Instrument to play

 

Cada quien con su periodo romántico, cada quien ejecutando su concierto sinfónico o disonante, la vida ronda la existencia y su imbotonable fantasía.

Cada nota parte hacía el oído, en estéreo Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si-Do, un solo, un cuarteto, o una orquesta, el ritmo nace desde el profundo absurdo proponiendo un canto imperturbable para el goce armónico.

Intermezzo para piano, entre la primavera y el invierno; la elocuencia gradual de la vida.

Rondo vivace – Andante con moto, virtuosamente cada quien expresa His etheric – etternity.

Al fin de cuentas, la vida es una grabación:

                                                                                                                   The Art of the fugue in stereo.

 

Samborondón/ 2016

 

Epítome Papyrus:

0:00
0:00