POEMARIOS

 

Bajo la luz de la Vida

 

Mientras la vida pasa,

se multiplica la ausencia

y la derrota humana.

 

La libertad, una emoción primaria

que hace al ser humano flotar

como un barquito de papel.

 

La vida en libertad tiene varios índices

para encaramarse día a día,

sobre la sombra de la luna y del prójimo.

 

La vida en esclavitud

también tiene su itinerario,

que mantiene incierto

el destino humano.

 

Mientras la vida pasa

delante de nosotros,

ella se pasea hasta darnos el beso final.

 

Madrid.2022

 

 

 

Sueño Escandaloso

 

Amo la verdad y el silencio,

más me enamora

la mentira y el escándalo.

 

Amo a las Damas caprichosas,

ya que sus torrenciales histerias

le dan compostura a mi anormalidad.

 

Amo la mágica mañana,

porque cuando llovizna,

tu desnudez se vuelve

mi mayor leyenda.

 

Amo el mar y las estrellas,

porque ante ellas

hincho mis propias velas.

 

Amo tenerte a cuestas,

porque tengo que esforzarme más

para alcanzarte.

 

Madrid.2022

 

 

 

Alma vertiginosa

 

Tus ojos y tu amor

son el primer latido de la noche,

ellos me dan rumbo y rumba,

vertiendo en mí su sacra esencia.

 

Tus manos y tus dedos

son como guantes de espuma,

que encarnan la dimensión

de una amante que sana.

 

Tu ausencia es presencia,

que rememora tu existencia

como la gran experiencia.

 

Do – Fa – Sol – La.

Cuando estoy frente a ti

asoma el colorido de tu ser,

que me hace encontrar

las huellas más acertadas.

 

Madrid.2022

 

 

 

 

 


Los Hombres sin Edad

 

Un ser humano sin edad,

es un semidios que entiende:

que la vida es una fuente de inutilidad

si no se la vive intensamente.

 

Un ser humano sin edad,

es un loco que administra bien su locura,

es gracioso y cree en los milagros,

pero sobre todo en el Poder de la reencarnación.

 

Un ser humano sin edad,

tiene tal imaginación que multiplica

los sentidos, significados y significantes,

por ello puede recrearse con la belleza

ya que es capaz de crear,

o como un mesías romper catalíticamente

todo aquello que atente contra las bendiciones e ilusiones.

 

Un ser humano sin edad,

renuncia a cualquier riqueza palpable o contable

prefiere contar cuentos campiranos

o hacer el amor antes de fumarse un habano.

 

Esos seres humanos sin edad,

son los únicos que se salvarán

del aburrimiento y de la normalidad.

¡Un ser humano sin edad!

 

 

 

Sobre la Tristeza

 

A veces hay tal tristeza en nuestros corazones

que los ventanales y miradas

quedan cegados para siempre.

 

La juventud se va y viene como una letanía,

más cuando la juventud es complicada o dolorosa,

sus ojos renuncian a existir.

 

¡Ay, de la intimidad humana!

Agredida a sí misma por pasiones

que nos encierran entre languideces extrañas.

 

¡Ay, de esa tal tristeza humana!

la vida en un mínimo vuelo se acaba,

sin que nadie sepa dar razón

por qué la tristeza humana

nos mira demasiado seguido.

 

Madrid.2022

 

 

 

 

  

 


La Amada Esposa

 A E.S.Z

 

Ajeno vivo del paraíso y del infierno,

más cada día me entrego

a los juegos del amor

a pulso de fuego y de piel.

 

Esta noche en Madrid arrulla el frío.

La luna vela la oscuridad,

y tu ser lanza una tempestad tropical

que me hace sentir vivo y vagabundo,

sobre tu femenina materialidad.

Más aún no descubro la raíz de tus efluvios,

pero tu alma me regala una hermosa condena:

vivir a tu lado…

 

Por ello, hoy en Madrid celebro

por aquella vieja y juvenil embriaguez

que me hiciste vivir junto a ti,

ya varias décadas y años atrás.

