Si hablo con Dios

Saliste de un duro sueño,
mis brazos te levantaron
mirando tus confusos ojos.

Te prometí que si hablaba con Dios
le iba a pedir que reprodujera tu vientre
para que tu belleza sea el mascarón de la eternidad.

Garza Roja, a 27 de Diciembre del 2008.

DULCE IMPÍA:

0:00
0:00