Gula y tierra pobre

El Guayas se erosiona,
no hay tierra ni agua
que no esté contaminada,
se desliza la tierra barranco abajo.

¡Zas!

El agua se tiñe de limo y lujuria,
no habrá, al final,
más que tierra pobre,
en tanto; la gula y la avaricia
fecunda en el Guayas
su sutil visión social
y apretujado el montubio
ignora que su historia
está por terminar
por tan tremenda embestida
a su río y a su campo litoral.

NUEVAS TEMPESTADES – ÍNDICE:

0:00
0:00