 

 

 

 

 

 

 

Las Musas llegaron

 

¡Ay de las musas que llegan,

oliendo a rosa y a miel!

Son aquellas con las que cocino

amor con aroma a violeta.

 

¡Ay de las musas que posan!

En algunas discurro sobre su belleza,

en otras descubro la suerte que me envió Dios,

pero en otras me deleito

viendo sus ojos fríos con olor a traición.

 

Al fin de cuentas, la vida es una tragicomedia.

Las musas las hay con pasión y sin pasión;

lo importante es que murmuren un poco

a ver si el artista transpira inspiración.

 

Donde habitan las musas, no hay cordura;

hay arte, hay tortura que hace emerger la fuerza para aclarar

y proyectar la agonía o vitalidad del arte y del artista.

 

 

 

 

 

 

 

Abrazando Recuerdos

Quiero vivir una noche de tormentas,

para contemplarte entre rayos

que se descuelgan como cajitas de sorpresas.

 

Quiero otra noche brillante,

para suspirar entre tus labios

y disfrutar de la pulcritud de tu piel.

 

Quiero excitar el fuego de tu cuerpo,

para testificar una y otra vez más

que tu ser es una sinfonía en concierto.

 

Quiero tus abrazos que todo iluminan,

y que regalan en el frío el lumbre necesario,

para que cada uno de nuestros encuentros

se transformen en un relámpago poético.

 

Quiero seguir siendo el amante

que te hace vibrar en cada estación,

y el acróbata que te hace subir a la luna,

velando con amor

el poder de nuestro sensual erotismo.

 

 

¡Quiero una noche de tormenta!

Madrid – feb2022

 

 

 


La Poesía y sus chácharas

 

Los poetas y su intensa locura.

La locura y su poesía.

El poema con su vitalidad

que arraiga el sentir

y especula sobre la existencia.

 

El Poeta aliviando o retorciendo

el sufrimiento con su poesía,

animando las primaveras tardías

o tempranas con sus explícitos cantos.

 

Se alza el Poeta y su poesía

para que llegue su poema

a florear y hacer florecer la vida.

 

 

Ay, Poeta de verde ánimo.

Ojalá que halles la manifestación adecuada,

para que con poético juicio

logres encontrar el equilibrio entre tanto desequilibrio.

 

 

 

 

 

 

 

Ultra terrenal

Se irá el tiempo y el espacio,

se irá la negrura y el sueño,

más el cosmos igual te usará.

 

Una y otra vez te cantarán

una canción de cuna,

ya que siempre volverás a ser niño.

 

¡Ay, ay, ay!

El cosmos siempre te obligará,

aunque tu propio corazón

ya no te abrigue.

 

 

 

Amparo en el silencio

 

Vigila bien el silencio

te doy este primer preaviso,

el silencio esconde demasiados precipicios

que al mismo silencio angustia.

 

Recuerda siempre

que donde se crean las cosas,

es en el silencio,

y donde se termina el réquiem,

es también en el silencio.

 

Ya te di el preaviso;

busca amparo en el silencio.

 

 

 

Versos con maña

 

Versos con maña,

para alimentar algún pobre corazón

sin sentirse culpable de una traición.

 

¡Oh musas del dolor!

Que excitan la lástima y el terror,

dejen que emerja la certeza

de la alegría por todas las avenidas.

 

Versos con maña,

que el adagio de Vivaldi los esfume

para que el arco de la alegría

encuentre la palma de la suerte

y resbalen todas las sonrisas.

 

Versos con maña,

no es hora de derretir más velas

ni empaparnos con el sudor del dolor,

sino de levantar cualquier negro velo

para que ingresen las farolas de cálidos colores

y fenezcan los versos con maña.

 

 

 

 

 


Entre las redes de soledad

 

Entre las redes de la soledad,

hay que dibujar los sueños

para sin engaños crear.

