Talento mortal

De verdad, vale sacrificar la vida en nombre de “Patria o Muerte”, o ese grito es una oscilación de una América Latina embaucada por la propaganda Castrista-Chavista de hombres que jamás darán la vida, sino que matarían a alguien para robarse la Patria toda.

Los nuevos filisteos gritan “Patria o Muerte”, como si la muerte fuera una función social, más la insurgencia para que tenga éxito requiere de mística, y el carácter de sus prohombres es estéticamente el prototipo del bocón tropical.

Fidel ha hecho vegetar a tres generaciones en sus horizontes estrechos, inflando el fantasma de la Patria ha gritado como un gruñón “Patria o Muerte”, con la máscara de su hipocresía socialista lo único que ha hecho es fundar un Capitalismo de Estado donde ellos y solo ellos son con toda maledicencia los propietarios del Poder, ya que se olvidaron que el pueblo cuando es verdaderamente libre no puede ser tan inferior en la jerarquía de una sociedad.

La alegoría socialista venezolana es otra hipocresía revestida de democracia. Ha sido una mentira maldiciente en la que Chávez miente con espontaneidad y hoy carentes de decencia quieren seguir gobernando, venerando al Dios-Estado que es de su propiedad.

Cuba y Venezuela, tienen que despertar de esa mediocridad cortesana, y adherirse a una lucha que destruya toda esa vanidad que tiene a los pueblos adormitados con el veneno de la demagógica “Patria o Muerte”.

Despierten y sepan que una Patria sana no exige muerte.

 

DESAPARECERÉ: