Adhesión Contemporánea 

Tengo una invisible esperanza; la tengo como un inquietante murmullo.

Sigo esperando, que algún día, de los labios de nuestra dirigencia escuchemos cantos sinceros, y así; aprendan, que quien no vive para servir, no sirve para vivir.

DESAPARECERÉ:

 

0:00
0:00