 

En las redes de la soledad,

los fantasmas de todos los días,

pero también la audacia

que irrumpe todo.

 

En las redes de la soledad,

la tormenta que aligera todo

y el torrente líquido de creatividad

que da paso a la iluminación.

 

En las redes de soledad,

el aleteo del delirio que recubre

el alma de luz y da a cada quien

una extraña fuerza

para dotar de sentido a la vida.

 

¡En las redes de la soledad!

 

 

 

 

 


Intimidad para morir en Paz

 

Apagué la luz y abrí la puerta,

furtiva, solemne y vaporosa,

entraste a polinizar nuestro lecho

con la frescura propia de tu cuerpo.

 

¡Llegó otra vez la gran hora!

Allí donde el silencio yacía,

los dos en dueto dimos pasos

para componer una nueva melodía.

 

Nos agitamos, nuestros flujos sanguíneos brillaban de lujuria

e inscribían en nuestras mejillas rubores.

 

Tú sacudías tu hermosa cabellera,

tejiendo tu coquetería entre mi piel,

elevándome sin pensar al más exquisito éxtasis,

para luego hacerme morir en paz.

 

Al fin de cuentas, la intimidad es para morir

una y otra vez en paz.

 

 Madrid. 2022

 

 

 

 


Colectivo intacto

 

Qué pródigo puede ser el imaginario colectivo,

cuando mira la paja que vuela

y amasa el pan al son de su trabajo.

 

Qué pródigo puede ser

el imaginario colectivo,

cuando le da curso a la vida

acercando las lejanías con alegría.

 

Qué pródigo es el ingenio colectivo,

cuando agranda los bolsillos

usando frágiles hilos

para guardar libros y canciones.

 

Qué pródigo es el ingenio colectivo,

cuando se derrumba el presente

y salta vibrante templado de esperanza; el futuro,

reconstruyendo y restaurando sus propios pilares.

 

 

 

 

 

 

 


La Fachada de la Naturaleza

 

Amor a la naturaleza; una frase extraviada

de la calidez humana.

Navego por los ríos del mundo,

la mayoría ya no refleja el frondoso olor

a lo propio.

 

La tecnología avanza ensoñada,

pensando que todo lo resolverá,

pero por más científico que eso suene,

ellos ignoran los secretos verdosos

de la naturaleza y sus pautas.

 

Soy un Poeta del Río Daule,

que lame de la trascendencia de la brisa fresca,

y siente con el solo contacto del aire

el cantar de los grillos y de las abejas.

 

Vacías recorren mis palabras por las redes sociales.

Las hojas dormidas de los árboles

saben que su vida está cada vez más jodida.

 

La naturaleza está perdiendo hasta su propia fachada.

 

 

 

 


Cierra bien el grifo

 

Los dioses escupirán fuego

al no poder contener la estupidez humana,

y las lágrimas nublarán los rostros de las madres,

porque la desidia e indolencia humana

no quiso enfrentar sus propios problemas.

 

¿Lo humano ha comenzado a quebrarse?

Quizás porque nadie lo sabe analizar,

o la humanidad no ha sabido evitar

la frágil claridad del horizonte.

 

¿Para qué llorar por todas las derrotas

que la humanidad no ha querido capear?

 

Es imposible saber del tiempo que falta

para que lo humano se termine de joder.

 

Lo cierto es que hablaremos luego,

de momento por lo menos apaga la luz

y cierra bien el grifo,

para que lo humano se joda un poco más lento.

 

 

 

 

 

Latidos y Cadencias

 

Latidos en marcha,

la voz inconcreta de los dioses

acoge la huella humana.

 

Respiramos el aroma del infinito tiempo,

sacralizando pasiones inconfesables.

 

Oímos el canto de las cuerdas

de un sacro violín.

La música ahonda la pasión existencial

haciéndonos temblar al límite del amor.

