Lo Común

 

Las anteriores generaciones estaban comprometidas con construir el mundo, más creo que la labor de la generación de mis hijos es que el planeta no se deshaga.

El mundo, la humanidad, tiene que cambiar la sintaxis  socio económica – política, sin pretensiones melodramáticas y redentoras, para podernos salir de la era de los extremos y adentrarnos en la era de los equilibrios y equidistancias  para no seguir engrosando el curriculum de las decepciones humanas. Por ello, requerimos devolver a la política; dignidad, para que le permita ser la herramienta para aliviar la actual pesadez psicoeconómicopolítico de la existencia, donde  lo interhumano debe formarse, de tal forma que no caigamos el uno encima del otro, y  que  lo común, como sostenía Hannah Arendt, no quiere decir identificación entre unos y los otros, sino lo que se encuentra entre ello y no pertenece a nadie, y ese espacio común tiene que trabajarse  para poder salvar a la humanidad.

Trituraciones Variopintas:

 

0:00
0:00