Destino brutal

 

Feliz y entero
entre muchas patrias,
vivo asomado a la hora de la vida frente al vivo.

 

***

Cubierto de dones cruzo ríos y mares
y me desembarco entre ellos.

La vida es solo una envoltura destinada a nosotros,
oímos y decimos cosas que solo fundamentan el malentendido.

 

***

Un solo misterio fructífero
nos estrangula por el cuello.

Ardemos en la hoguera,
nosotros somos el fuego,
y nuestras palabras;
terminan entrañándose en ese fuego como carbones.

 

Berlín/2016

 

 

Papyrus:

0:00
0:00