Suicidio misterioso

 

El vecino escuchó decir al propietario del departamento 301:

“Tengo prisa por irme al carajo”…

¡Pum! 30 minutos después, estaba el médico forense  en el departamento de al lado.

Trituraciones Variopintas:

0:00
0:00