El poeta muere

Es tuyo mi cadáver,
más no mi pecado.

Esa es tu penalidad;
llevarte mi palabra y cangrejada.

En fin; todo es luz y sombra,
pero date cuenta:
“Yo me quedo con mi pecado”.

DÍAS HUNDIDOS:

0:00
0:00