Espeluznantes dirigentes

¿Cómo liberarnos de tanto trauma patrio?

Nos ofrecen tocar la piel del cielo
con impresionantes hadas,
y luego en el intento por subir al cielo propuesto, caemos.

“Zas”, y lo único que queda es el exceso de ciscos de hambre.

Abramos paréntesis: (qué bien pueblo ecuatoriano, disfrutemos todos de estos dirigentes espeluznantes).

NUEVAS TEMPESTADES – ÍNDICE:

0:00
0:00