Y el homus…

Muere el tiempo.
A cada golpe de corazón
un pasado creador emerge
haciendo al alma humana
protagonista
del tiempo inmóvil
cargado de energía.

Para que todo funcione
están los soñadores.
No es la dimensión del presente
lo que hace posible la geografía humana
sino la fuga.

En Mi Hambre Mando Yo