Y de lo fálico

El coito, sustancia infinita
donde todo debe arder
sin melancolía
ni sacrificio
no nos da tregua
y abre con asombro
mares sin nombre

¡El coito!


¡Para vencer, crear!


Que el corazón palpite
el instinto vibre
y el cerebro cree un apostolado.


La muerte es sólo
una aventura imaginaria
en la que he anclado mis sueños.
El hombre es un animal de harturas


Los políticos son muñecos
que mienten ante sus espejos.
Los vemos y olvidamos
nos contaminan de sed
hasta hacernos lamer
sus espejos.


Nuestro primer alimento
es el miedo
algún silencio debe haber
en el que todos coincidamos.
Espejismos en la lengua
palabras en las pupilas.
No hay oxígeno
hay dióxido de promesas.


Mis huesos estériles
marcan mi paso
mi pensamiento lisiado
es una ostra que vocifera
haberme movido a destiempo.


De políticos
que exterminan las nubes
y mellan las aguas
tenemos que deshacernos
para que el verbo se haga carne.


Algunos desean
que me quede mudo
yo no me duermo en los laureles
de esta mi tierra primitiva
escarbo nuestro pasado
para que Dios nos regale un futuro
que ni él ni yo creemos que existe.


Pan dormido
Pan vacío
Pan hundido
Pan disminuido
Pan ingrávido
Pan endurecido
Pan de la tristeza universal.


Nos acechan los golpes de verdad
la política es una trampa
que traspasa el alma
y los hombres quieren huir
de su ropa
de su piel
de su muerte
sin embargo seguimos atrapados.
Morir callados y temiendo
¿Será el gran misterio para
vivir privilegiados?


Vigilados
por el amor y el terror
por el misterio y la muerte
el deseo se enciende
y el goce transfigura
el ofrecimiento de la eternidad.
Ruinas de papel


Tanto papel escrito
depósito de incoherencias
sólo queda la mancha
entre tanta palabra.
Silencio, papel y tinta
cuánto temor tengo
de escribir otra palabra.


Glorioso simulacro
potenciar el amor al infinito.
Ignoramos nuestro destino
nos robaron el verbo
para que la miseria nos mine.


Bajo los materiales
del pan y el vino
está el hombre y la sangre.
Soy yo
la verdad está en mí
me honro a mí mismo
y a través mío
a cualquier Dios
que se me quiera subordinar.


El tiempo y la muerte
devastan la placidez del ser
no sabemos si nos quedará la espera
el tiempo no es una cualidad de las cosas.
Se agotó el tiempo
no alcanzo los trenes del infinito
el amor
es vacío y hierba
que aún no sé manejar.


Yo pienso
no sé si existo
sin embargo
lo exijo.


La ignorancia
y la soledad de la memoria
comienzan a gritar piedad…
piedad…

Sé que ignoré
Ignoro
Ignoraré
soy un elemento indivisible
de la sumatoria de la nada.


Silencio
Te retorno a la palabra.


Todo es edad
la vida humana
el movimiento de la tierra

La noche y su edad silente.

Todo es edad
laberinto de temporalidades
donde moriremos
sin haber encontrado
nuestra memoria.


Porto mi cabeza
calzando mi ignorancia
con paciencia
mas mi espíritu
toma la ruta del viento
y el flujo de mi sangre
sólo implora
algo de calma…


“Las palabras siguen enriqueciendo el hambre
Las promesas se hacen perpetuas”.
GRROOSM
Garza Roja. 2009

El odio nos fue legado
con miedo se cuadró el hombre
bombardeó el día oscuro
hasta aprender
que su retrato más pedagógico
era la historia
de su valiente muerte.

Avanzan los hombres
paralizando el miedo
hartándolos de carne humillada

En Mi Hambre Mando Yo

0:00
0:00