Precauciones

Necesito otra razón para poder ser,
de lo contrario,
me seguiré diluyendo en un solo suspiro.

Todas las esquinas son nuestras,
mientras más nos globalicemos
reconoceremos en cada esquina algo propio.

¡Asciende el goce!
Sabio me vuelvo en cada esquina,
ya que entre lujurias
emergen chispazos sacros,
y en rítmica santería asciendo al cielo
por orden y acción del pecado.

ENTRE COFRADÍAS: