Pócimas emocionales 

Que se vea otra vez,
la plenitud de la primavera.

Que se vea otra vez,
la siempre viva primavera
con sus sabores insolentes
y colores delirantes
que correrían peligro de muerte
si no los valoramos.

Que se vea otra vez,
la arquitectura de la primavera
con sus lugares donde
no es posible la indiferencia.

Que se vea otra vez,
la deconstrucción de la primavera,
entre los cantos de los ángeles
y la copulación de los vegetales.

Que se vea otra vez,
la fragilidad de la primavera
para reaprender a labrar la tierra;
en tanto, la tía Carmita,
me cuenta otro cuento de primavera.

¡Que se vea otra vez la primavera!

TRABAJOS DE BUENOS AIRES:

0:00
0:00