¡Patria Mango!

En cada mango está tu nombre
en sus néctares la esencia
de tus senos.

Te llamaremos mango
de aquí en adelante
mango del río y de la tierra.

Te llamaremos mango en mi poesía
¡Oh cuánta agua en tu cauce mi río Daule
querido!

Te llamaré mango
¡Yo soy el desierto que te ama!


Los hechos se suceden
desgastando los siglos
inmovilizando la escena.

Los hechos hacen el tiempo
sumatoria de energía
que ahora en procesión son la nada.

Goce sin ruido
invisible sentido
si te dicen que has muerto
sinceramente
no lo creas.


Estos huesos se quedarán
un rato más aquí
sin temer a nada

Huyamos
dejemos este juego
tiremos las máscaras
que florezca el miedo
debemos desnudarnos
para que nos cubra
la memoria de la noche.


1
Busco lo intacto sólo encuentro
un búho lleno de miedo

2
¿Qué crecerá sobre las ruinas de lo eterno?

3
Que repose la existencia
así entenderemos a los locos

4
El andén infinito crece
gracias a los embriones de su sombra

5
La tierra de nadie
es la del poeta

6
El miedo a la muerte
nos ha dormido

7
La esperanza es un mar que asfixia


Oh tristeza sin cauce
Oh sueños peregrinos
Se estremecen las almas alineadas
Galopan como un sueño incendiado
Los pueblos se tuercen y atraviesan
Sin superar su eterna infancia


La noche destroza los espejos
sólo queda el ego
con su geometría
y sin pan

Aire entre aire
no hay aire
luz de sueño


Se ríe de mí el silencio
el río estático
ha escapado al reloj
el río sueña
y yo en la m


Temer lo que se anhela
es servidumbre voluntaria
un ciclo de espejismos

Todo cielo nace y se consume en soledad
vemos a Dios entre las nubes

Luego
la culpa
la aflicción
y la frustración

Dios caduca
entre las necesidades humanas


La vida hay que resumirla
a pocas cosas

Siempre hay que cargar
un detector de mierda


Sirven los platos
todos meten la cuchara
todos se ven su propia cara
han servido habichuelas de espejismos

Su majestad ya está ebria

Al despertar se habrá acabado el pan


Silencio

Nuevas huellas en la tierra

Somos siempre búsqueda

Despedazados por la dulzura

Enciende la luz
la Narcisa de Jesús
es un paisaje de sal
que lo lavará el Daule.


¿Cuánto pesa un átomo de nuestras raíces?

El hombre es sólo parte de este momento

Y esclavos de la ansiedad
hacemos cuentas con el rosario

Tarde o temprano
nos postrará una u otra miseria


Hemos caído en la trampa del infinito amor

Los días siguen pasando por los ojos
desamparados

(En tanto)
Su geometría estomacal se desguaringa

¡Ignorantes!
en el juicio final
no habrá cordura


1
Ser y ser asfixia
hasta el punto de no ser

2
Espejos de fuego
vencen a la memoria

3
La posmodernidad
ha enfermado al hombre
cada día requiere
más dosis
de lujuria

4
Todos en la patria
comeremos de lo etéreo

5
El filósofo busca la verdad
y se queda atrapado
en un bosque
con su amor perdido


Parece que no hay nada más que hacer
el sonido de la monotonía luce
franco
limpio
puro


I
Una mentira
vuelve cálido el dolor

II
Deambulo en las tinieblas
las últimas flores caen sobre el muerto

III
Llevo mi nostalgia
como harapos del horizonte

IV
Y liberaron una nueva lengua
con más verbo

V
Déjenme lo que me pertenece
mis dioses y sus mordidas
de lo contrario
seré un yo sin sentido

VI
La memoria se graba
en cada gota de lágrima
la historia queda partida

VII
Aran los fantasmas
rompen la tierra
el temor se enreda


Esperando la muerte
Con todo el mundo
Aquí estoy

Pero para no tener vergüenza
Me he puesto a adorar tus ojos


Mi corazón
Está vacío

El mango alumbra tu recuerdo


I
¿Qué hay entre Dios, la hostia, el Diablo y la
longaniza?

II
La muerte viene
y su esperanza más urgente
es la poesía

III
Y bien
todos moriremos
inclusive dice algún científico
que Dios
con dignidad
también morirá
a fin de cuentas
la muerte es natural

IV
Tu enigma
y tu hambre
de todo se alimenta
tu histeria
voraz se desviste
e imperiosamente sola
siembra otro hálito de discordia


Nacimos para la creación
del mal entendido

Nadie sabe
de dónde vienen los golpes
la muerte siempre ha estado allí

El hambre
pronunciará tu nombre
cuando se apague el mundo

Cuando no hay muchas posibilidades
para triunfar
¿Qué se hace?
tocar madera y esperar
decía mi abuela Evita

Conservé mi hambre

Habito
en el país de las seguras fortalezas
mi cabeza es un río
mi corazón un amante arriesgado
y mi alma
(si es que la tengo)
un camino donde comienza el relámpago

Dios es poeta
el polvo se hará libros
cada piedra
una biblioteca
más grande que todo el Internet
y con las flores secas
Dios que es poeta
embrujará las tumbas de los imbéciles
y dirá con toda su fuerza:
uníos como todos los aires
para que corra en todos ustedes
el aire de la sabiduría

Post data:
Dios que es un poeta
hizo sólo poesía para los imbéciles

En Mi Hambre Mando Yo

0:00
0:00