Mientras tanto

Recogeré tus ojos
para mi abismal deleite,
y cuando renazcamos
seguramente me los pondrás
a contra luz de tus pechos.

Al fin de cuentas,
solo soy un ángel fieramente humano
y un amante “Luciferino”.

 

DÍAS HUNDIDOS:

0:00
0:00