Por mucho que viaje

Los desvelos nocturnos empujan las pesadillas.

Llega la madrugada con su cruda luz,
el resto solo es un indeterminado mundo para vivir.

DÍAS HUNDIDOS:

[/vc_section]