 

Este es nuestro lugar,

es aquí donde reconocemos nuestros límites

y el valor de nuestra propia energía.

 

Es aquí donde se improvisan

nuestros calores y soberbias.

 

Es aquí donde caminan

nuestros tropeles de pezuña y pecunia.

 

 

 

 

 

 


Milagrosamente vivos

 

Frente a las inquietudes;

los silencios de la soledad,

el peso del tiempo,

los remordimientos y sus fantasías.

 

Frente a todo tipo de realidades,

la expoliación de la utopía,

los derroteros del sueño

y la dicha de vivir una propia introspección.

 

Frente a los orillajes del ser;

la renovación del propio espíritu,

la grandeza de lo rústico y sencillo,

y la capacidad humana de distensionarse.

 

Frente al fondo de todas las dimensiones,

los arquetipos que nos referencian como seres universales

y los que nos editan como circunstanciales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Gobernanza de la Poesía y el Amor

 

La poesía que diviniza procede de los cánticos

femeninos del romance,

y de los celos del cancionero pasional.

 

El amor es una epístola moral,

una antología de valentía

que le da lustre a la existencia

y vibración espiritual a la vida.

 

La poesía nunca será una obra póstuma,

si se nutre de las santas fuentes del amor,

el odio y de la pasión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soberbia Soledad

 

Soledad tengo de ti,

la luna ha salido

y los recuerdos me invaden.

 

Soledad tengo de ti,

igual sigo caliente

con ánimo y voluntad de amarte,

aunque sigas ausente.

 

Soledad tengo de ti,

aunque eres injusta

no puedo por amor censurarte.

 

Soledad tengo de ti,

y con esta soledad

tengo que quedarme,

ya que las penas en el amor

son inmortales.

 

¡Soledad tengo de ti!

 

 

 

 

 


El Cobertizo Poético

 

La vida en todas sus formas

le da furor a todo tipo de poesía,

engendrando más figuras de vida.

 

La poesía pone al amor por delante,

reservándose para sí el imperio del silencio.

 

Cada Poeta hace emanar la poesía

como ondas que van por el cosmos

liberadas u aferradas.

 

Está claro que la poesía emana de lo divino

y desde tus brazos ligado al poder de tu propia libertad.

 

La poesía vive en cada ser en divina comunión;

consonancia o renuncia.

 

Como decía Santa Teresa de Jesús:

“Muero porque no muero”,

por ello la poesía con mucha ansiedad

la humanidad la requiere como paliativo esencial.

 

 

 

 

Como Almas Nuevas

 

Nos sorprendió el ulular de las olas

y una noche pintada de humeantes estrellas.

 

Ya sabemos que el amor no es dimensionable,

más todo vuelve frondoso y bello,

sobre todo uno pasa por allí

y encuentra el querer deseado.

 

Nos sorprendió la noche contemplando los días,

y cobijando nuestro amor

debajo de esas humeantes estrellas.

 

Así es el amor y el ritmo de las horas,

a veces nos hace levantar como Poetas,

y otras veces como amantes en pena.

 

Al andar se hace camino en el amor,

aprendiendo a sopesar posibilidades,

y la manera de llevar nuestra vida en pareja

como un orden de júbilo bien sopesado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A los Dioses que nos confunden

 

Bueno será resguardar

todo lo que en tus deseos florezca.

Malo será guardar lo que el orgullo insolente

pretende conservar.

 

Al fin de cuentas, todo es humo y sombra

que manipula los sentimientos,

para luego sostenerse en ausencia.

 

Bueno sería señalar al cielo,

y reconocer allí que toda alma es eterna.

Malo siempre es saber

que no hay peor engaño que el de los espejismos.

 

Cada quien da cuentas arribando a su puerto deseado.

Extraviado o naufragando por no tener brújula

hallará una puerta en algún Puerto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Riego y riesgo entre humedales pasionales

 

La perfección de tu cuerpo

se refleja sensualmente

entre las orillas del río Daule

como una escama de luz lunar.

