La edad del hombre lujurioso

¿Quién nos garantizará el alimento en el futuro?

Redonda esta pregunta.

El hombre ha amargado las aguas,
ha pasado de la edad del bronce
a la edad del “hambre lujuriosa”,
atravesando todas las formas de soberbia.

Silencio y cruz,
exhaustas van las masas
no hay shaman que los limpie
de tanto empequeñecimiento humano
que al planeta podrá estallar.

Unos comen a la carta
y los otros comen migajas de esperanza.

Nuestra Madre Tierra está allí carcomida y erosionada.

¿Podemos reivindicarla, aunque la lujuria de sus hijos
la está haciendo colapsar?

La tierra tiene que ser cósmicamente sustentable,
de lo contrario; seguirá pariendo raquitismos monstruosos.

 

NUEVAS TEMPESTADES – ÍNDICE:

/ut_custom_shortcode]
0:00
0:00