Flor de Violeta

Las garzas del Daule
Son primarios prismas patrios
de agua
luz
y barro


Mis sueños son de tal extensión
Que se han confundido
Con las extravagancias de un loco


Entre la memoria y el olvido
me vinculo con lo infinito

Nuestros deseos y miedos
nos restringen
hasta hacernos creer
que la muerte es verdad.


Soy parte de la muerte
heredé
lo diabólico y lo divino de este paraíso
y bajo tales circunstancias
lo único que me toca
es vivir
interpretando
como Dios o como Diablo
esta teatralidad


En el momento abstracto de la muerte
el vacío garantiza
por así decirlo
lo humano y lo universal
¿En qué consiste entonces la expresión de lo
humano?

La palabra es el timbre de la abstracción
y el silencio
el vacío que no la deja perecer


Somos parte de la anatomía del infinito
aquí estamos queriendo ser libres
aquí nos sepultaremos
deshaciéndonos
a una nueva existencia

Fetos soberanos
átomos liberados
los límites de las cosas
rompen el misterium


Dios tardó demasiado
en hacer el universo
y todo hasta hoy
se armoniza
en caos
si no,
¿Por qué Dios no nos puede garantizar pan y agua?


Dios bendito
deja caer semen del cielo
O sencillamente
lograrás que muera
el principio de todas las cosas


El tiempo no es una ilusión estancada
sino una autoridad sinfónica


La materia que nos rodea
algún día se volverá siniestra

La dialéctica se abre y cierra
la curación y la sanación
siempre pero siempre
se infectan de la pureza de la muerte


Lo importante
y nada complejo
es que hay plural
yo soy un singular
y estoy representado
y cualquier otra cosa
nos deja embarcados
a la saga del populismo

Usted señor patriota
no tiene la culpa
de ser onanista.

En Mi Hambre Mando Yo

0:00
0:00