 

Así se abre tu vida en mi ser

como un sonido del Génesis

que va hechizando con sus murmullos

mi deseo de gozarte.

 

Veo una y otra vez entre tus ojos,

un par de multifacéticos volcanes

que hacen que tu vientre

sea el espacio de la multiplicación

de todos mis goces.

 

En tanto nuestra lujuria

abandona toda forma de solemnidad

para desembocar en el alba de tus humedales

que caen como cataratas llenas de profunda pasión.

 

 

 

 

 


21 junio: El Abuelo

Al abuelo Georg Sonnenholzner Spring

 

Quiero volverte a mirar

de allá lejos viniendo del mar,

para volver a vivir contigo

esa siempre aurora celestial.

 

La gracia antigua de mi abuelo,

el alférez Georg,

vibra trans-marítimamente

como mi verso fundamental.

 

Así es su valor y también su ausencia,

si los aires nos hablaran

nos dirían que el abuelo Georg, el alférez,

navega por estos cielos y aguas del Pacífico

guiando aún nuestros sueños familiares.

 

El abuelo, un romántico,

creyó en el amor a la Patria,

fue al campo de batalla

y en lugar de recibir algo de la Patria

se volvió una cruz.

 

Hoy y para siempre, el abuelo Georg

sigue siendo relámpago

y flor que ilumina y perfuma

la existencia de sus descendientes.

 

 

Premio a la Vida

 

La mejor manera de sazonar la vida:

Leer un libro, una siesta breve,

y luego una conversa con amigos.

 

La mayor virtud, dicen que es la prudencia.

Seguramente porque gracias a ella

las tentadoras primicias

quedan siempre en equilibrio.

 

Antes de que tu tiempo fenezca,

aprende a frenar una y otra vez tu vida con templanza,

para que ufano y alegre vivas enamorado de la vida.

 

Para ello sueña con volar alto

sin ofender la inocencia ajena,

seguramente tocarás el clarín

que anunciará a los dioses

la hermosura de lo que tú has vivido.

 

 

 

 

 


Guayaquil y sus siglos futuros

 

Sin prosa y sin prisa,

reflexionemos sobre Guayaquil y sus realidades;

a los humedales, montañas y esteros,

los hemos vuelto Imperio sin prosa y sin pausa.

 

En vano fatigamos acciones por adecentar

la calle 9 de octubre,

si ignoramos que el entretejido social

ecuatoriano tiene una singular fatiga

que nuestros líderes y sociedad

ignoran profundamente cómo atender.

 

Sin prosa y sin prisa,

mientras perdure la indiferencia de la alta burguesía,

las cámaras y gremios múltiples;

no habrá voluntad que rompa la desidia

de organizarnos como sociedad.

 

Sin prosa ni prisa,

sobre Guayaquil giran demasiados intereses económicos,

pero sobre todo el afán de conquistar votos

para luego si llegan al Poder tener el control político,

erigiéndose como redentores sin saber mucho

sobre lo que le pasa a Guayaquil.

 

¡Sin prosa y sin prisa!

¡Analicemos esto! Con pausa y sin prisa.

 

Escrito Sobre la Muerte del Amor

 

Hay amores que operan bajo los principios de la narcosis,

donde se pierde todo tipo de principios de reacción

y donde todo parece que flota para que seamos

exploradores del imposible.

 

Más al igual que en la ciencia; en cosas del amor

hay que pensar que la única certeza es la catástrofe

que habita en los eternos márgenes del error.

 

El amor también sufre de problemas, inclusive técnicos

que al interior de la pareja se opacan, aunque brillen a la distancia.

 

El amor siempre ha sido una nube de vapor que estalla,

porque es un reactivo que contiene átomos locos

que se accionan y reaccionan en el instante más inesperado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sueño y Decepción

 

La vida y sus decepciones,

recuerdos positivos que van iluminando la existencia.

