Al Poco Tiempo

Antes que todo, fue la noche.
Un epigrama en llamas.

Las bestias formaron naciones.
Entre milenios ensordecedores nos carcomimos la infancia.

Sólo se salvará el olvido
porque fue lo que más se buscó con avidez.
A pesar de ese pesado peso,
los vivos no quieren apagar las luces
y se gastan todo lo florecido.


Nadie te explicará la causa,
mas el mundo está lleno de caudillos que,
al grito de ‘¡Compañero!’,
te gambetean.

Nadie te explicará la causa.
Te gobiernan con grandes olvidos
y te vuelven a pintar nuevas flores para el engaño.
¡Así se estruje la conciencia!
¡Aprende a oler al enemigo!


La vida es sólo un escenario
donde cada uno, desde su personaje,
seduce, edita, y actúa en favor de su canto.

Un escenario para impresionar,
porque cuando se actúa,
la palabra y el semblante son un misterio real.

 

Buenos Aires, 2015.

Explora cada epigrama:

0:00
0:00