudades extrañas donde no se usa el GPS, sino la voz del deseo, y de la intuición que transforma la vida en una permanente sorpresa, en cada recoveco o esquina.

 

¿Dónde yace la libertad de los Poetas?

Emerge del dictado de sus goces, de sus efímeros artificios que nacen de sus naves aromadas, o por el delirio de las calles donde el humano es el verdadero vector de la belleza, quizás de los ecos de la música, o tal vez de una cantina donde prostitutas y chulos se timan entre sí.

 

¿Dónde está la libertad? Seguramente donde cada quien puede estampar su sello.

 

 

 

El Pentagrama y la Vida

 

Ya lo dijo Federico Nietzsche:

“Sin música la vida sería un error”.

¡Que suene el nocturno más claro o la sonata más oscura!

Pero el esqueleto humano solo con música matiza su torpeza.

 

La música acompasa la vida. El secado de las lágrimas marca el pentagrama de la alegría, o del dolor con cualquier llave de sol.

 

Aquí y allá, la música haciéndonos crecer o decrecer con sus múltiples

tonadas y tonos crecientes, aunque realmente se esté decreciendo.

 

 

 

La sentencia humana

 

Paz alegre, paz inútil, que solo columpia protervos intereses.

Cuando los poderes enloquecen los regimientos marchan, y las bombas de alta gama amenazan con pisarnos con sus sangrantes botas.

Esta paz planetaria es solo soledad en masa, aunque podemos elevar una oración, la humanidad por culpa de los poderosos habitamos en este planeta nuestra casa,

como si fuera una casa extraña.

Qué difícil es que la paz logre la victoria como destino final. Grito vano e inútil el pedir paz para la humanidad. El hombre nació para golpear en nombre de Dios o el Estado, que solo es el portarretrato de su egoísta vanidad.

 

La palidez taciturna de la conciencia

Al Doctor Enrique Rojas

 

Negros pueden ser, él ser y los sentimientos que oculta.

Lejano puede ser el eco de tu súplica que difícilmente retumba.

Mira bien el mar, es lo único que realmente besa el cielo

y a sus dioses que abren las ventanas de la mente y del paraíso.

 

Todos descansan sobre la voz del pasado, más el futuro es un verso que agita la necesidad de ser sujeto histórico. Por eso arreamos las banderas; los políticos agitan poblaciones, y los poetas; los bancos fulgurosos del subconsciente, de los cuales los Psiquiatras aún no saben cómo calcular su profundidad interior.

 

 

 

Sobre el Ocaso Humano

 

La sociedad vive una gran incertidumbre; ser realmente humana.

El metaverso ofrece:

¿Una verdad, una posverdad, o quizás el tufo de una gran melancolía?

Sería de pensar que alguna vez fuimos esencialmente humanos.

 

Aquí frente al humor de la biotecnología y otras neotecnologías; las estancias de lo religioso y metafísico que como azares se desvanecen rendidas ante el culto a lo científico. De a poco también el amor y sus esteros se irán resecando, se están volviendo demasiados espumosos para estos tiempos tan acelerados, donde pocos se percatan del poder milagroso del retoño de una flor, o de la voz poética de los ríos, por eso le canto al ocaso humano.

 

 

 

Dioses Estivales

 

¿Qué habrá tras las nubes? ¿Los afectos y melancolías de los dioses o la soledad de lo inexistente?

 

Miro el cielo, veo solo la dinámica de lo inestable y el paso del tiempo que se evapora y se disuelve, como la esperanza y la fe humana, sin lograr templar las humanas inquietudes.

 

Lo cierto es que el cielo no se pronuncia como dice la Biblia, el Corán y otros libros sagrados claros y contundentes, en tanto los pueblos se siguen arrodillando ante unos dioses silenciados y estivales, que ellos aún no saben para qué y por qué los adoran.

0:00
0:00