 

La vida; una película que nos hace jugar

entre porras y alegrías,

obligándonos a tambalear y a multiplicar propósitos.

 

Saludamos las decepciones,

fabricando tickets para la búsqueda de la felicidad,

creando y recreándonos por su inoperatividad.

 

La vida y sus decepciones,

hacen venir ríos de llanto

que dejan sobre la mesa un naipe,

como comodín para la felicidad.

 

Humano puede ser acostarse con decepción,

más el sueño puede devolvernos

un edema de alegrías para resucitar.

 

 

 

 

 

 

Tras la Puerta Salada

 

Frente a la realidad, el deseo que va movilizando

la gracia y la desgracia del humano mundo.

 

Se apertura otra vez la primavera con fervor

frente al límpido horizonte, mientras el sol,

la luna y el aire entran por las ventanas.

 

Aquí y allá los afanes con sus inquietudes vacías

alentando tiempos sin estrellas.

 

Así va pasando la vida mientras cantan los ríos y los pájaros,

sin que lo humano comprenda la ingrávida somnolencia

de su propio vacío.

 

Sombra y Errores

 

El alma humana ha venido a servir para entrar y salir sirviendo sin desmayo, haciendo triunfar su astucia y arte sobre el navío de los malandros. Más nadie triunfará ni poseerá tesoro alguno si la fe sufre mudanza o quebrantos.

Recuerda que, para ser un gran siervo de Dios debes vivir en eterno afán, puliendo el linaje que los dioses nos legaron.

 

El tiempo al fin de cuentas, se alegrará si tu vences con serenidad toda tempestad sabiendo orientar tu carapacho existencial.

 

 

 

Nada quedará, nada

 

La humanidad sigue girando

condenada a seguirse enamorando de su propia estupidez,

adorando deidades hechas por ella misma estatuas.

 

La humanidad y los fantasmas de sus deseos,

creando dramas a puerta cerrada,

para que nadie arme su propio costal.

 

La humanidad con su dramaturgia epifánica,

soñando con su propia beatificación u ascensión

a un reino impenetrable.

 

La humanidad una y otra vez tomada del mismo narcisismo.

Creando y mirando sus remotas edades,

sin entender que ha molido demasiadas maldades

que ni siquiera alcanza a recibir la compasión de sus propios dioses.

 

Al fin del cuento, lo humano siempre será

unos huesos precipitados al olvido,

que solo restituyen y reciclan

lágrimas históricas e histéricas.

 

 

 

 

 

 


Elegía a Cernuda

 

El amor mueve al mundo,

y el trabajo los luceros que emprenden.

 

Frente a la palabra esperada; el olvido

y el Poder luminoso que vence el hastío

bajo la voluntad de quienes saben tronar.

 

Quienes saben gozar el encanto del sueño

sin candidez alguna escaparán siempre del tormento

fabricando abanicos de flores.

 

Dijo un filósofo:

“Desacuna toda vaga promesa

para que la vida no yazca inerte”

 

El olvido y la memoria siempre se irán.

La indolencia es el contravalor supremo de lo humano,

de manera que el alma propia también es ajena.

 

La soledad preguntó Cernuda:

¿Será soñar escondido quizás entre los muros?

En cada inconsciente está la respuesta;

el aire renovado siempre volverá.

 

 

 


Hechos Profundos

 

No quiero habitar el paraíso terrenal

donde el deseo no existe y no se construye;

ni el amor, ni el odio,

ni las alegrías, ni las dichas,

ni la muerte, ni la vida se la festeja.

 

Quiero vivir la vida humana

sin que me secuestre lo insaciable,

y pueda contemplar los oleajes

de la paz y no la de tantas guerras.

 

Si existe la resurrección,

quiero seguir estrechando mi pecho

con la gloria y la derrota;

y seguir pensando que mis deseos

pueden pintar su propio Universo.

 

Quiero una vida donde la muerte

siga puliendo el Poder de mi ego,

y el mar con su canto, triturando toda roca

como respuesta a la voluntad cósmica.

