Amanecer de pescado

Estrambóticos los pescados
siempre han tenido
unos ojos raros
que me han asustado,
hoy como poeta
estoy desde este atrio
repartiendo entradas
¡Pasen, pasen, pasen
por el mundo del pescado!
Rutinarios nuestros pueblos
rezan el rosario
piden por los muertos
pensando
que en cualquier credo
cabe la salvación.
Esos pescados antiguos
lo han sacrificado todo
en sus amaneceres aldeanos
va la procesión
y el santo va contento
Dios te salvará lentamente
porque tus pecados
no han sido despostados.

En Mi Hambre Mando Yo

0:00
0:00