Tres tipos de millonarios

 

Mi padre decía que él conocía tres tipos de millonarios:

Los del show, que de pronto les cae un billete de la lotería o de un negocio coyuntural y se compran un auto lujoso, se cambian a una casotota en el mejor barrio y luego poco a poco se les acaba el escenario pasando a una vida decadente.

Los ricos aspiracionales, esos que se estresan endeudándose pagando todas las cuotas de los clubes donde no va ningún rico de verdad y farolean entre sí y se agitan por mantener el estatus, viviendo del crédito y la apariencia.

Y los terceros, los ricos de verdad, que son austeros, cuidan el centavo y no van al Club.

Por eso mi papá decía: “Monchito, nunca cambies tu círculo de clase media a la que puedes llevarle el ritmo, porque por vender apariencia te consumirás como ser y puedes terminar siendo un fantoche”.

 

FALSA INGENUIDAD:

0:00
0:00