 

Extraños deben parecerles estos deseos,

pero pensándolo bien dejar de vivir tantos placeres

sería carencia de sabiduría cósmica.

 

 

Déjenme retener mi propio pasado

 

Déjenme vivir enraizado

a las raíces de mi deseo.

 

Déjenme vivir dormido entre mis verdades

y elaborar mi muerte

con el puñal de mi propia experiencia,

mientras yo mismo acelero mi ocaso.

 

 

Déjenme existir con mi vocabulario decente

escuchando la tortura de mi propio delirio,

iluminando yo mismo mi efímera masculinidad,

mientras los dioses van preparando a su propio ritmo

el fúnebre final de mi tiempo.

 

Déjenme retener mis propios deseos

con sus múltiples afanes con o sin nombre,

mientras la luz de la dicha o desdicha

velan sentadas e indiferentes: mi existencia.

 

Déjenme construir y sepultar mis propios Reinos.

He nacido para ver la sonrisa de Dios y la del Diablo.

 

He venido para esperar la resurrección

de mis propios muertos

y no dejar que mi propia existencia en esta tierra

refleje algún tipo de indolencia.

 

 

 

Los Espejismos que nos acompañan

 

Entre los placeres prohibidos están:

vivir como un espíritu impuro,

sonreír con profunda nobleza,

desconocer cualquier límite impuesto,

o tentar los misterios más eróticos.

 

Entre esos placeres prohibidos se enfilan:

mostrar los deseos imposibles,

abrazar estrictamente a la mujer más deseada,

romper la patente de corsario y ser un pirata de verdad.

 

Caminar sobre el frío incinerando a los estúpidos,

o pretender hacer preguntas cuyas respuestas son imposibles.

 

Entre los placeres prohibidos se encuentran:

narrar lo que envidias o decir la verdad

de lo que no se aprende a olvidar,

pensar en otras formas de justicia existencial

o en libertades que aún no consagra la ley.

 

Entre los placeres prohibidos que nos acompañan,

está vestirnos con lo que la moda no nos impone

y aprender del dolor que nos enseña.

 

 

 

 

 


La Manzana de mi Edén

 

Con renovado encanto nutres mi vida, fortalecida por tu espiritual existencia.

En tus deseos radica mi vida, tu belleza espiritual tornasolea la mía,

invocando la necesidad de amanecer siempre juntos.

Más un miedo oscuro emerge, cuando descanso sobre tu vientre

donde me acechan unos muy esculpidos peligros.

 

Tu encubres frugalmente la esencia del más profundo pecado,

y yo el puñal radiante de mis mil y un deseos.

Más cuando estoy frente al núcleo secreto de tu ser, no me basta con libar de tu polen, quiero aún más arrastrarme por todo lo que en ti es insaciable,

aunque solo sea por un segundo en tu siempre cálido y vivificante mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llamar al 911 y CNN

 

Con prosa y sin prisa.

Al presidente Lasso hasta Rincón de CNN le dice:

“que la realidad emergente del Ecuador

no se la resuelve pidiendo ayuda a todo el mundo,

si no gestionando lo que con tanta ilusión nos vendió”

 

Sin pausa y sin prisa.

Penosa la antropología del Ministro de Defensa

dijo que la emergencia policial en el cuartel militar

solo se podrá resolver si alguien marcaba el 911.

 

Sin pausa y sin prisa.

Mi país vive tiempos de sonsa ilusión,

donde la demagogia y la estupidez

no logran la más mínima innovación.

 

Sin pausa y sin prisa.

Lo que aquí he escrito

es una breve condensación

de nuestra andina y tropical constelación.

 

¡Sin pausa y sin prisa!

 

 

 

Combate contra nosotros mismos

 

El político autollamado “del pueblo”, es el enemigo principal de la democracia y la ética. Solo cuando dejen de estar enraizados como lepra en el capital de la sociedad, podremos comenzar a construir democracia en nuestra Nación.

