Espejos y Juego de Palabras

Dicen que lo único que nos quedará es la palabra,
por ello, siempre seremos la penúltima palabra,
porque seguiremos buscando la palabra,
escribiendo a oscuras o entre luces y sombras
para honrar o denotar a nuestros dioses,
demonios, y sus múltiples cómplices.

Romperemos un millón de versos
y al mismo tiempo los restauraremos,
esa es la forma de estremecer el pensamiento
creando la indigencia o la máxima cumbre humana.

Averigüemos la distancia entre los libros y la vida,
entre la noche y el día, y entre la aurora y el zenit;
allí se encierra la palabra que hace nacer los sueños
y la realización humana, a través del Juego de Palabras.

 

DÍAS HUNDIDOS:

[/vc_section]
0:00
0:00