Sólo Uno es Real

Sentarse, de vez en cuando a solas,
da una resplandencia solitaria
para recibir dictado de los dioses.
Escribir diarios e informes.
Esa iluminación nos enfrentará claramente
con el arte y el oficio de saber vivir,
alimentando la llama violeta del porvenir;
es para sostener cada quien su forma y fórmula
en esta creación divina llena de vacíos.

 

Buenos Aires, 2015

Explora cada epigrama:

0:00
0:00