Ningún mañana más

 

A lo mejor lo peor está por venir.
Veo extinguirse la tarde,
siempre hay un modo de vivir.
El dolor se desplaza pero no la muerte.

Conózcase el desgaste de la noche
y el de la esperanza.
Ambos son los únicos testigos de nuestra decadencia.

El hombre no ha sabido crear con calada paciencia;
su don trascendental es el embrutecimiento histórico.

 

Berlín/2016

 

Papyrus:

0:00
0:00