Entre situaciones

 

Cuidado por creer razonar te aminoras creyendo,
porque alguien te vendió la ficción emocional que te protegerá,
sin que sepas reconocer que aquello es solo una expresión vacía.

Vuelve a la realidad, asume tu propio deber:
“Vivir intensamente la responsabilidad humana,
construyendo tu espíritu crítico y autocrítico”.

Recuerda, la vida y sus ofrendas se despliegan ante tí inciertas,
y tú eres el único que las puede agarrar.
Nadie te abrirá las puertas porque sufres,
lo máximo que te darán es limosna, o a lo mejor, limonada.

 

Berlín/2016

Papyrus:

0:00
0:00