Aquí, en este Reino

 

Algunos hombres, decía mi padre, creen que pueden pagar su salvación y entrar al paraíso, por ello se esfuerzan dando donaciones a la Iglesia, otros apuestan su vida con algo más de dignidad, no se arrastran ante ninguna imagen, simplemente donan a la vida produciendo junto con otros seres felicidad, para encontrar en cada día de su vida la alegría de haber crecido sin tener que pedir ni rogar por una salvación futura en otro Reino.

FALSA INGENUIDAD:

0:00
0:00