Fiera agotada

La mujer goza,
el hombre ronca,
ella siempre íngrima
ha agotado otra vez a su fiera.

¡Ay, ay, ay!
Las mujeres se lanzan al abismo del amor,
ya que por su naturaleza
ellas nunca encuentran su pedazo final de felicidad.

¡Ay, ay, ay!
Qué lindo resulta reposar en el íntimo abismo del femenino amor.

¡Ay, ay, ay!

ENTRE CONTAGIOS:

0:00
0:00