 

Con insoportable arrogancia, la mayoría de ellos venden la idea

“de que son los únicos conocedores de los saberes planetarios”, más a pesar de ello, mi formación intelectual y espiritual se revela contra toda violencia, no creo que las vías pacíficas sean suficientes para extraerlos como muelas retorcidas y podridas.

 

Su base perniciosa es un lirismo que se transforma en vector de farsas, cinismos y mentiras, con las que intoxican a los ciudadanos y se autodenominan hombres del pueblo (líderes históricos de la chusma). Nuestras naciones y nacionalidades han dejado proa y popa del navío sin gobierno, mientras las revoltosas corrientes de la corrupción caminan en forma apocalíptica.

 

 

 

El Olvido Siempre te Recuerda

 

Olvido es cuando deja de doler o alegrar, principalmente es la memoria del subconsciente que te recuerda lo que te hace sufrir o alegrar.

 

Más cuando el presente está desbocado, el olvido de súbito te recuerda que debes respetar el viejo error o saber dosificar tu potencial de alegría.

De ese modo, nadie te dirá: “yo te lo dije”. Por eso, para disminuir nuestra fragilidad dejemos gran parte de nuestro pasado atrapado en el olvido.

El recuerdo siempre debe recordar que todo volverá hacia el olvido.

 

 

Si quieres Patria; que no nos Gobiernen los antojos

 

Grave para la gloria de la política el oscurísimo desentono en que la política criolla se anida. Entre los corazones de los políticos criollos no orbitan, el desencanto que producen y reproducen sus acciones con olor a eternidad, ya que disponen que en la Patria no falte miseria. Por todo ello, ninguno entiende por dónde comienza la entrada y culmina la salida de la problemática de la nación, más el pueblo sigue encontrando consuelo en su disque adversa suerte.

Todo lo dicho se reduce a que el Poder político para la Patria siempre se vuelva inclemente, para que el alma se vigorice.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

  Amor y Sometimiento

 

Amores vividos entre distintas lunas y tímidos abrazos.

**

El amor es el mayor enredo de lo vivible.

**

Amores detenidos por no saber estibar el tiempo,

interminables dejan de ser así las noches y los días.

**

Amores supervivientes,

amores construidos con descaro,

entre corrientes de nostalgias plácidas.

 

**

Invocamos siempre la grandeza del amor

mientras celosos guardamos las fronteras de nuestro ser,

para que luego los amores duerman

entre estructuras psíquicas que nos someten.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prosigue Eros

 

¡Ay! del erótico deseo,

busca artificios y semblanzas

para lograr aquiescencias para su beneficio.

 

Retumban los tambores del amor

para que el presente no fenezca

y Eros no mengue su poderío.

 

Al fin de cuentas lo erótico,

como la poesía; hace que todo lo humano

pueda emerger de todo tipo de ruinas.

 

Retumban los tambores del amor,

Eros cabalga sobre pasiones huracanadas

y remueve el espíritu humano como Dios lo ordena.

 

“El erotismo nos hace avanzar hacia la muerte”.

¡Sin que nadie chistee!

 

 

 

 

 

 

 


Nuevos Pastores

 

Hagamos algo verdadero,

despertemos del sueño.

 

No se trata de sufrir o tener esperanza,

pero no hay suficiente planeta para tanto consumo.

 

Hagamos algo real ¡ya!

si no la humanidad tendrá el más profundo

y un malviviente porvenir.

 

Hagamos algo auténtico ¡ya!

No podemos seguir confundiendo felicidad con goce consumista;

de lo contrario, nuestro oneroso materialismo,

nos pasará la más cara cuenta.

 

Hagamos algo inteligente ¡ya!

Aceptemos que somos ovejas

que tenemos que cambiar de pastores,

porque si no, no habrá pasto para todos nosotros.

 

Hagamos algo urgente e inteligente ¡ya!

 

0:00
0:00